Palabra de Neil Armstrong: no hay 'Transformers' en la luna

El viaje del Apolo XI fue un gran paso para la humanidad... Pero de robots gigantes, ni flores: el primer astronauta que pisó la luna la toma con la nueva de Michael Bay.
Palabra de Neil Armstrong: no hay 'Transformers' en la luna
Palabra de Neil Armstrong: no hay 'Transformers' en la luna

Muchas teorías corren sobre el viaje del Apolo XI a la luna en 1969, entre ellas que todo fue un timo de la NASA filmado por Stanley Kubrick. Pero, como comprobarás gracias al tráiler de Transformers: Dark of the Moon, Michael Bay sabe la verdad: el paseo lunar de Neil Armstrong y Buzz Aldrin tuvo por objeto buscar robots gigantes.

¿Disparatado? Puede ser. Pero lo bastante popular como para que Armstrong, el primero de los astronautas en poner pie en nuestro satélite, se haya molestado en desmentirlo. Cuando, animado por el tráiler, un locutor de la estadounidense National Public Radio (NPR) se preguntó por qué, en su paseo lunar, Armstrong y su compañero Aldrin sólo recorrieron unos pocos kilómetros (menos de los que un jugador de béisbol necesita para una home run), el veterano astronauta le replicó con un kilométrico documento que podéis leer aquí (en inglés). Siempre respetuoso con los pioneros del viaje espacial, el equipo de CINEMANÍA lo traduce y resume para tu conveniencia.

Para empezar, insiste Armstrong, darse un garbeo por la luna no es ninguna bicoca: "Estábamos a más de 200 grados fahrenheit y con una gravedad equivalente a un sexto de la terrestre", comenta. Lo cual, por supuesto, no permite paseos largos. "Sólo nos permitieron estar fuera del módulo lunar durante dos horas y media, para evitar que muriésemos por hipertermia, o de hambre y sed", precisa antes de indicar que, efectivamente, había un poder oscuro reteniéndoles a él y a su compañero cerca de su vehículo de aterrizaje: la televisión. Porque el viaje del Apolo XI estuvo constantemente monitorizado por cámaras de TV, y según explica Armstrong, él y su compañero no podían alejarse del alcance de los receptores que, desde la Tierra, captaban sus transmisiones. Eso sí, si por él fuera, no hubiesen parado hasta llegar a la cara oculta del satélite: "Creo que el riesgo hubiese merecido la pena", afirma el astronauta.

Por otra parte, señala Armstrong, hay otra razón por la que Bay ha exagerado el recorrido de su expedición. Y es que el trabajo de astronauta es muy trabajoso: "Teníamos experimentos que hacer, muestras que recolectar y fotografías que tomar: trabajábamos contra reloj, y disponíamos del tiempo justo antes de volver a la Tierra". Con ese plan, cualquiera se pone a buscar a Optimus Prime o a los Decepticons por entre los cráteres...

Mostrar comentarios

Códigos Descuento