¿Para qué sirve un festival de cine?

Nuestro paso por Abycine Lanza, el primer mercado de cine independiente del festival manchego, responde a la pregunta
¿Para qué sirve un festival de cine?
¿Para qué sirve un festival de cine?

Hay un hombre en pantalones cortos plateados y camiseta de Mi pequeño Pony bailando las Spice Girls sobre el escenario de la sala Caribou. Entre el público, una multitud difusa y variopinta –desde Arturo Valls a la cupletista Julia de Castro, pasando por el crítico Jordi Costa, el cortometrajista de prestigio Chema García Ibarra, la actriz Natalia de Molina o yo misma– lo damos todo en la pista de baile. Puede que sean las cuatro o las cinco de la mañana aunque nadie sabe muy bien la hora que es ni parece demasiado relevante. Como suele ocurrir en la ya totémica pinchada de Esnórquel Dj la segunda noche del Festival de Cine internacional de Albacete lo importante es la contagiosa euforia resultante de que, un año más, esté teniendo lugar Abycine. Pero, un momento. Que alguien pare la música y congele la imagen como si esto fuese el final de Los 400 golpes. ¿Qué estamos haciendo toda esta gente en Albacete? ¿Para qué hemos venido a Abycine? ¿Para qué sirven festivales como este? Aquí van algunas respuestas:

Para hacer industria.

Flashback al viernes 21 de octubre a las 10 de la mañana. Entro a una sala de actos en la Casa de la Cultura José Saramago, en la que Elías Siminiani (Mapa) ultima el pitching de su nuevo proyecto documental, Apuntes para una película de atracos. Cuando los ojos se me acostumbran a la penumbra de la sala atisbo entre el público a TODO (bueno, casi todo) el cine indie español, desde Víctor Moreno (Edificio España) a Miguel Llansó (Crumbs), pasando por Luis López Carrasco (El futuro). Más tarde, paseando por Albacete, comprobaré que, efectivamente, la ciudad ha sido invadida por el “otro cine español". ¿Y a qué se debe esta densidad autoral? La respuesta es Abycine Lanza,una propuesta que nace del empeño personal de José Manuel Zamora,director de Abycine, convencido de que Albacete puede convertirse en el epicentro de la industria de cine independiente. "Ha funcionado muy bien el  incentivo de dos premios de 15.000 euros en forma de coproducción de Castilla-La Mancha Media para dos de los proyectos presentados", cuenta Zamora. De las siguientes ediciones espera que acudan también productores, distribuidores y agentes de venta. Es fundamental para el éxito de una iniciativa tan ilusionante como la de este mercado del audiovisual independiente que estos agentes entren al juego en las próximas ediciones.

elfuturo02

Para compartir problemas comunes e intentar encontrar soluciones.

Por ejemplo, la piratería, como recalcó el distribuidor Iván Barredo en la charla sobre comunicación y marketing de cine independiente que tuvo lugar el mediodía del viernes 21 y en la que también presentaron sus casos Carlos Ríos (distribuidor y director del Festival Internacional de Cine de Autor de Barcelona –D’A), Jordi Costa o el productor mexicano Carlos Sosa. Pocos apoyos institucionales, limitados espacios de exhibición y un desinterés cada vez más preocupante del público fueron algunos de los problemas que los distribuidores independientes, cuyas películas cada vez dependen más de los circuitos culturales (filmotecas, festivales, asociaciones, cine-clubs…), sacaron a colación.

Para escuchar a los que saben.

A Mercedes Martínez-Abarca, del Festival de Rotterdam o a Isona Admetlla, del World Cinema Fund de la Berlinale, que nos enseñaron a hacer un buen pitching. A Jonás Trueba, premio Abycine joven 2016, que impartió un taller creativo. O al panel de expertos en financiación de proyectos que nos explicaron cómo levantar una película independiente a través de una SGR o de la banca ética.

2016-10-22 LOS DEL TUNEL (1)

Para crear una parroquia de cinéfilos.

“Para intentar construir una especie de cinefilia, realizando casi una labor pedagógica”, como explicó Jordi Costa, estrecho colaborador del festival desde sus comienzos en los años 90, cuando el cine-club que organizaba José Manuel Zamora se les fue de las manos gracias a aquella presentación con público que Fele Martínez hizo de Los amantes del círculo polar. Una labor esta que, a medida que la televisión pública ha abandonado el cine de autor y que las capitales de provincia han ido desterrando sus salas a los centros comerciales, es, cada vez, más imprescindible. Como nos contó aquel paisano de Albacete en la cola de entrada al Auditorio Municipal, donde se proyectaba Neruda, en su momento se había quedado con las ganas de ver Tarde para la ira, porque no la proyectaban en la ciudad, falta aquella que estaba supliendo felizmente con una sesión doble Neruda-Los del túnel gracias al festival. No es extraño, por tanto, que Abycine crezca en un 20% de público todos los años. “Es fundamental para dinamizar la ciudad –explica Zamora–, generamos la figura del cinéfilo ocasional y nos convertimos en un valor fundamental para educar la mirada”.

Para recuperar filmografías.

Como ha hecho Abycine con la de José María Berzosa, cineasta albaceteño exiliado en París, cuyas modernísimas películas Rouge Greco Rouge (1972), Mourir sage et vivre fou (Don Quichotte), y, Zurbarán : la vie de moine et l ’ amour des chosas se pueden ver a lo largo de la semana en el festival.

berzosa_greco

Para descubrir joyas cinematográficas antes que nadie.

Como Los del túnel, que tuvo su estreno mundial en Albacete para que los allí presentes fuésemos los primeros en reivindicarla. Algo parecido a lo que en su día sucedió con Diamond Flash, antes de que Carlos Vermut se convirtiese en el autor indie número 1 con Magical Girl, Los del túnel debería salir de la decimoctava edición de Abycine como una de las joyas del año. Producida y protagonizada por Arturo Valls, Los del túnel es una inteligentísima comedia coral que apuesta por la diversión sin renunciar al ingenio. Con un guión azconiano y una esencia netamente española, la película de Juan Maidagán y Pepón Montero, guionistas de Camera Café, consigue lo que hace mucho que no lograba una comedia española: innovar. Un tanto que se apunta también el festival.

14484557416135

Para lanzar el talento en corto.

Aunque cada vez es más estrecha la distancia entre el corto y el largo low cost, los cortometrajes siguen siendo para muchos cineastas la manera de meter la cabeza en el mundo del cine, un circuito dentro del cual Abycine es ya un referente programando cortos como La disco resplandece, flamante encargo turco a Chema García Ibarra que decidió contar las relaciones entre Armenia y Turquía a través de la querencia por el botellón y los polígonos de cinco chavales alicantinos.

Para iniciar a los más pequeños en el audiovisual.

En eso consiste Abycinitos & Mi primer Abycine, la sección de Abycine pensada para los más cinéfilos más pequeños.

Abycine se celebra entre los días 21 y 30 de octubre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento