Michelle Pfeiffer rechazó 'El silencio de los corderos' por ser demasiado perversa: "Había mucha maldad"

Lo único de lo que la actriz se arrepiente es de no haber podido trabajar otra vez con Jonathan Demme.
'El silencio de los corderos'
'El silencio de los corderos'

El cineasta Jonatha Demme jugó un papel fundamental en los comienzos profesionales de Michelle Pfeiffer, a quien encumbró en Casada con todos, una película que llamaría la atención de un tal Martin Scorsese para ficharla más tarde en La edad de la inocencia. 

Por ello, no es de extrañar que Demme propusiera a Pfeiffer protagonizar su próximo proyecto, El silencio de los corderos. Sin embargo, la intérprete terminó por rechazar esta oferta porque le pareció una apuesta demasiado perversa e incómoda, tal y como ha confesado en una entrevista con The New Yorker (vía Indie Wire).

"Con El silencio de los corderos, fui temerosa", ha contado: "Había tanta maldad en esa película. Lo que más me arrepiento es de haber perdido la oportunidad de hacer otra película con Jonathan [Demme]". "Me sentía incómoda con el final. No quería mostrar eso al mundo", ha añadido.

El papel que Pfeiffer rechazó fue el de Clarice Starling, que valdría un Oscar y un Globo de Oro a Jodie Foster y que sigue siendo uno de sus papeles más recordados. Estrenada en 1991, El silencio de los corderos fue alabada por crítica y público tras su llegada a las salas y se llevó cinco premios Oscar, entre ellos el de mejor película, mejor director, mejor actriz principal para Foster y mejor actor principal para Anthony Hopkins. 

El filme se ha convertido en todo un clásico del séptimo arte y en uno de los proyectos más aclamados tanto del director como de su reparto. Sin embargo, el único arrepentimiento que le ha quedado a Pfeiffer tras rechazarlo es el de no haber podido colaborar otra vez con Demme. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento