Netflix en aprietos: frena el ritmo de suscripciones y cae en bolsa

La plataforma de Reed Hastings obtiene dos millones menos de suscriptores de los previstos para el primer trimestre del año. 
Netflix
Netflix
Cinemanía

Las consecuencias del posible fin de la pandemia y del arriesgado modelo de negocio de Netflix han provocado un terremoto en la compañía. El servicio de streaming no ha cumplido las expectativas previstas para el primer trimestre de 2021, que estimaban un crecimiento de 6 millones de suscriptores. En lo que va de año, el streamer habría crecido 3,98 millones a nivel global, dos menos de lo esperado. La noticia sobre estas cifras no ha sentado muy bien en la comunidad económica, provocando una caída del más del 10% en sus acciones en bolsa. 

La plataforma de Reed Hastings obtenía en 2020 hasta 15,8 millones de nuevos suscriptores, superando la cifra esperada de un crecimiento de 7 millones. Desgraciadamente para muchos, pero afortunadamente para otros tantos, los servicios de streaming experimentaron un crecimiento sinigual, ligado a los confinamientos que la población mundial sufrió a partir de marzo. Algo que mantenía pegado a la pantalla a sus suscriptores, en la búsqueda de contenidos que hicieran olvidar la horrible ficción que estábamos viviendo en el mundo real.

En la actualidad, Netflix cuenta con 208 millones de abonados. Una cifra nada despreciable. De hecho, sus beneficios este año habrían alcanzado los 1.707 millones de dólares y la compañía habría generado un flujo de caja libre de 692 millones de dólares durante el trimestre. 

Sin embargo, se trata del incremento más débil de la plataforma desde 2013, cuando añadieron hasta 3 millones de suscriptores. La compañía culpa de este hecho a la pandemia de coronavirus que incrementó el consumo de los espectadores, pero en ningún caso a la fuerte irrupción de los catálogos de HBO, Amazon Prime Video o Disney+. "Realmente se reduce a Covid", señalaba Spencer Neumann, director financiero de la empresa. ¿Mera realidad o falta de humildad? 

Series como Los BridgertonCobra Kai  o Lupin conseguían convertirse en algunas de las ficciones clave en el crecimiento de Netflix, que se quedaba sin grandes lanzamientos estos meses. Los catálogos de las plataformas se han visto considerablemente mermados debido a su gran apuesta por el estreno de las grandes producciones durante los confinamientos. Esto habría provocado una sequía de contenidos en el primer trimestre de este año, debido a la paralización de los rodajes

No habría sido el único problema en el sistema económico de Netflix. La plataforma ha basado su modelo de negocio siempre en unas altas inversiones en la producción de películas, series y documentales sin saldar su deuda, que aún no ha conseguido paliar con su alta cifra de suscriptores. Pese a los beneficios, la compañía aún no consigue solucionar esta cuestión. Unos números rojos que han puesto contra las cuerdas en varias ocasiones a Netflix. 

Por el momento, la plataforma tiene el foco puesto en Europa, uno de los grandes mercados responsables de su crecimiento, y en el próximo lanzamiento de las siguientes temporadas de La casa de papel, The Witcher, You o Sex Education.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento