Keanu Reeves: "Siempre quise ser Batman"

El canadiense impasible, que presenta 'John Wick', se quedó con las ganas de interpretar al Caballero Oscuro, y también a Lobezno.
Keanu Reeves: "Siempre quise ser Batman"
Keanu Reeves: "Siempre quise ser Batman"

Con un currículum de longitud tirando a mediana (76 películas en 30 años tampoco son tantas), Keanu Reeves puede jactarse de haber interpretado a uno de los héroes más icónicos del cine reciente: el Neo de la trilogía Matrix. Pero, puestos a elegir, parece que al actor canadiense le hubiese gustado más interpretar a otros dos aventureros, menos digitales y con tinta de cómic en las venas. Según ha comentado Reeves a Moviefone, durante una entrevista para promocionar su nueva película John Wick, en su momento se sintió bastante frustrado por no obtener los papeles de Batman Lobezno.

"Siempre quise hacer de Lobezno, pero me quedé con las ganas", señaló Reeves. Y prosiguió: "También quise ser el Caballero Oscuro, y tampoco lo conseguí". Eso sí, acto seguido Keanu deja caer un elogio soterrado hacia Hugh Jackman ("El Lobezno que hay ahora es muy bueno"), y otro un tanto más irónico hacia los responsables de las bat-películas: "Ha habido Batmans geniales". Suponemos que se referirá a Michael Keaton Christian Bale. En todo caso, su conclusión es bastante filosófica: "Ahora me limito a disfrutar de ellos como espectador". Recordemos, a la luz de esto, que la incursión más famosa de Reeves en las viñetas, como protagonista de Constantine, no cayó demasiado bien entre los fans del cómic original.

Por otra parte, Keanu indica también en la entrevista que, cuando interviene en películas de fantasía o ciencia-ficción, es por amor al género, no por la pasta: "Matrix nació influida por las novelas gráficas y por el anime. Me gusta ese mundo: me gustan la acción, la ciencia-ficción y el realismo expandido". Y, cuando su interlocutor apunta que él mismo podría dirigir un filme de ese tipo, él responde con un conciso "sí, podría". Ateniéndose a su proverbial laconismo (vamos, que no se extiende en las respuestas ni aunque le maten), el actor sólo parece soltarse un poco cuando le preguntan por su trabajo junto a Gary Oldman en el Drácula de Francis Ford Coppola ("Ese tío no está loco: es un genio, uno de los mejores actores vivos"). E incluso parece indignarse (un poquito) cuando le sacan a relucir el futuro remake de Le llaman Bodhi"¿De verdad van a seguir titulándolo Point Break [título original del filme]? Tendrían que actualizarla un poco, hacerla diferente. Me sorprende que no le hayan cambiado el nombre por Point Break: Extreme, o algo así. Y, la verdad, no me imagino esa historia sin surf". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento