Maisie Williams afirma que su padre trató de "adoctrinarla" para que odiase a su madre

La actriz, de 25 años, recuerda los malos tratos que sufrió de niña a manos de su progenitor. 
La actriz Maisie Williams (Arya Stark en 'Juego de Tronos'), en la alfombra roja de los Emmy 2019, en el Teatro Microsoft de Los Ángeles, EE UU.
La actriz Maisie William en la alfombra roja de los Emmy 2019.
ETIENNE LAURENT / EFE

La actriz Maisie Williams, conocida por su papel de Arya Stark en Juego de tronos, ha hablado de la traumática relación con su padre y de cómo este intentó "adoctrinarla" en los principios de una "secta infantil" cuando ella tenía ocho años. 

En el podcast Diary of a CEO (vía Entertainment Weekly), Williams ha contado esta historia sin entrar en muchos detalles: el problema, explica, "afecta a mis hermanos y a toda mi familia". La actriz sí ha relatado, en cambio, que su madre "huyó" de su progenitor cuando ella tenía cuatro meses de edad.

"Cuando era una niña, antes de cumplir los ocho años, tenía una relación bastante traumática con mi padre", prosigue Williams. "Hasta donde llega mi memoria, he tenido problemas para dormir, y creo que no me daba cuenta de que las cosas traumáticas que me rodeaban y de que estaban mal". Sin embargo, añade, fijarse en otros niños la hacía pensar: "¿Por qué no se dan cuenta de cosas como el dolor, el terror o el miedo?".

La actriz explica que una profesora la ayudó a darse cuenta de la situación disfuncional en la que vivía. "Me hizo todas las preguntas correctas", recuerda, añadiendo que la maestra se interesó por si comía bien en casa o si tenía hambre. Cuando le preguntó si había desayunado aquel día, la respuesta de la joven Maisie fue: "No desayunamos". 

Aunque la madre de Maisie Williams trató de alejarla de su padre, ella afirma que su progenitor la había "adoctrinado". "Era una especie de secta infantil contra mi madre. Al principio me resistí, pero después mi mundo se dio la vuelta de abajo arriba", señala. "E incluso aunque yo pensaba 'Oh, Dios, menos mal que no tendré que ver más a mi padre', eso se oponía a todo lo que yo pensaba que era verdad". 

Tras estos padecimientos infantiles, Maisie Williams rompió el contacto con su padre. Y, según explica, le ha costado mucho asumir la carga de su pasado. "Las cosas malas que me pasaron de niña no fueron por mi culpa", declara. "Creía que había algo esencialmente malo en mí, o en nosotros, porque hicimos muchas cosas malas en aquella época, y esa se supone que es la razón por la que te tratan mal".

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento