Logo del sitio

‘No mires arriba’: La escena que DiCaprio, Lawrence y Streep improvisaron durante 16 minutos

La película de Adam McKay para Netflix cuenta con un reparto de campanillas.
Jennifer Lawrence y Leonardo DiCaprio en 'No mires arriba'
Jennifer Lawrence y Leonardo DiCaprio en 'No mires arriba'
Netflix
Netflix ha publicado un avance oficial de la comedia plagada de estrellas de Adam McKay.

El regreso de Adam McKay a la comedia pura tras las sátiras políticas que supusieron La gran apuesta y El vicio del poder no podría llegar en mejor compañía. Amparándose en el talonario de Netflix, No mires arriba destaca entre la última remesa de estrenos del año por un reparto deslumbrante, a saber: Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence como hilos conductores de la trama, seguidos de Meryl Streep, Jonah Hill, Ariana Grande, Timothée Chalamet, Cate Blanchett, Tyler Perry o Ron Perlman. El film describe los esfuerzos de dos astrónomos (DiCaprio y Lawrence) por alertar al mundo de su destrucción inminente a manos de un cometa letal, enfrentándose a un interés mediático por ocultarlo que McKay desarrollará con su habitual mala baba.

No mires arriba publicó ayer su tráiler definitivo, luego de que durante el TUDUM 2021 Netflix lanzara un primer avance centrado en el que apunta a ser uno de los momentos cumbre de la película. Este constituía la visita de los astrónomos a la Casa Blanca, entrevistándose con la presidenta de los EE.UU. (Streep) en compañía del jefe de gabinete (Hill) y de un representante de la NASA (Rob Morgan). Pues bien, resulta que dicha escena parte de una planificación muy elaborada, fruto del empeño de McKay en dejar improvisar a los actores. Según le ha contado a Deadline, el diálogo en el Despacho Oval necesitó dos días para ser rodado por completo, y en su primera versión duraba 16 minutos.

“Este grupo de personas no podría haber sido más feliz de estar en este falso Despacho Oval, haciendo esa escena. Riendo, improvisando”, explica el firmante de El reportero: La leyenda de Ron Burgundy. “Casi se sentían un poco intimidados por Meryl Streep porque es posiblemente la mejor actriz de la historia, y descubrimos que es una delicia con esa gran risa generosa, que puede improvisar todo el día. Jonah Hill también es un gran improvisador, y eso inspiró a Jen y a Leo a lanzar cosas, y también a Rob Morgan”. El set estuvo habitado por tres ganadores del Oscar (DiCaprio, Lawrence y Streep) y un cómico nato (Hill), de forma que el resultado tenía que ser forzosamente espectacular.

“Rodamos esa escena durante dos días y el primer corte duraba 16 minutos. No me cansaba de verlo”, prosigue McKay. “El problema es que no puedes tener una escena al inicio de la película de 16 minutos, en la que prácticamente no pasa nada. Hank Crowin, uno de los grandes editores del cine, lo convirtió en una pieza de baile a lo Fred Astaire. Mostré el primer corte a esa gente, esos 16 minutos con los mejores actores y editado por un gran montador, y todo el mundo pensó que podrían haber visto otros cinco minutos, pero tuvimos que reducirlo para el corte final”. Pese a estos recortes, DiCaprio está encantado con el resultado de la escena, luego de atreverse a salir de su zona de confort.

“Adam nos dio una interesante oportunidad de probar cualquier cosa. Y así, de buenas a primeras, Jen y yo desarrollamos realmente nuestros personajes ante la cámara. Se hizo a través de un montón de improvisaciones”, explica el actor. “Fue genial trabajar junto a un talento tan increíble”. No mires arriba se estrenará en Netflix el 24 de diciembre luego de pasar por cines el día 10 del mismo mes.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento