Cuando Schwarzenegger timó a Stallone

Hace unos años Stallone confesó que se embarcó en la impresentable '¡Alto! O mi madre dispara' tras caer en la jugarreta de un Schwarzenegger muy avispado.
Cuando Schwarzenegger timó a Stallone
Cuando Schwarzenegger timó a Stallone

Allá por 1992, la situación de Sylvester Stallone era un poco delicada. Tras Oscar ¡quita las manos!, su nefasto trabajo de 1991 dirigido por John Landis, 'Sly' tuvo la 'brillante' idea de embarcarse en un proyecto junto a Stelle Getty, la mismísima Sofia Petrillo de Las chicas de oro. 

El cataclismo resultante tuvo el título castellano de ¡Alto! O mi madre dispara, una comedia policíaca de juzgado de guardia que supuso un severo revés para la filmografía de Stallone.

Aunque todavía le quedaban grandes películas por protagonizar (Demolition Man, Copland), aquel filme con tan poco fuste le dejó claro al público que los días gloriosos de Rocky Rambo estaban ya muy lejos, y anunció un declive que se prolongaría hasta bien entrado el siglo XXI.

Felizmente superado el bache, Stallone pudo revelar que su participación en ¡Alto! O mi madre dispara se debió nada menos que a una jugarreta de Arnold Schwarzenegger.

Cuando Schwarzenegger timó a Stallone

Según afirmó el actor y director en una entrevista con Page Six, su relación con 'Arnie' no atravesaba su mejor momento a principios de los 90. Vamos, que Stallone se pasaba los días "queriendo estrangular" al cachas austríaco.

"Llegó un momento en el que dejamos de hablarnos, y ni siquiera podíamos estar juntos en la misma habitación", prosigue 'Sly', y explica las razones: "Los dos habíamos empezado a trabajar en la misma época -aunque yo llegué primero-, habíamos puesto de moda el género de acción, y éramos muy competitivos".

Resultaba, además, que Schwarzenegger había dado un inteligente volantazo a su trayectoria en 1990, probando sus aptitudes para la comedia en Poli de guardería, y daba la impresión de que sus futuros filmes irían en una línea menos violenta y más liviana. Celosillo él, Stallone empezó a buscar proyectos de la misma índole para mojarle la oreja a su rival...

"Y entonces me avisaron de que Arnold estaba interesado en protagonizar ¡Alto! O mi madredispara", prosigue Stallone. "En cuanto oí eso, dije que quería hacerla yo".

Pero 'Arnie' que no es nada tonto, sabía que dicho filme era un pestiño y estaba condenado al fracaso, de modo que hizo correr el rumor a sabiendas de que Stallone lo pagaría caro. "Me engañó totalmente: siempre ha sido muy avispado", remacha Stallone.

Con el paso del tiempo, 'Arnie' y 'Sly' acabaron haciendo buenas migas, emprendiendo negocios en común y rodando alguna que otra película bastante apreciable en comandita: además de las tres entregas de Los mercenarios, Plan de escape nos demostró que hacen buena pareja en lo dramático.

Cuando Schwarzenegger timó a Stallone

Ahora bien, si Stallone pensaba en 1992 que iba a poder hacerle sombra a Schwarzenegger como comediante, es que le patinaba un poco la neurona: una de sus películas peor acogidas hasta entonces había sido Rhinestone, la comedia que protagonizó junto a la cantante Dolly Parton en 1984. Por resumir la moraleja de esta historia: "si no sabes hacer reír, para qué te metes".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento