Muere el director Monte Hellman (‘Carretera asfaltada en dos direcciones’) a los 91 años

Se especializó en dirigir westerns, en varios de los cuales intervino un joven Jack Nicholson.
Monte Hellman
Monte Hellman

Este martes falleció el prestigioso realizador estadounidense Monte Hellman a los 91 años de edad. Ocurrió en el hospital Eisenhower Health de Palm Desert, en California, según le reveló su hija la productora Melissa Hellman a medios como The Hollywood Reporter. Su padre, aseguró, “era su mejor amigo”. El grueso de la obra de Hellman se desarrolló en los años 60 y 70, siendo uno de los protegidos del mítico productor Roger Corman y especializándose en la dirección de westerns de serie B junto a Jack Nicholson y Warren Oates, sus actores fetiche.

Considerado en su momento por Cahiers du Cinéma como el cineasta más talentoso de su generación (vinculado a nombres como Michelangelo Antonioni y Samuel Fuller), Hellman nunca conoció un gran éxito en taquilla, tratando de sacar adelante hasta 50 largometrajes que no vieron la luz. Así las cosas, y para tristeza de los cinéfilos, su trayectoria se compone únicamente de 15 títulos, entre los cuales sin embargo hay varios de culto. Monte Hellman debutó en el cine en 1959 dentro del género de terror con La bestia de la cueva maldita, que había dirigido bajo el amparo de su padrino Roger Corman.

Una vez se estrenó, Hellman rodó junto a un joven Jack Nicholson Viaje a la ira y Escapatoria al infierno, ambas estrenadas en 1964. Poco después el cineasta le pidió a Corman que le diera dinero para rodar un western, y este le entregó 150.000 dólares que deberían servir para gestar dos a la vez. Hellman rodó pues de forma simultánea, y junto al mismo Nicholson, Forajidos salvajes y El tiroteo, estrenadas en 1965 y 1966. Para El tiroteo recurrió por primera vez a quien se convertiría en otro actor recurrente (“mi álter ego”, llegó a decir), Warren Oates. Pese a su éxito en los festivales europeos, ni Forajidos salvajes ni El tiroteo lograron distribución en EE.UU.

En 1971 trabajó en el que posiblemente sea su film más famoso, el clásico de culto Carretera asfaltada en dos direcciones, para el cual recurrió a Oates y a los músicos James Taylor y Dennis Wilson (este último salido de los Beach Boys). Poco después tuvo la posibilidad de dirigir Pat Garrett y Billy el Niño, pero finalmente fue Sam Peckinpah quien se encargó.

En los siguientes años volvería al western con Gallo de pelea o Clayton Drumm (1974-1978), pero también incursionaría en otros géneros como el deportivo (Yo, el mejor con Muhammad Ali en 1977) o el drama (La iguana, de financiación italiana, en 1988). En los siguientes años llegaría a trabajar como director de segunda unidad en RoboCop (1987) y produciría Reservoir Dogs para un joven Quentin Tarantino en 1992, consciente de que podía ser un gran éxito. En 2010 dirigió por sorpresa Road to Nowhere, producida por su hija. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento