Natalie Portman destaca que Mike Nichols fue "el único mentor masculino sin rastro de baboseo" de su juventud

"Quería taparme el culo incluso más que mi propio padre", dijo la actriz sobre su colaboración en 'Closer'. Una nueva biografía recuerda su relación.
Natalie Portman en 2002
Natalie Portman en 2002
Nicolas Khayat / ABACA

Cuando tenía 19 años, Natalie Portman podía considerarse ya casi una actriz veterana de Hollywood. Llevaba saliendo en películas desde los 13, cuando Luc Besson la puso en el centro de El profesional (Léon) (1994); de ahí pasó a trabajar con directores en la cumbre de Hollywood como Michael Mann (Heat, 1995), Ted Demme (Beautiful Girls, 1996), Woody Allen (Todos dicen I Love Your, 1996), Tim Burton (Mars Attacks!, 1996) o George Lucas (las precuelas de Star Wars). 

Sin embargo, participar en una obra de teatro de Chéjov, La gaviota, dentro de un elenco con Meryl Streep, Philip Seymour Hoffman y Christopher Walken aún le imponía considerablemente. Más aún si sumamos la dirección de una leyenda de los escenarios y la gran pantalla como Mike Nichols, que comandaba dicho montaje en Nueva York. Sin embargo, según se puede leer en Mike Nichols, A Life, la nueva biografía del director de El graduado escrita por Mark Harris, Portman recuerda que Nichols hizo que pudiera sentirse cómoda y ganar confianza en sí misma a pesar de estar rodeada por colosos de la interpretación.

Según cuenta el autor del libro, en sus momentos de inseguridad Portman recurrió a Nichols y se sintió arropada de una manera que no había experimentado antes en Hollywood. "Fue el único mentor masculino sin rastro alguno de baboseo que tuve", recuerda la actriz.

"Tenía 19 años y no había hecho aún nada para lo que necesitara documentarme aparte de ser Ana Frank [en el musical de Broadway sobre El diario de Ana Frank, estrenado en 1997]. Veía a Phil [Seymour Hoffman] llenando de preguntas su libreta, a Meryl [Streep] inventándose canciones por si a su personaje le daba por canturrear...", explica Natalie Portman en el libro (vía IndieWire). "Creo que [Mike Nichols] era un auténtico feminista. No te miraba de ninguna otra forma que no fuera como una persona creativa, interesante y con talento. Es una cualidad estupenda y muy difícil de encontrar en los directores de su generación".

Unos años después, Natalie Portman y Mike Nichols volvieron a colaborar en Closer (2004), la adaptación al cine de una pieza teatral de Patrick Marber donde la actriz interpretaba a una bailarina de striptease; fue la primera nominación al Oscar de su carrera.

"Nichols fue especialmente cuidadoso y protector con Portman, especialmente en la secuencia del club de striptease. "Quería taparme el culo incluso más que mi propio padre", dijo Portman entonces", relata Harris en la biografía. "Se aseguró de que se sentía cómoda con los ángulos, el vestuario y los movimientos. La acompañó y planearon la escena hasta que se sintió preparada". 

"Lo que hizo por mí... Dios, espero algún día tener esa habilidad para inspirar y guiar a otra persona", concluye Natalie Portman su recuerdo de Mike Nichols. La biografía del director de ¿Quién teme a Virginia Woolf?, El graduado, Silkwood, A propósito de Henry y muchos más clásicos ha sido editada por Penguin Press.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento