Los productores de ‘Rust’ ya habían sido advertidos del historial negligente del ayudante de dirección

Durante el rodaje de este western Halyna Hutchins murió al ser disparada accidentalmente por Alec Baldwin.
Set de 'Rust'
Set de 'Rust'

Ya ha pasado más de una semana desde que el rodaje de Rust saltara a primera línea mediática por lo ocurrido durante uno de sus ensayos. Alec Baldwin, actor protagonista de este western independiente, recibió una pistola que le habían asegurado que no contenía munición real y abrió fuego accidentalmente contra la directora de fotografía Halyna Hutchins y el director del film, Joel Souza. Aunque este recibió el alta horas más tardes, Hutchins no sobrevivió, y su muerte ha acelerado tanto un necesario diálogo sobre la presencia de armas en los sets de rodaje como una investigación sostenida por el departamento de policía de Nuevo México, en conjunto a otro proceso iniciado por los propios productores para esclarecer qué ocurrió.

Hay tres figuras primordiales a la hora de reconstruir los acontecimientos. Una, el propio Baldwin, que también ejercía de productor tras colaborar con Souza en su anterior film, Mientras la ciudad duerme. Otra, la armera Hannah Gutierrez-Reed, que recientemente aseguraba no tener ni idea de cómo había llegado esas balas reales a la pistola de Baldwin. Y la última es Dave Halls, primer ayudante de dirección y figura muy controvertida que apunta a concentrar buena parte de la responsabilidad de lo sucedido. Halls fue quien le dijo a Baldwin “arma fría” (es decir, carente de munición real) antes de entregársela, y ya ha admitido que entonces no había comprobado qué había en la recámara.

Alec Baldwin mató por accidente a una directora de fotografía al disparar una supuesta pistola de fogueo en el rodaje de ‘Rust’

Según recoge Variety, previamente al rodaje de Rust Halls ya tenía un currículum inquietante, y los productores fueron alertados de ello. Así, acaba de trascender que Thomasville Pictures y Short Porch Pictures le habían contratado meses antes para otro film independiente, One Way, producido en Georgia el pasado febrero. Varios empleados han confirmado que este rodaje adoleció de severos problemas de seguridad por los vehículos, puesto que no se designó a conductores profesionales para las acrobacias en escenas de riesgo, sino a figurantes. Asimismo Jay Graves, escenógrafo del proyecto, declara que casi le atropellaron en dos ocasiones debido a que el set no fue convenientemente cerrado al tráfico, y que dos vehículos estuvieron a punto de chocar.

“Fue el plató menos seguro en el que he trabajado en mi vida”, asegura. “Este hombre es un lastre. Algún día va a morir alguien, y tú vas a ser el responsable”, llegaron a decirle a Halls. La productora Molly Mayeux, sin embargo, ha negado estas acusaciones: “Puedo atestiguar con un 100% de certeza que One Way cuidó la seguridad y se siguieron todos los protocolos”. Hay que destacar que Halls no pertenece al Director’s Guild of America; aunque sí ha recibido la formación pertinente, este carácter externo le ha facilitado participar en producciones sin una sindicación estándar, y marcadas por una irregularidad que a todas luces también caracterizaba a Rust.

Esta nueva información llega luego de saberse que las medidas de seguridad del rodaje sostenido en el rancho Bonanza Creek eran tan exiguas como para haber conducido al abandono de buena parte del equipo horas antes de que se produjera el tiroteo. Los empleados habían organizado una huelga en protesta a sus condiciones de trabajo, pero los productores quisieron seguir adelante y contrataron en la misma zona a nuevos empleados, que aparentemente no estaban sindicados. Todo con el fin de mantener el calendario de Rust, una producción de escaso presupuesto (entre 6 y 7 millones de dólares) que debía concluir el rodaje en pocas semanas.

Que los productores estuvieran al tanto de la laxitud de Halls y aún así ignoraran las advertencias es el último mazazo para una producción condenada, cuyos responsables podrían afrontar muy pronto consecuencias legales. Baldwin, que en todo momento ha mostrado su disposición a colaborar con la policía, habló con los medios en las últimas horas y, además de mostrar sus condolencias y asegurar que era muy amigo de Hutchins, declaró que dudaba que el rodaje de Rust pudiera seguir adelante incluso luego de que el caso fuera resuelto.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento