Paul Haggis: "Crash' no se merecía el Oscar"

Diez años después de birlarle la estatuilla a 'Brokeback Mountain', el director y guionista reconoce que su película no era para tanto.
Paul Haggis: "Crash' no se merecía el Oscar"
Paul Haggis: "Crash' no se merecía el Oscar"

Si eres director de cine, llevarte un Oscar a la Mejor Película debe ser un subidón. Ahora bien: constatar cómo, con los años, tu filme ganador pasa a ser conocido como 'la película que le birló su estatuilla a Brokeback Mountain', pues como que no lo debe ser tanto. Parece que Paul Haggis es consciente de ello y, ahora que la victoria de su Crash en los Premios de la Academia cumple una década, ha cantado una mediana palinodia en una entrevista con HitFixEl director y guionista, reconoce, básicamente, que él no hubiera votado por su propio filme si le hubiera correspondido hacerlo como académico, y que tal vez la película desmerezca con el paso de los años frente a otros títulos que compitieron en la misma gala.

Tras explicar que su película pretendía provocar la reacción del público de EE UU jugando con estereotipos raciales, Haggis lanza una pregunta retórica: "¿Era [Crash] la mejor película del año?", se pregunta Haggis. Y se responde a sí mismo: "Yo creo que no. Aquel año hubo grandes películas: Buenas noches y buena suerte, formidable. Truman Capote, una película tremenda. Brokeback Mountain, de Ang Lee, muy buena. Y el Munich de Spielberg. ¡Menudo año, por favor!". Así las cosas, el cineasta se va por peteneras: "Por algún motivo, Crash afectaba al público, lo conmovía. Y a esas otras películas [que competían para el Oscar] no las puedes juzgar de esa manera. Me encanta tener los Oscar, son preciosos, pero no me preguntes cuál era la mejor película del año porque yo no hubiese votado por Crash si la hubiera comparado con el nivel artístico de los otros filmes".

La respuesta de Haggis esquiva un tema crucial: aquella suposición, que circuló mucho tras los Oscar de 2005, según la cual Crash habría sido la excusa para vehicular la homofobia de unos académicos que en absoluto iban a votar por el romance entre Jake Gyllenhaal Heath Ledger (en Brokeback Mountain) o por el biopic de un personaje tan turbio moralmente como declaradamente homosexual (en Truman Capote). ¿Por qué, a su juicio, acabó llevándose su filme el premio gordo si él mismo piensa que no lo merecía? Pues por su impacto emocional: "[Crash] fue la película que más conmovió a la gente aquel año. Así que creo que por eso la votaron, porque les conmovió. Y estoy muy orgulloso del hecho de que Crash conmueva: hay gente que sigue diciéndome 'esa película cambió mi vida". 

Haggis asegura que ese comentario le ha llegado "docenas y docenas y docenas de veces", y se da por satisfecho con eso. "[La película] hizo su trabajo. Quiero decir, yo sabía que lo que quería hacer era un experimento social, así que creo que funcionó. ¿Si es una gran película? Eso no lo sé". Más allá del tono de excusa que puedan traslucir estas últimas palabras, la solución a la última pregunta de Haggis es sencilla: sólo hay que ver cómo aguanta el paso del tiempo Crash en comparación con sus competidoras de aquella noche.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento