Logo del sitio

¿Qué pasa con los boicoteados Globos de Oro este año? Se entregarán sin estrellas, prensa ni alfombra roja

2022 marca el inicio de una nueva era para los Globos de Oro: el ostracismo de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood.
Los Globos de Oro no tienen quien los emita
Los Globos de Oro no tienen quien los emita
Cinemanía

Citando las palabras de Leonardo DiCaprio al final de No mires arriba: "Lo teníamos todo". Así puede sentirse la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) este año, la primera de 79 ediciones en la que sus premios de cine y televisión, los Globos de Oro, no serán la glamurosa fiesta distendida donde las celebrities van a pasárselo bien empinando el codo, sino un evento condenado a la crítica mediática y el ostracismo en la industria. 

Los Globos de Oro de 2022 tienen nominaciones de cine –incluidos Javier Bardem y Madres paralelas– y nominaciones de series, pero apenas algo más. La HFPA ha confirmado en un comunicado que los ganadores de su 79 edición se anunciarán el próximo domingo 9 de enero desde un acto en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles sin estrellas de Hollywood en el público, alfombra roja ni prensa acreditada para cubrir el evento.

La gala no se retransmitirá –el canal NBC, su hogar televisivo habitual, se desvinculó del asunto tras la oleada de denuncias por prácticas corruptas y falta de diversidad entre sus miembros que recibió la asociación el año pasado–, ni tendrá presentadores. Variety adelantó la noticia de que ningún nombre importante ha querido aceptar el trabajo, lo que certifica el boicot de la industria a unos premios cuya reputación ha tocado fondo en menos de un año.

Solo asistirán al acto un selecto grupo de miembros de la propia asociación e invitados de sus programas sociales, quienes para entrar en la sala tendrán que mostrar un certificado de vacunación completa contra la covid con dosis de refuerzo y una prueba PCR tomada en las 48 horas antes del acto.

Globos de Oro: del champán al ostracismo

La historia de los Globos de Oro está salpicada de polémicas y acusaciones de tratos de favor hacia determinadas producciones que habían tenido a bien agasajar a los contados miembros de la HFPA que decidían los destinatarios de unos premios que, sin embargo, conseguían una desproporcionada relevancia mediática para lo que representaban sus artífices.

Aunque el goteo de acusaciones no ha cesado a lo largo de las décadas, fue el año pasado cuando el pedestal de los Globos de Oro saltó por los aires. Un reportaje publicado en Los Angeles Times antes de la gala de la 78ª edición contó con el testimonio de miembros de la asociación dispuestos a criticar el comportamiento de la HFPA, su corrupción, tráfico de influencias y falta de ética en la asignación de premios, así como la galopante falta de diversidad entre sus integrantes.

Fue la mecha que prendió una dinamita de reacciones. La víspera de la gala, la agrupación Time's Up, que en otras ocasiones había denunciado discriminación y abusos en el mundo del cine, publicó una carta lamentando los trapos sucios de la asociación. Contaban con el apoyo de pesos pesados de Hollywood, que también empezaron a criticar a la HFPA por cuenta propia: J.J. Abrams, Kerry Washington, Scarlett Johansson, Mark Ruffalo...

Tom Cruise dio un golpe en la mesa devolviendo los tres Globos de Oro que había ganado a lo largo de su carrera. El boicot, al que también se sumaron plataformas como Netflix o Amazon Prime Video, estaba en marcha. Tras celebrar la gala envueltos en el escándalo, la junta directiva de la HFPA se comprometió a hacer autocrítica y trabajar en reformas. 

Para enmendar la falta de diversidad, la organización admitió nuevos miembros. También presentó unas nuevas normas de conducta que prohiben terminantemente a sus integrantes aceptar cualquier obsequio de las productoras o distribuidoras que pueda crear un conflicto de intereses al votar los premios. Sin embargo, la industria del cine y la televisión ha considerado insuficiente esta reforma, mal comunicada en plena refriega de dimisiones y cruces de acusaciones entre los miembros de la HFPA.

Significativamente, este año ningún estudio ni cadena han hecho campaña promocional de sus producciones ni antes ni después de las nominaciones. Está por ver cómo reaccionan los premiados tras conocerse los destinatarios de los galardones la noche del domingo. Los Globos de Oro ya han expresado la intención de, dadas las circunstancias, concentrar sus esfuerzos en lavar su imagen promocionando la financiación y apoyo que aporta la HFPA a diversos programas sociales durante el resto del año.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento