Logo del sitio

El afeitado CGI de Superman, desde dentro

Un técnico de efectos digitales de 'Liga de la Justicia' habla en Reddit sobre el conflicto entre Warner y Paramount a cuenta del mostacho kryptoniano
El afeitado CGI de Superman, desde dentro
El afeitado CGI de Superman, desde dentro

A estas alturas, el bigote de Henry Cavill ya es el mostacho más discutido y comentado de la historia del cine. Sabemos que el actor se lo dejó crecer para el rodaje de Misión: Imposible 6Y también sabíamos que los reshoots de Liga de la Justicia obligaron a borrárselo digitalmente, añadiendo una copiosa partida a los 25 millones empleados en añadir escenas al filme tras la entrada de Joss Whedon. Pero lo que no sabíamos es que la peripecia pudo ser aún más rocambolesca. Y uno de los técnicos CGI de la película, con el seudónimo de LDN Film, la ha desvelado durante una sesión de preguntas y respuestas en Reddit. Porque estamos hablando, precisamente, de uno de los profesionales que trabajaron en ese afeitado pixelado.

Según relata LDN Film, Paramount (la productora de Misión: Imposible 6) no permitía bajo ningún concepto que Henry Cavill se quitase el bigote para volver a Liga de la Justicia. Y eso que Warner, la propietaria de la marca DC, se había ofrecido a cubrir los costes de un añadido digital de ese mismo bozo. "Paramount debería haber aceptado que [Cavill] se afeitase, y después volver a ponerle el bigote", señala el técnico, añadiendo que la negativa del estudio fue "ridícula y caprichosa". "Habíamos hecho pruebas añadiéndole una barba a Superman para enseñarle al equipo de Misión: Imposible 6 que eso era muchísimo más fácil", añade. "Y Warner se ofreció a pagar todos los planos de MI6 en los que hubiese que añadirle el bigote. Pero ellos dijeron que no".

La actitud de Paramount, comenta LDN Film, obligó a que un pequeño ejército de técnicos CGI eliminasen el bigote de Cavill, como quien dice, plano a plano y pelo a pelo. Finalmente, el resultado fue satisfactorio ("Nuestro equipo se ocupó de la mayoría del trabajo, y acabamos satisfechos de nuestros planos y de que la mayor parte del público no se diese cuenta") pese a las prisas. "Si hubiésemos tenido más tiempo, habría quedado perfecto", se queja el profesional.

Ahora bien, lo que no tiene perdón desde su punto de vista es el prólogo de la película, en el que 'Supes' aparece filmado con un teléfono móvil por un grupo de niños. "No estoy seguro de qué otro estudio se encargó del plano inicial con el teléfono, pero es horrible. No deberían haberlo aprobado, y ni mucho menos estar en el montaje final", opina el profesional. Y recuerda que, al ver la película, él y sus compañeros se miraron entre ellos, como preguntándose "¿Qué coño es esto?". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento