Ridley Scott: "Kubrick se quedó pasmado con el revientapechos de 'Alien"

Cuando el autor de '2001' y 'El resplandor' te llama para preguntarte por los secretos de tu película, es que lo has hecho bien.
Ridley Scott: "Kubrick se quedó pasmado con el revientapechos de 'Alien"
Ridley Scott: "Kubrick se quedó pasmado con el revientapechos de 'Alien"

Cuando los directores de cine se dedican insultos, todos ponemos la oreja. Pero, cuando lo que intercambian son elogios, apenas nos enteramos… salvo que el elogiado sea Ridley Scott y quien le dispensa parabienes, nada menos que Stanley Kubrick. El director inglés, aún a la espera de que el coronavirus le permita terminar The Last Duelha recordado en una entrevista con Los Angeles Times (vía IndieWire) cómo el mítico cineasta se puso en contacto con él en 1979 para felicitarle por AlienMás concretamente, por la escena en la que el xenomorfo sale de las entrañas del pobre Kane (John Hurt).

"Recuerdo que Stanley Kubrick me llamó para decirme: '¿Cómo lo has hecho? He puesto la escena a cámara lenta y no puedo ver el corte", afirma Scott. "Yo se lo conté y él me dijo: Ok, lo tengo, y te ha funcionado".

Dada la fama estropajosa (injustificada, según sus amigos y familia) que arrastró Kubrick hasta su muerte en 1999, el hecho de que llamase a Scott para darle la enhorabuena puede impresionar. Pero impresiona aún más si recordamos que el Kubrick de entonces había dado ya a la pantalla Espartaco, 2001, La naranja mecánicaBarry Lyndon (y estaba en vísperas de estrenar El resplandor), mientras que Ridley Scott era un director publicitario venido a más que había obtenido cierta buena prensa con su debut Los duelistas (1977).

Por otra parte, si alguien quiere descubrir el truco que dejó tan pasmado a Kubrick, señalemos que Scott rodó la erupción del bichín ('revientapechos', en el argot de los fans) ocultando a Hurt de cuello para abajo en la mesa del comedor de la Nostromo, con su cabeza emergiendo de un falso torso de látex. Para colmo, el director procuró que el reparto (con Sigourney Weaver a la cabeza) no tuviera ni idea de cuándo iba a ponerse en marcha el efecto especial. Asimismo, rodó la escena con varias cámaras "porque una vez que hubiese sangre por todas partes del set no iba a haber manera de limpiarla". Que se lo digan a la pobre Veronica Cartwright, cuya cara de asco en la escena es rigurosamente real.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento