"Pensaba que lo había matado de verdad": Sharon Stone recuerda su trauma al rodar la primera escena de sexo de 'Instinto básico'

"Estaba aterrorizada, desnuda y manchada de sangre falsa", ha señalado la actriz en sus memorias 'The Beauty of Living Twice'.
Sharon Stone en 'Instinto básico'
Sharon Stone en 'Instinto básico'
Cinemanía

Las memorias de Sharon Stone están dando de qué hablar estos días. Presiones para mantener relaciones sexuales con sus compañeros de reparto, advertencias de directores como Martin Scorsese sobre la industria de Hollywood o unos implantes mamarios más grandes sin su consentimiento son algunas de las historias que ha compartido la actriz de Instinto básico en The Beauty of Living Twice. 

La protagonista del cruce de piernas más conocido de la historia del cine también ha querido hablar sobre los conflictos con el filme de Paul Verhoeven, el cual hizo que saltara a la fama internacional. Ahora descubrimos que durante la sangrienta escena inicial de alcoba junto al actor Bill Cable, Stone llegó a pensar que había matado a su compañero de reparto.

"Durante el rodaje de la escena inicial del apuñalamiento en la película, hay un momento en el que cortamos y el actor no respondía. Él solo estaba tumbado allí, inconsciente. Yo entré en pánico, pensé que el picahielos retráctil había fallado y que lo había matado de verdad", confiesa Stone sobre esta divertida anécdota, que a la actriz no se lo pareció tanto en su momento. "La furia de la secuencia, con el director gritando '¡golpéalo más fuerte, más fuerte!' y 'más sangre, más sangre', mientras el chico debajo mí en la cama bombeaba más sangre falsa a través del pecho protésico me había debilitado. Me levanté, mareada, segura de que me desmayaría ".

Cable interpretaba en la película a Johnny Boz, un antiguo cantante de rock y propietario de un club de noche de San Francisco. Este había sido visto por última vez junto a su novia Catherine Tramell (Stone), una atractiva escritora de novelas de intriga. La trama de todo el filme giraría en torno a esta cruenta muerte y los apasionados encuentros de Tramell con el agente Nick Curran (Michael Douglas). 

Una escena repleta de ira

La rabia del propio personaje y de la situación en el set se había apoderado de la intérprete estadounidense, quien despertaba de su ensimismamiento asustada. "Parecía que había golpeado al actor tantas veces en el pecho que se había desmayado. Estaba aterrorizada, desnuda y manchada de sangre falsa. Parecía que no había una línea en la que no me pidieran que patinara hasta el borde para hacer esta película ".  Afortunadamente, todo quedó en un susto. Aunque la actriz recuerda el papel como la profundización de su 'lado más oscuro' y la fuente de sus 'peores pesadillas'.  

Stone dio lo mejor de sí para el icónico título de Verhoeven. Tanto es así que se sintió engañada cuando vio el resultado final del filme, donde se mostraban sus genitales sin su permiso. Casi 30 años después, Instinto básico continúa creando polémica.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento