"Ofensiva" e "insultante": Oleada de críticas contra 'The Prom' por la interpretación de James Corden

Los críticos anglosajones arremeten contra el musical de Ryan Murphy por el trabajo del actor y presentador, al que acusan de interpretar una caricatura homófoba.
James Corden en 'The Prom'.
James Corden en 'The Prom'.
Cinemanía

En una entrevista para The Times, Viggo Mortensenha abordado las dudas sobre si un actor heterosexual puede interpretar a un personaje gay. Y, justo a la vez, el caso de Jame Corden en The Promplantea otra pregunta: cómo debe interpretarlo. Con su trabajo en el musical de Ryan Murphy para Netflix, el actor y presentador ha atraído los ataques de muchos críticos estadounidenses que acusan a su interpretación de ofensiva e innecesariamente caricaturesca.

En la cinta, James Corden da vida a Barry Glickman, un actor de Broadway con tanto ego como pluma. Y, si bien ese mismo rol le granjeó a Brooks Ashmanskas una nominación al Tony por interpretarlo en Broadway, parece que el presentador de Carpool Karaoke no va a llevarse ningún premio por interpretarlo en VOD. Los reproches, en cambio, son otro cantar.  

IndeWire, que ha recogido muchas de estas reacciones, destaca por ejemplo la de Samuel Spencer para Newsweek. "El personaje quedaría como un estereotipo en una sitcom de los 80, y aquí es ofensivo", señala este crítico. Quien, además, mete el dedo en la llaga que yace al fondo de este asunto: en el Hollywood de hoy, un actor abiertamente gay lo tiene muy difícil para conseguir buenos trabajos para el cine mainstream.

Entre dichos actores gays y con experiencia en el musical, Spencer menciona a Titus Burgess (Unbreakable Kimmy Schmidt) y Nathan Lane. Y, en The Hollywood Reporter, David Rooney señala que Lane habría sido una buena elección para el papel. "Tal vez consciente del campo de minas en el que se mete un actor hetero interpretando a un estereotipo de gay amanerado, Corden encarna los tópicos sin la alegría. Es una interpretación plana sin mucho corazón", indica. 

Las demás firmas que se suman a esta lapidación son muchas y muy variadas, pero algunas destacan por su virulencia. Por ejemplo, Richard Lawson (Vanity Fair) considera "insultante" el trabajo de Corden. Según opina, esta interpretación "sin un atisbo de verdad" invita a tomar medidas extremas: "Ningún actor hetero debería interpretar a un hombre gay hasta que los pecados de The Prom hayan sido expiados adecuadamente". 

El veredicto de Jesse Hasenger (de The AV Club y Polygon) luce una ironía aún más cortante. "Yo pensaba que uno podía permitirle a un actor hetero interpretar a un hombre gay en según qué circunstancias. Ahora estoy dispuesto a negarlo como sea si eso implica negarle a James Corden un solo papel más". 

Con un 78% de opiniones positivas en Rotten Tomatoes, además de la presencia en el reparto de Meryl Streep, Nicole Kidman y muchos actores jóvenes LGBT, The Prom corre poco riesgo de ser boicoteada o 'cancelada'. Aun así, estas críticas deberían hacer recapacitar tanto a Murphy (un presunto abogado de las disidencias sexuales y de género en cine y TV) como al conjunto de Hollywood: si se discrimina a una minoría en el mundo real para, además, retratarla sin sensibilidad en la ficción, no es extraño que acaben lloviendo piedras. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento