POR FIN: Christopher Nolan explica 'Origen'

[SPOILERS] El director del 'blockbuster' más enigmático del año desvela la clave de su película: lo importante no es el cine, sino los videojuegos.
POR FIN: Christopher Nolan explica 'Origen'
POR FIN: Christopher Nolan explica 'Origen'

Juramos que Michael Caine no tiene nada que ver con esto. O tal vez sí... Porque Christopher Nolan, el director de Origen (y próximamente de The Dark Knight Rises), se ha cansado de que internet se llene con interpretaciones, explicaciones y bromas a costa de su enigmático blockbuster. Con una claridad poco frecuente en alguien tan reservado, Nolan ha revelado las claves de las aventuras de Leonardo DiCaprio, Ellen Page, Tom Hardy y compañía en el mundo de los sueños durante una entrevista con la publicación WiReD. ¿Estáis preparados para enfrentaros a la verdad?

Pues allá va: la clave para entender Origen son... los videojuegos. Según Nolan, quienes afirman que la odisea de Míster Cobb es una metáfora de la producción de una película andan más perdidos que el barco del arroz. "En un videojuego, el usuario puede transformarse en alguien totalmente diferente a quien es en la realidad", explica el autor de El caballero oscuro, lo cual se traduce en que el Leo que vemos en las secuencias oníricas y el que vemos en el mundo real son muy diferentes. "Era muy importante, por ejemplo, que Cobb no pareciera tan ágil cuando le vemos fuera del sueño. Durante la escena de la persecución en Mombasa, Leo hizo un gran trabajo cambiando ligeramente su lenguaje corporal. Claro que eso puede tener que ver con la forma en la que él se ve a sí mismo..."

¿Ya empezamos con los puntos suspensivos, Christopher? Pues sí, pero la cosa cambia cuando se refiere a otro de los puntos oscuros de Origen: los hijos del personaje de DiCaprio. ¿Significa su aparición al final del filme, como han señalado algunos, que Cobb sigue atrapado en el Limbo? "En absoluto", declara Nolan antes de hacerse un poco de automarketing: "En la versión Blu-ray, los espectadores podrán darle al pause y comprobar cosas como la edad de los críos", apunta.

Y dejamos lo mejor para el final: la maldita peonza del último plano de la película. ¿Se detiene el juguetito en off, o sigue girando indefinidamente? Pues, según Nolan, ni lo uno ni lo otro. El director comenta que "lo importante de la peonza, emocionalmente, no es que gire o que deje de girar, sino que DiCaprio deja de mirarla. Que no le importa".

Qué bonito y qué poético... Y qué mosqueante. "Siempre he creído que, si haces una película basada en la ambigüedad, necesita basarla en una interpretación sincera", prosigue el director. Y remacha: "La forma de hacer esta ambiguedad atractiva es partir de un punto de vista evidente, y después romperlo con la incapacidad del personaje para saber qué ocurre, y con la capacidad del público para identificarse con ese personaje".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento