Películas clásicas para gente que no ve películas clásicas

Menos de una cuarta parte de los millennials ha visto una película anterior a 1960… Pero es que es muy importante elegir el clásico adecuado.
Películas clásicas para gente que no ve películas clásicas
Películas clásicas para gente que no ve películas clásicas

Un estudio de hace tres años desveló que a los millennials les daba exactamente igual las películas clásicas. En datos se puede resumir en:

    Menos de una cuarta parte ha visto una película anterior a 1960

    Solo un tercio ha visto alguna película de la década de los 60

    El 30% admitía no haber visto una película en blanco y negro

    El 20% calificaba los clásicos como películas “aburridas”

    Sólo el 28% ha visto Casablanca.

    Sólo el 12% ha visto La ventana indiscreta.

    Esta encuesta muy poco científica y no desvela nada nuevo. Pero sí que duele un poco pensar que cada vez menos público va a disfrutar de películas tan absolutamente perfectas como, por ejemplo, la obra maestra de Hitchcock:

    Sin embargo, y al contrario de lo que parece ser la tesis del estudio, los millennials y las generaciones posteriores no son en absoluto contrarios a las virtudes del cine producido en la era dorada de Hollywood, en la época de sus padres y abuelos. El problema radica más bien en la inmensa variedad de contenidos con el que todos somos bombardeados cada día, cientos de películas y series están ahí, esperando a ser vistas, repartidas en una decena de plataformas de vídeo bajo demanda: Filmin, Netflix, HBO, Rakuten TV, Movistar, ahora Disney +, y las que faltan por llegar… ¡Quién no se va a sentir abrumado! De ahí los problemas constantes para elegir qué ver.

    Los millennials no necesitan ver películas clásicas. El cine, en su estado de cultura compartida, llega cuando las familias enteras se sentaban frente a la televisión a compartir una ingesta colectiva de películas viejas porque no tenían nada mejor que hacer. Y era maravilloso, pero el consumo ha cambiado radicalmente, la cultura se ha expandido, los consumidores también son creadores, así que es completamente lógico que los jóvenes no tengan tanto tiempo para ver películas, ya sabéis, viejas.

    Y lo que venimos a reivindicar aquí es que el lenguaje cinematográfico de los clásicos es imperecedero, eterno, bello y estimulante. Y es una pena que esa forma de arte, esa forma de ver el mundo y narrarlo, se pierda. Así que hemos elaborado una lista de clásicos insospechados, películas que no suelen salir en las listas de grandes clásicos pero que sin embargo son tan audaces, estimulantes y modernas en su concepción narrativa o técnica que las hace perfectas para ser disfrutadas por el público que hasta ahora haya renegado del cine clásico. Y, por supuesto, todas ellas están disponible en alguna plataforma de video bajo demanda.

    El moderno Sherlock Holmes (1924)

    Cuando escuchéis a alguien decir que no le gusta el cine mudo poned El moderno Sherlock Holmes. Técnicamente es espléndida aunque en términos de virtuosismo slapstick las hay mejores, de Keaton o de Chaplin, sin embargo narrativamente esta es la mejor. Un tipo que trabaja como proyeccionista de repente se encuentra dentro de la película que está proyectando. O sea, un tipo cuya aburrida vida no le estimula soñando despierto. La película trasciende su siglo y hoy sigue siendo una maravilla revolucionario y profunda. 100 años después este hecho es bastante increíble. 

    La puedes ver en... YouTube.

    El demonio de las armas (1950)

    Si cualquier director actual, podría ser Quentin Tarantino, Iñárritu o Fincher, rueda una secuencia como la de más arriba toda la crítica mojaría sus calzoncillos y sus bragas y el público, lo mismo. Este sencillo plano lo tiene todo, es bonito, te atrapa, hay suspense y ese ligero zoom final con la maliciosa sonrisa de Peggy Cummins se te pega a la memoria como una lapa. ¿Y el resto del filme? Un hombre y una mujer fatal obsesionados con las armas se dejan arrastrar por el mundo del crimen. ¿Quién necesita más?

    La puedes ver en… Filmin

    Ser o no ser (1942)

    Para cualquiera que piense que las películas antiguas son pesadas, o demasiado serias… Ser o no ser. Lubitsch demuestra que puede abordar un tema tan profundo como el nazismo de una manera hilarante e ingeniosa que se burla y ridiculiza las creencias nazis, algo que no está demás recordar hoy en día visto lo visto en el más actual clima político. Los gags son divertidísimos, el ritmo es acelerado y además presenta un personaje femenino impetuoso y fuerte interpretado por la fantástica Carole Lombard. ¿Has visto Jojo Rabbit y te ha gustado? Pues Ser o no ser es más ágil, menos edulcorada y mucho más graciosa. Y tiene casi 80 años.

    La puedes ver en… Filmin

    Rashomon (1950)

    Un crimen, cuatro versiones de la verdad. Si no te engancha esa frase del tráiler es que no tienes sangre en las venas.  Parásitos ha sido el resorte que ha provocado que medio planeta se interesara de repente por el cine coreano, Rashomon hizo exactamente lo mismo con el cine japonés. Pero además, sin Rashomon, clásicos contemporáneos como Reservoir Dogs, Sospechosos habituales u Ojos de serpiente, por poner tres ejemplos, existirían tal cual las conocemos hoy. Rashomon rompe con la tradicional narración omnisciente y cuenta un crimen desde cuatro puntos de vista distintos. Y además de ser una película con una capacidad extraordinaria de enganchar al espectador, también es estéticamente preciosa. Como curiosidad, la primera vez que se enfocó con una cámara de cine directamente al sol fue en esta cinta.

    La puedes ver en… Filmin

    El conformista (1970)

    A los diez minutos de película aún no sabes exactamente de qué va, pero estás totalmente enganchado al ambiguo personaje de Jean-Louis Trintignant. Bertolucci juega con el espectador componiendo el carácter de un tipo siniestro, reprimido y repleto de traumas a través de flashback que el espectador tendrá que ir uniendo en su cabeza. Un juego cinematográfico de una hipnótica puesta en escena, muchísima tensión, ironía y por supuesto una buena dosis de erotismo para desmenuzar el abrazo de un psicópata con el totalitarismo en la época de Mussolini.

    La puedes ver en… Amazon Prime

    Historias de Filadelfia (1940)

    No hace falta decir mucho más de lo que se comenta en este maravilloso vídeo de TCM. Es una película en blanco y negro pero está llena de colores. Perdonad la horterada pero la única forma de describir la belleza es siendo hortera.Tiene tres leyendas inconmensurable de la pantalla: Katharine Hepburn, Cary Grant y Jimmy Stewart; tiene diálogos de velocidad endiablada, es encantadora y tremendamente divertida. Si te gustan las comedias románticas deberías ver Historias de Filadelfia porque es, sencillamente, la mejor.

    La puedes ver en... Apple y Google Play

    Banda aparte (1964)

    No creo que haya escenas que molen tanto como la escena del baile de Banda aparte. Quieres ser ellos, quieres estar en ese bar, quieres escuchar esa música, quieres hablar francés, quieres que tu vida la narre esa voz en off. Probablemente sea la película de Godard con más atmósfera, pero lo más importante es que es la más entretenida de toda su filmografía. Una película con la que definitivamente uno se enamora del cine.

    La puedes ver en… Amazon Prime o Filmin

    A vida o muerte (1946) 

    Su transiciones del blanco y negro al tecnicolor siguen siendo deslumbrantes y además tiene uno de los argumentos más audaces del cine británico. Un aviador a punto de estrellarse se enamora de la voz femenina que le contesta a su mensaje de socorro. Parece que se ha salvado, pero un enviado del más allá le notifica que está entre la vida y la muerte y que si quiere vivir deberá defender su caso ante un tribunal celestial. Mientras tanto un equipo de médicos lucha en el quirófano para curarle una lesión en el cerebro. Una película vanguardista, extravagante y tan buena que es imposible que no le guste a todo el mundo. 

    La puedes ver en… Filmin

    El hombre que mató a Liberty Balance (1962)

    El western crepuscular más importante de la historia es también el más romántico, el más atormentado, el que tiene más matices y el que por primera vez transgrede los códigos de su propio género. Pero a parte de todas estas peroratas pseudo intelectuales basta con sentarse a mirar el rostro de John Wayne. La palabra leyenda existe para describir a Tom Doniphon, su personaje. Imposible que a uno no se le pongan los pelos de punta con el final de esta película.

    La puedes ver en… Rakuten TV

    TODA LA FILMOGRAFÍA DE BILLY WILDER

    A parte de toda esta lista de clásicos y de muchos otros que faltarán, cualquier película de Billy Wilder: El apartamento, Con faldas y a lo loco, Perdición, El crepúsculo de los dioses… Cualquiera de ellas es una elección perfecta para que el espectador se enganche al tono, el ritmo y todas las virtudes del cine clásico. Wilder tenía un mandamiento, no aburrir, y nunca lo incumplio. El mejor y más ágil guionista de la historia y el más audaz de los directores es también una de las personalidades con más mala baba de la historia de cualquier arte.

    Podéis ver gran parte de ella en (cómo no)... Filmin

    Mostrar comentarios

    Códigos Descuento