Logo del sitio

Simulatte, Sabor a Mierda: ¿qué significan los mensajes ocultos de 'Matrix Resurrections'?

Lana Wachowski demuestra su sentido del humor en los detalles más secundarios de la cuarta entrega de la saga 'Matrix'.
Fotograma de 'Matrix Resurrections'
Fotograma de 'Matrix Resurrections'
Cinemanía

[Este artículo contiene SPOILERS de 'MATRIX RESURRECTIONS']

18 años después de la última entrega de la saga, Matrix Resurrections ha llegado a los cines para continuar uno de los universos de ciencia-ficción más impresionantes e influyentes de las últimas décadas. La gran noticia es que su autora, Lana Wachowski, es muy consciente del estado actual de la industria del entretenimiento y la deriva de Hollywood, y ha tenido libertad suficiente para plantear esta superproducción en sus propios términos.

Por lo tanto, ha hecho una película de acción que bebe sin freno de las anteriores entregas de la saga pero en vez de limitarse a la repetición sin alma se plantea como un comentario incisivo sobre la cultura del reboot y el reciclaje constante de ideas y propiedades intelectuales. Todo aquello que una Matrix 4 que hubiera caído en otras manos habría podido ser.

Igual que la primera Matrix, entre sus diversas capas de significado, alegorías sobre la identidad, el libre albedrío y el suministro indiscriminado de munición, elaboraba un discurso muy marcado por la relación con las nuevas tecnologías a finales del siglo XX, la actual Matrix Resurrections se fija en los cambios experimentados en ese terreno durante estas dos décadas, incluida la influencia cultural de la propia saga Matrix. Y se lo toma todo a sano cachondeo.

Eso incluye el peinado exhaustivo al que han sido sometidas cada una de las imágenes de la primera Matrix, siempre a la búsqueda de detalles secretos, guiños y referencias que pudieran ayudar a expandir aún más la caída del Neo de Keanu Reeves por su madriguera de conejo informática. En Matrix Resurrections también hay muchos detalles en segundo plano, de esos que enriquecen segundas y terceras revisiones, pero si algo domina en ellos es el humor de Lana Wachowski.

Cartelería con escatología fina

Todo en Matrix Resurrections, desde su mismo desarrollo argumental y los constantes sampleos de imágenes, es una sofisticada referencia metatextual a las películas anteriores de la saga, principalmente la primera Matrix. Nada lo explota mejor que la primera secuencia, en la que se nos devuelve al inicio de Matrix, con el icónico enfrentamiento de Trinity contra policías y agentes, pero reproducido dentro de un modal. 

Desde el principio, unos cuantos detalles indican que estamos dentro de una simulación. Para empezar están esas letras luminosas de neón por las que cae aparatosamente Bugs, el personaje de Jessica Henwick: es un restaurante llamado Anderson's; el mismo apellido de Thomas Anderson, la identidad de Neo dentro de Matrix. En otro negocio al fondo de la calle se puede leer en su letrero "Awake" ("Despierta").

Volvamos al restaurante. Su lema es "For those who love to eat shit" ("Para quienes les gusta comer mierda"). Un poco extraño para un negocio gastronómico, pero no tanto si pensamos que en inglés es una forma de decir que te engañen o mientan. Precisamente lo que hace una simulación de la realidad. Otro neón visible durante la persecución por las azoteas lo deja también claro en perfecto castellano en la versión original del filme: "Sabor a Mierda" se puede leer. "Bullshit" es un sinónimo de "mentira" en inglés.

Universo Wachowski

Las películas anteriores de la saga Matrix no son las únicas que tienen su momento de gloria en Matrix Resurrections. Cuando Bugs y Morfeo (Yahya Abdul-Mateen II) huyen de los agentes y salen por la puerta de una sala de cine, la película que se está proyectando es Root of All Evil, protagonizada por Lito Rodríguez. 

Miguel Ángel Silvestre como Lito Rodríguez en 'Sense8'
Miguel Ángel Silvestre como Lito Rodríguez en 'Sense8'
Cinemanía

Como todo fan de las Wachowski reconocerá, Lito Rodríguez es el actor que encarnaba con mucho arte Miguel Ángel Silvestre en la serie Sense8. Teniendo en cuenta su especialización en películas de acción desbocada y apoteósicos romances pasionales, nos podemos hacer una idea del género al que pertenece Root of All Evil.

Y coñas marineras

Uno de los carteles más celebrados de Matrix Resurrections desde su aparición en el tráiler de la película no está dentro del modal, sino en el mundo del diseñador de videojuegos Thomas Anderson. Se trata de la cafetería Simulatte, un evidente juego de palabras entre "simulación" y "latte", el café con leche italiano, cuyo logo recrea las líneas de código verticales de Matrix formando la silueta de una taza de café.

Simulatte
Simulatte
Cinemanía

Es uno de los muchos nombres con sorna que aparecen en esta parte de la película. Otros evidentes son el nombre de la empresa de videojuegos de Anderson, que se llama Deus Machina, como en la expresión latina Deus ex machina ("el dios en la máquina") que ya sirvió para nombrar a la interfaz central de las Máquinas en Matrix Revolutions; o Binary, el título del nuevo videojuego en el que estaba trabajando al inicio de la película, en referencia tanto al código binario como a la disyuntiva entre la pastilla roja y la azul.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento