John Waters sustituye ‘Madres paralelas’ por lo nuevo del autor de ‘El ciempiés humano’ en su lista de lo mejor del año

El responsable de ‘Pink Flamingos’ siempre se las apaña para sorprendernos.
John Waters
John Waters

Ya va convirtiéndose en tradición esperar a la lista de las mejores películas del año según John Waters, por cómo esta acostumbra a distinguirse de todas las demás con su heterodoxia y sentido del humor. Al fin y al cabo, el carácter del firmante de Pink Flamingos está a la altura de su capacidad como director para fascinar/horrorizar, y no está de más deleitarse con un criterio cinematográfico normalmente alejado de cualquier academicismo. No hay mejor muestra de esto que el puesto número 10 de su lista correspondiente a 2021: Waters quiso incluir aquí a Madres paralelas, pero a última hora cambió de idea.

¿Qué título ocupa el lugar de la nueva película de Pedro Almodóvar? Pues nada menos que The Onania Club, película dirigida por Tom Six (el responsable de la trilogía El ciempiés humano) que se ha vendido como la producción “más políticamente incorrecta jamás vista”. Teniendo en cuenta el currículum de Six, los motivos probablemente se deban a una afloración exacerbada de sexo, violencia y escatología, y tal es así que ninguna distribuidora ha querido hacerse cargo de la película. En la lista publicada por ArtForum, el propio Waters es consciente de ser una de las poquísimas personas que han podido verla.

“Me arriesgo sustituyendo la exquisita Madres paralelas de Almodóvar, una película que todo el mundo debería amar, por este repugnante largometraje que todo el mundo odiará”, escribe Waters, para a continuación resumir el alucinante argumento del film. “El director de El ciempiés humano se supera a sí mismo con una historia de mujeres ricas de Los Ángeles que se reúnen para masturbarse mientras ven noticias de la miseria del mundo. A menudo errónea, pero a veces divertida, ha sido rechazada por las distribuidoras de todo el mundo. Todo lo que puedo decir es que la película se ajusta con creces a su fama. Probablemente nunca podrá verla, y eso sea algo bueno…”.

Te hayan entrado ganas desesperadas de ver The Onania Club o no, la lista de Waters sigue siendo divertidísima aun decantándose por opciones más diplomáticas. Por ejemplo, en el número 1 de su selección ha colocado Annette de Leos Carax argumentando que “la mejor película del año es un musical de los hermanos Sparks loco, exagerado y afortunadamente autocomplaciente”. Annette aparece seguida de Summer of Love, documental de Ahmir Questlove Thompson sobre el llamado Black Woodstock, que tuvo lugar en Harlem a finales de los 60. “Nina Simone te pateará el culo y esta película también”, asegura.

A continuación está Vortex de Gaspar Noé (“El drama sobre la muerte más humano y menos irónico del director”) y France de Bruno Dumont, que describe como “un cuasi ataque a los medios de comunicación y sus voraces consumidores se convierte en una crítica mordaz tanto al tedio como al riesgo emocional de vivir en los ojos del público”. Del documental El chico más bello del mundo, centrado en la perturbadora relación del cineasta Luchino Visconti y Björn Andresen, dice que “explora los peligros del estrellato adolescente para el chico que pasó de ser el más guapo al más jodido”.

Waters, que el año que viene debuta como novelista con el libro Liarmouth. A Feel-Bad Romance, también se acuerda en su texto de Mandíbulas de Quentin Dupieux (“la película artística más estúpida del año”), Red Rocket de Sean Baker (“por fin los polvos, las peleas y los desnudos frontales vuelven al cine de autor, donde deben estar”) y Macbeth de Joel Coen (“como si Ingmar Bergman volviera de la tumba para dirigir a Shakespeare”). Justo antes de The Onania Club tenemos Saint-Narcisse de Bruce LaBruce, “la película más lograda del director de cine punk queer, elegantemente rodada y sin fisuras”.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento