Logo del sitio

Mala hierba nunca muere: así ha revivido James Gunn 'El Escuadrón Suicida' para dinamitar el universo DC

El director de 'Guardianes de la Galaxia' se pasa a DC con una misión suicida repleta de violencia, ratas, tiburones con la Voz de Rocky y estrellas de mar gigantes
Fotograma de 'El Escuadrón Suicida'
Fotograma de 'El Escuadrón Suicida'
Cinemanía

No hay Batman sin Joker, ni Superman sin Lex Luthor. Es un hecho: no hay héroe memorable sin un villano igual de bueno o mejor que él. Los malos gustan porque resultan más impredecibles, más humanos en sus motivaciones, más contradictorios y corruptibles. Unos supervivientes asilvestrados que, en buenas manos, temes y adoras a partes iguales, y, si tienes suerte, hasta te echas unas risas con ellos. En particular, los antagonistas de las viñetas (y ahora de la pantalla) son el paradigma de fechorías gloriosas, una golosina para cualquier director con buen ojo y conocimiento del medio como James Gunn.

Puede que a algún ejecutivo de Warner le sorprendiera que el cineasta eligiese El Escuadrón Suicida de entre todas las franquicias de los tebeos de DC. Gunn, recién expulsado de la políticamente correcta Disney tras el resurgir de unos desafortunados tuits en los que bromeaba sobre cuestiones como la pederastia, llegó a la Distinguida Competencia con libertad absoluta para ponerse al frente del proyecto que quisiera contando con un presupuesto multimillonario, y optó por dar una segunda vida a los miembros de Task Force X tras el porrazo en taquilla del filme de David Ayer

Una misión suicida, dirían algunos. Sin embargo, como afirma tajante David Dastmalchian (Polka-Dot Man) en el junket online de El Escuadrón Suicida: “No hay director que ame más a estos personajes fracasados de los cómics que James Francis Gunn. No hay nadie más idóneo para dirigir esta película”. Al fin y al cabo, ¿quién mejor que el hombre que revivió a los Guardianes de la galaxia con música pop y guiños a Kevin Bacon para reflotar la saga más fallida de DC, repleta de esos maleantes que tan bien se le da diseccionar?

Viola Davis regresa al papel de Amanda Waller en 'El escuadrón suicida'
Viola Davis regresa al papel de Amanda Waller en 'El escuadrón suicida'
Cinemanía
"James quería hacer justicia a los cómics de Escuadrón Suicida, adaptarlos como se debía, y tuvo carta blanca del estudio y de DC para hacer la película como él la quería"

Antes de empezar a destripar la producción con el equipo al otro lado de nuestras pantallas, conviene dejar claro que esta no es una continuación ni un reboot al uso del Escuadrón Suicida de 2016: es un borrón y cuenta nueva en la siempre fatídica historia de sus estrambóticos protagonistas. Un reinicio contado por un Gunn con absoluto control creativo, tal y como se empeña en subrayar el productor Peter Safran

“James quería hacer justicia a los cómics de Escuadrón Suicida, adaptarlos como se debía, y tuvo carta blanca del estudio y de DC para hacer la película como él la quería”, asegura: “Lo que nos presentó en el pitch inicial es la que veréis en las salas de cine: escribió cada palabra, pintó cada storyboard y la dirigió. Si os gusta James Gunn, os va a gustar todo en esta nueva apuesta”.

Margot Robbie (Harley Quinn): "Tengo la escena de acción más demencial de mi carrera”

Por lo pronto, y pese a lo difícil que resulta sonsacar información sobre un blockbuster de esta envergadura, Warner ha revelado algunos detalles que evitan que teoricemos desesperados sobre el artículo determinado que Gunn ha añadido al título. A modo de titular, el director ha conseguido colarles una película para adultos en la que King Shark despedaza y devora humanos a su gusto (en Marvel Studios se considera pecado) junto a los protagonistas más incatalogables de DC.

Fotograma de 'El escuadrón suicida'
Fotograma de 'El escuadrón suicida'
Cinemanía

¡Menudo festín!

El equipo insiste en que El Escuadrón Suicida no es una reconciliación tras un divorcio con el filme anterior, sino una nueva boda que rompe con casi todo. Y, como tal, no le faltan algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul. Lo prestado lo representan quienes repiten a las órdenes de Amanda Waller (Viola Davis): Harley Quinn (Margot Robbie), Rick Flag (Joel Kinnaman) y Capitán Boomerang (Jai Courtney). 

Kinnaman, que vuelve a ejercer de niñera de rufianes, no se ha sentido atado a lo que hizo con Ayer: “El guion tiene un tono diferente y lo mismo pasa con mi personaje”. La que nunca cambia (o lo hace siempre, según se mire) es Harley. “Es como una niña en un parque infantil, se lo pasa mejor si hay más niños. Le encanta psicoanalizar, interactuar, así que estaba muy contenta de que James llenara esta película de gente nueva porque eso significaba más diversión para Harley”, cuenta Robbie, y adelanta: “Tengo la escena de acción más demencial de mi carrera”.

Esos otros niños que se agolpan en el parque infantil, un sinfín de nombres imposibles con poderes aún más rarunos, reflejan lo nuevo. Los lidera Bloodsport (Idris Elba), un exsoldado y mercenario enemigo de las ratas que los fans de los cómics reconocerán por intentar matar a Superman. “Ha sido uno de los personajes que más he disfrutado”, afirma el británico, que creó a esta versión del antihéroe junto a Gunn.

Fotograma de 'El escuadrón suicida'
Fotograma de 'El escuadrón suicida'
Cinemanía
Sylvester Stallone pone voz a King Shark, el antihéroe más salvaje y entrañable a la vez

Otra incorporación a tener en cuenta es Peacemaker, reverso tenebroso (e hilarante) de Superman o Capitán América, un villano que acribilla en nombre de la paz y que ahora rueda su propia serie para HBO Max: “La pandemia ha sido dura para todos, pero estoy agradecido de que James tuviera tiempo para usar su retorcido cerebro y dar con una idea para Peacemaker”. 

¿Y qué hay de ese King Shark con voz de Sylvester Stallone que acapara los focos? Este ‘adorable’ depredador ha sacado el lado más tierno, divertido y entusiasta de ‘Sly’. Safran aún recuerda la entrega del veterano actor en la grabación: “Corría de un lado al otro para conseguir el tono de Shark. Parecía un recién llegado a la industria que quería impresionarnos”. “Los actores siempre tenemos esa inseguridad sobre nuestro futuro, esa vulnerabilidad”, explica Stallone: “Hay que seguir trabajando duro”.

Lo viejo, lo que nunca cambia en los cómics de Escuadrón Suicida, es su prólogo. La acción arranca con Waller ofreciendo a los villanos más habilidosos (o inconscientes) de Belle Reve rebajar su condena 10 años a cambio de enviarlos en una misión suicida. Y con explosivos en la cabeza, no vaya a ser que se rebelen. Esta vez, el cometido nos traslada a una conocida localización deceíta: la isla de Corto Maltés, situada en América del Sur y regida por el dictador Silvio Luna (Juan Diego Botto). Allí, Harley, Bloodsport, King Shark y compañía deben desarticular Jotunheim, un laboratorio de la época nazi que esconde cierto secreto. 

Fotograma de 'El escuadrón suicida'
Fotograma de 'El escuadrón suicida'
Cinemanía

Para ello, los villanos de DC tendrán que lidiar con guerrilleros, tiranos que maquinan en español y hasta con una estrella de mar gigante llamada Starro que ríete tú de los Kaiju. ¿Que cómo les irá? “Es como cuando organizas una cena de Acción de Gracias y los invitados, en lugar de traer comida, aparecen con aparatos electrónicos, y con eso hay que hacer una cena. Eso es El Escuadrón Suicida”, define Flula Borg (Javelin).

James Gunn: "Siempre me han influido Dave Gibbons y Alan Moore en Watchmen: los héroes se llevaban puñetazos, no todos eran ideales y se metían en peleas de bar"

En cuanto a lo azul, podéis elegir entre el traje hortera de Javelin, la paleta de colores azul grisáceos que domina el filme, o la mirada de James Gunn, su visión de este universo. El cineasta, además de ponerse extremadamente violento, también ha optado por una aproximación realista, con sets gigantes y efectos prácticos. 

“Es mucho más divertido estallar cosas que crear explosiones tontorronas en CGI”, afirma el director: “Se trataba de traer a estos personajes al mundo real. Siempre me han influido Dave Gibbons y Alan Moore en Watchmen: los héroes se llevaban puñetazos, no todos eran ideales y se metían en peleas de bar. Los efectos prácticos ayudan a mantener a estos personajes anclados en la realidad, los sets ayudan, y las actuaciones ayudan”. Eso sí, esta apuesta es mucho más que acción a cascoporro y gags desternillantes. “Lo que me sorprendió fueron los momentos de profunda emoción y poesía visual que hacen que la película trascienda el género”, dice Kinnaman.

Fotograma de 'El escuadrón suicida'
Fotograma de 'El escuadrón suicida'
Cinemanía

Autores con capa

El cine de superhéroes ha demostrado en esta última década de fama descomunal que la pirotecnia y los fajos de billetes no te aseguran un éxito en taquilla. Nada funciona si no se engrasa un buen guion con una cuidada dirección y un elenco en estado de gracia. Y, desde luego, si hay algo que se repite en las entrevistas al equipo son las palabras de admiración hacia el resto de compañeros, así como hacia Gunn

He disfrutado de no ser el tío más listo del lugar. Ha sido maravilloso estar rodeado de gente de la que aprender”, dice Cena. “Sé lo que es trabajar con actores no tan excelentes y bajar las expectativas porque no van a devolverte lo que les has dado”, añade Stallone: “Este elenco es muy profesional y, en una película de acción, no suele ser así”.

Gunn recupera para la causa a viejos amigos como Michael Rooker, su hermano Sean o Nathan Fillion

En cuanto a Gunn, Idris Elba o Michael Rooker, que vuelve a colaborar con él por quinta vez, coinciden en coronarlo como “un genio”. “Cuando lees un guion de James, no quieres tocarlo. Es demasiado bonito para ser verdad”, afirma Rooker. Nathan Fillion, otro sospechoso habitual del cineasta que aquí da vida a Tok, dice de él que “siempre da con la manera de que te sientas cómodo y seguro para hacer locuras”. Para el productor Charles Roven, James es “un director con firma” y con las ideas claras: “Es raro cuando haces una película así de grande y no hay fotografía adicional, como ha sido el caso. Es una rareza bienvenida y, cuando pasa, el estreno suele ser un triunfo”.

Fotograma de 'El escuadrón suicida'
Fotograma de 'El escuadrón suicida'
Cinemanía

A la espera de comprobar si el vaticinio se cumple, los responsables confían en el talento del maestro Gunn, así como en la buena forma del cine de superhéroes. “Es precioso que el género esté tan fresco y vibrante”, opina Safran: “Algunos de los mejores cineastas actuales como James o Taika Waititi están haciendo estas películas, independientemente de lo que Scorsese o Coppola digan de ellas”. Benditos genios suicidas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento