"¡No mato a nadie y eso que soy Terminator!", el disgusto de Schwarzenegger con el guion de 'Terminator 2'

James Cameron ha explicado que el actor, al inicio, no se mostró muy conforme con su papel en la secuela de 'Terminator'.
Schwarzenegger en una escena de 'Terminator 2'
Schwarzenegger en una escena de 'Terminator 2'
20th Century Studios

¿Cómo iba a funcionar una historia así? se preguntaba por entonces Arnold Schwarzenegger cuando leyó el guion de Terminador 2 que le había entregado James Cameron. El público, y sobre todo sus fans, esperaban de él, todo un icono del cine de acción, que su personaje aparte de dar y recibir golpes a diestro y siniestro se cargara a unos cuantos malotes por el camino. Pero, claro, en T2 solo había un villano, y este era el indestructible y líquido T-1000 que interpretó Robert Patrick.

Coincidiendo con el 30º aniversario del estreno de la famosa segunda entrega de la saga, y la más cara y taquillera de toda la franquicia, el 3 de julio de 1991 en los cines norteamericanos, su director está siendo objeto de varias entrevistas y revelando además jugosas anécdotas. Una de ellas la ha contado el mismo Cameron en el transcurso de una charla con el medio The Ringer y recogida vía ComicBook.

El cineasta recuerda que durante una conversación con la que iba a ser la estrella de su próxima película, Schwarzie naturalmente, este se mostró desconcertado e inquieto con un guion que no le ofrecía la posibilidad de demostrar todas sus habilidades, digamos, de aniquilación. “Me di cuenta de que había algo que le molestaba. En ese momento ya éramos colegas. Después de rodar Terminator íbamos juntos en moto. Y me dijo: ‘Jim, tengo un gran problema con el guion’. A lo que yo le pregunté, 'Bien, ¿y qué es?’ Y respondió: ‘no mato a nadie’. Le dije: ‘lo sé. Nunca lo verán venir. Nadie lo adivinará’. Y me respondió, ‘lo sé, pero una cosa es la sorpresa. Otra es que no mate a nadie siendo Terminator’".

Esto ocurrió con ambos sentados en alguna terraza de Cannes y con la gente que les rodeaba mirando. Así que Cameron intentó tranquilizarlo justificando las razones. Aún así, Arnie no terminó nada convencido: ""Lo sé, pero todo el mundo sabe que yo pateo la puerta y disparo a todo el mundo. Eso es lo que hago", le replicó el actor.

Y así era. Títulos anteriores y de gran éxito como Comando, Perseguido, Depredador, Danko: calor rojo o Desafío total daban buena fe de ello. Sin embargo, pese a los recelos de Schwarzenegger, Terminator 2 no solo acabó convirtiéndose en un título icónico sino también en un impresionante taquillazo, ingresando 519 millones de dólares en cines (cinco veces su presupuesto, de cien millones, y que ya era de récord para la época) convirtiéndose en la quinta película más taquillera de la historia hasta ese momento, solo por debajo de E.T. El extraterrestre (792,9), Star Wars (650,9), El imperio contraataca (538,4) y Solo en casa (533,8). 

¿Quieres recibir todos los viernes en tu correo las mejores recomendaciones de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento