Muere Elías Querejeta a los 78 años

El productor por excelencia del cine español de autor ha fallecido esta madrugada en su casa de Madrid. Recibió el Premio Nacional de Cine en 1986. Por CINEMANÍA
Muere Elías Querejeta a los 78 años
Muere Elías Querejeta a los 78 años

Un vistazo a la filmografía de Elías Querejeta (Hernani, Guipuzkoa, 1934) confirma que, a veces, los tópicos pueden ser rigurosamente ciertos. Querejeta, que ha fallecido hoy en Madrid, ha sido aclamado con frecuencia como el productor más importante de la historia del cine español. Y, tratándose de una carrera que arranca con La caza (Carlos Saura, 1966) y abarca títulos como Carta de amor de un asesino (Francisco Regueiro), El espíritu de la colmena (Víctor Erice), Pascual Duarte (Ricardo Franco) y Los lunes al sol (Fernando León de Aranoa), es innegable que algo de verdad, o todo, hay en esa afirmación.

Criado en plena Guerra Civil, y con un precocísimo talento para el fútbol, Elías Querejeta fue futbolista antes de dedicarse al cine, compitiendo en plan amateur con un también joven Alfredo Landa y jugando como profesional para la Real Sociedad durante seis temporadas (de 1952 a 1958). Su talento en ese ámbito le llevó a marcar el gol de la victoria en un partido contra el Real Madrid de Alfredo DiStefano, pero para alivio (suponemos) de la 'Saeta Rubia', Querejeta colgó las botas a los 23 años para hacer carrera en el séptimo arte. De hecho, sus primeros cortometrajes fueron dos trabajos sobre el mundo del fútbol, antes de convertirse en impulsor del cine más arriesgado y contrario a la censura producido durante el tardofranquismo y la Transición.

Asociados para siempre al nombre de Querejeta quedan los nombres de Carlos Saura (para quien produjo un total de 13 películas, entre ellas clásicos como Peppermit Frappé, Cría cuervos y Deprisa deprisa), Antonio Eceiza (De cuerpo presente), Manuel Gutierrez Aragón (Habla, mudita) y Montxo Armendáriz, a quien financió su extraordinario debut Tasio (1984) entre otros trabajos. Algunas de sus producciones también arrastraron cierta polémica, como la atribulada El Sur, de Víctor Erice. Tras recibir el Premio Nacional de Cine en 1986, podría decirse que su impulso se frenó en cierta medida: durante los 80 y los 90, el sello de Querejeta sigue apareciendo en grandes películas, pero también en algún bodrio incalificable como Cuernos de espuma (1998). Y, por supuesto, en los trabajos de su hija, la directora Gracia Querejeta, como El último viaje de Robert Rylands y Siete mesas de billar francés.

Por otra parte, Querejeta volvió a ponerse tras una cámara en 2009, para dirigir su único largometraje: Cerca de tus ojos, protagonizado por Belén Laguna y Maribel Verdú. Su legado, tan valioso y digno de análisis como a veces discutido, planeará siempre sobre nuestra cinematografía.

Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento