Logo del sitio

"Quiero una Lara Croft de 50 años"

"A los héroes se les permite envejecer, ¿por qué a ella no?". Rihanna Pratchett, guionista de la saga 'Tomb Raider', aprovecha el estreno del filme para hacer preguntas incómodas.
"Quiero una Lara Croft de 50 años"
"Quiero una Lara Croft de 50 años"

¿Pensabas que las mujeres lo llevaban crudo en el cine de Hollywood? Pues espérate a saber cómo lo pasan en el mundillo de los videojuegos mainstream. La guionista Rihanna Pratchett, que sabe cuatro cosas sobre el tema, podría explicarlo muy bien: hija del gran Terry Pratchett, esta escritora es una de las pocas figuras del ocio pixelado conocidas por su trabajo literario, siendo la responsable del reboot que, en 2013, convirtió a Lara Croft en la figura que conocemos ahora. Y ha aprovechado el estreno de Tomb Raider (la película) para preguntarse por qué a la arqueóloga aventurera se le niega el derecho a evolucionar como personaje... y a envejecer.

"Me gustaría escribir a una Lara de 50 y tantos años, curtida y agotada por el combate, porque eso es algo que sí vemos en los protagonistas masculinos", ha declarado Pratchett a Entertainment Weekly. La guionista cita casos como el de Solid Snake (el protagonista de Metal Gear, la saga creada por Hideo Kojima) que ha madurado prácticamente en tiempo real desde su debut en 1987. "A él se le ha permitido envejecer, y me encantaría ver eso en un personaje como Lara Croft", señala la guionista.

"Tal vez Lara incluso podría tomar como discípulo a otro personaje", añade Rihanna Pratchett, citando otros dos ejemplos ilustres: Booker (BioShock Infinite) Joel de The Last of Usese juego sin el que Logan no habría sido lo mismo. Con algo de retranca (de dónde le vendrá...), Pratchett define esto como "la papificación de los juegos". De hecho, se atreve a plantear algo que podría ser la última frontera para las heroínas de acción, sobre todo en los juegos: "Me gustaría ver a Lara como madre. ¿Cómo le iría? ¿De dónde sacaría el tiempo?". 

La guionista añade que las dificultades para caracterizar a los personajes femeninos en las historias de aventuras siguen siendo enormes ("Hay tantas cosas que podríamos hacer, tantas historias que podríamos contar, pero sólo estamos rascando la superficie"), pero no pierde la esperanza e incluso tiene algunas ideas en reserva. "El bebé podría llevar un arco pequeñito con sus flechas. ¡Sería monísimo!".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento