Por qué 'La red social' no debería ganar el Oscar

La película más aclamada del año no se libra de nuestros palos 'cinemaníacos': como prometimos, Mark Zuckerberg y su imperio se van a llevar la del pulpo antes de la gala. Por YAGO GARCÍA
Por qué 'La red social' no debería ganar el Oscar
Por qué 'La red social' no debería ganar el Oscar

Como bien sabéis, el lema de esta temporada en CINEMANÍA es "Los Oscar no llueven a gusto de todos". Ahora que se acerca la noche de las estatuillas doradas (el 27 de marzo) vuestra revista favorita recuerda que no hay película perfecta, y que los diez filmes más aclamados del año también tienen (como todos) puntos flacos que podrían privarles de su trofeo. Tras destronar a El discurso del rey, aporrear a The Fightery acribillar a Valor de ley, ahora nos ponemos la sudadera de nerd informático, repasamos la lista de final clubs de la Universidad de Harvard y tecleamos líneas de código con un objetivo claro: hackear La red social.

Si buscarle grietas a sus compañeras nominadas está siendo duro, tomarla con un peso pesado como el filme de David Fincherresulta sobrehumano: la película ha gustado mucho, y por buenas razones. No obstante, en CINEMANÍA no tememos ni a Mark Zuckerberg, así que aquí tenéis nuestros argumentos para privar de su Oscar a La red social. Y si tu máximo sueño es convertirte en un titán de Silicon Valley, no te sobrecargues y recuerda: aquí va a haber palos para todos...

the-social-network_512

1 .- ¿De verdad es tan revolucionaria?

Sin negarle los méritos al guionista Aaron Sorkin, asumamos un hecho cierto: realizar un filme para poner a parir a un magnate es una idea que dejó de ser innovadora cuando Orson Welles rodó Ciudadano Kane en 1941. Pero La red social no sólo adolece de falta de originalidad en su planteamiento, sino también en su desarrollo: comparada con la frialdad documental de Zodiac, o con el desparrame posmoderno de El club de la lucha, la película puntúa bajo en la lista de aportaciones de Fincher, quedándose en un buen ejercicio de montaje paralelo... Y poco más. David, tu puedes hacer cosas mejores.

zuckerberg_eisenberg_512

2 .- ¿Sátira o propaganda?

Repasa tus recuerdos de La red social, y piensa en esto: ¿Crees que alguien habrá cancelado su cuenta de Facebook tras ver este filme? Vale que el trabajo de Fincher (con una ayudita de Jesse Eisenberg y Andrew Garfield) pinta a Zuckerberg como Satanás, y que su visión acerca de las ideas que le llevaron a crear su emporio internauta no es nada positiva, pero... El caso es que, pese a su fama de ermitaño, el creador de Facebook es ahora más popular que nunca, sale en Saturday Night Livejunto al propio Jesse Eisenberg, y hace dos días -como quien dice- se entrevistaba con el mismísimo Barack Obama cual si de un jefe de estado se tratase. Puede que el magnate no esté nada contento con la visión que de él arroja la película, pero todo apunta a que ésta le ha hecho un enorme favor.

andrew_garfield_400

3 .- ¿Por qué no está nominado Andrew Garfield?

Pese a la avalancha de nominaciones (ocho) que le ha caído encima, La red social ha sido olvidada por la Academia en un aspecto crucial: Andrew Garfield se merecía una nominación al Mejor Actor de Reparto. Vale que sus oportunidades para competir con el Christian Bale de The Fighter son escasas, pero el actor británico desarrolla un trabajo ejemplar como percha de los golpes de su amigo Eisenberg. ¿Obedecerá todo a una conspiración del emporio Marvel, que se teme que una estatuilla elevase el caché de su nuevo Spiderman? ¿O será más bien un caso de miopía aguda?

jesse-eisenberg-mark-zuckerberg-justin-timberlake-the-social-network_500

4 .- ¿Cuenta el guión toda la verdad?

Desde que vimos esta película, las fotos de Mark Zuckerberg nos hacen preguntarnos qué siniestras tramas se ocultan tras esa pinta de inofensivo friki. Pero, las cosas como son, el guión de La red social está basado en Millonarios por accidente de Ben Mezrich, un libro-reportaje cuya veracidad ha sido gravemente cuestionada. Escrito como una novela de no-ficción, al estilo de Truman Capote y Norman Mailer, el libro no contó con las palabras de Zuckerberg ni de su ex socio Eduardo Saverin (Garfield en el filme), y muchos señalan que en él hay bastantes datos exagerados, o incluso inventados. La etiqueta de "basado en hechos reales" siempre es peligrosa, pero en este caso podría tratarse de una tomadura de pelo al espectador.

hormiguero_400

5 .- Jesse Eisenberg es un borde

Estamos de acuerdo en que Pablo Motos se pasó (y mucho) con las bromas a Andrew Garfield y Jesse Eisenberg cuando éstos acudieron a El hormiguero. Aún así, las posteriores declaraciones de Eisenberg sobre el tratamiento a las celebrities en la TV española fueron lo bastante ofensivas como para recomendar al actor que se muerda la lengua. Si el prota de La red social quiere contar con nuestro apoyo para el Oscar, tendrá que pasar por la siguiente prueba: volver al plató de Cuatro, e imitar a Will Smithcantando El torito guapo. Hasta entonces, que no nos mire a la cara.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento