Josh Hartnett no ha desaparecido: está en 'Despierta la furia' haciendo un papel improvisado

El actor de 'Sin City' y 'Penny Dreadful' se deja ver poco, pero en lo nuevo de Guy Ritchie es un valor seguro.
Josh Hartnett en 'Despierta la furia'
Josh Hartnett en 'Despierta la furia'
Cinemanía

Cuando Josh Hartnett decidió dejar California para irse a vivir a Reino Unido con su Tamsin Egerton, con quien tiene tres hijos y viven en Surrey, alejados del mundanal ruido de las grandes mecas del espectáculo, hubo quien pensó que el actor estaba firmando su dimisión de Hollywood. Parecía estar retirándose de los focos sobredimensionados de una carrera que no había llegado a ser tan estelar como a los agentes de márketing les habría gustado.

Tengamos en cuenta que Hartnett, en los primeros 2000, fue presentado como futura estrella robacorazones en grandes producciones bélicas como Pearl Harbor (2001), Black Hawk derribado (2001) o la comedia romántica 40 días y 40 noches (2002), e incluso tanteó el papel de Batman para Christopher Nolan que acabaría encarnando Christian Bale. 

Luego acabó con un papel breve por significativo en Sin City (2005), trabajando con Brian De Palma en su infravalorada adaptación de La dalia negra (2006) y protagonizando películas como El caso Slevin (2006) o 30 días de oscuridad (2007); sin duda populares, pero varios escalones por debajo de lo que el imaginario popular considera memorable hasta idolatrar a sus estrellas.

No obstante, cuando Hartnett cambió su residencia a Reino Unido eso no supuso en absoluto una retirada de delante de las cámaras, como sabe cualquiera que viera la serie Penny Dreadful. Una vez finalizada la teleficción de terror gótico de John Logan, el actor se dedicó durante unos años a participar en producciones independientes de esas que parece existir solo para hacer bulto en los catálogos audiovisuales de las líneas aéreas, hasta que en 2021 ha vuelto con fuerza. 

Por un lado, en la peculiar Exterminad a todos los salvajes, esa exploración documental que te espera en HBO con recreaciones históricas sobre la genealogía de la esclavitud y el asentamiento de la hegemonía del llamado "hombre blanco" a costa de la explotación de los demás. Y, por otro, en tu sala de cine más cercana con la película de energía más apabullante en lo que llevamos de año: Despierta la furia, de Guy Ritchie.

Despierta la furia es un remake de un thriller francés (Le convoyeur, 2004) sobre el transporte de dinero en vehículos acorazados que Ritchie lleva por completo a su terreno contando con su colega Jason Statham como protagonista. Y, de paso, llamó a Josh Hartnett a su casa de Surrey para ver si le apetecía hacer un papel en la película; se habían quedado sin el actor inicial, pero tampoco tenían nada escrito para él.

Lo cuenta el propio Hartnett en una entrevista con CinemaBlend: "Mi personaje no estaba en guion, solo era un pequeño esbozo en un par de escenas", explica el actor. "Guy [Ritchie] me llamó el primer día de rodaje. Sabía que yo estaba en Inglaterra y me preguntó si me podía acercar a Londres. Tenía un papel para mí si lo quería, pero no estaba escrito en el guion e íbamos a tener que ir improvisándolo sobre la marcha durante el rodaje. Me pareció todo un desafío".

Así es como Josh Hartnett acabó interpretando a Boy Sweat Dave en Despierta la furia. Un ladrón de vehículos blindados que, en realidad, quería haber sido soldado o actor. Parece lo más adecuado del mundo que fuera Harnett, antigua estrella de Pearl Harbor y Black Hawk derribado, a quien se le ocurriera ese trasfondo para el personaje.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento