John Carpenter gana a Luc Besson en un juicio por plagio

Haberse inspirado en 'Rescate en Nueva York' para 'MS1: Máxima seguridad' le sale caro al magnate francés. La indemnización suma un total de 80.000 euros.
John Carpenter gana a Luc Besson en un juicio por plagio
John Carpenter gana a Luc Besson en un juicio por plagio

Según dicen, la mala leche del maestro John Carpenter está a la altura de su imagen de cowboy cyberpunk con sintetizadores. Así pues, sospechamos que ahora mismo el autor de La Cosa, Golpe en la Pequeña China, La noche de Halloween y otros clásicos está frotándose las manos. ¿El motivo? Un tribunal francés ha condenado a Luc Besson y su productora EuropaCorpo a pagar un total de 80.000 euros de indemnización por haber plagiado 1997: Rescate en Nueva York en su película de 2012 MS1: Máxima seguridad. 

Dirigida por Stephen St. Leger James Mather y producida por el cineasta francés, MS1 se parece mucho a la primera aventura de 'Serpiente' Plissken sólo que llevándose la ambientación de una Gran Manzana postapocalíptica a una cárcel espacial, y cambiando a aquel Kurt Russell con parche en el ojo por Guy Pearce. Dicho parecido, acerca del cual varios críticos llamaron la atención en su día, atrajo las iras de Carpenter, que llevó el caso a los tribunales. Y éstos han dictaminado que dos filmes con "un antihéroe atlético, rebelde y cínico, sentenciado a prisión pese a su heroico pasado, que recibe una oferta para rescatar al presidente de EE UU, o a su hija, a cambio de su libertad" (eso, entre otras similitudes) tienen demasiado en común como para no exigir responsabilidades legales.

Así pues, Besson deberá pagarle 20.000 euros a John Carpenter, 10.000 al guionista Nick Castle 50.000 euros a los tenedores de derechos del filme, entre los que figura el director. Dado que EuropaCorp es casi una major (éxitos de taquilla como la saga Venganza han engordado su cuenta corriente durante la última década), es poco probable que la multa la ponga en apuros económicos, pero aun así esto podría demostrar lo peligroso que puede ser a veces tomar ideas prestadas de películas de culto. Sobre todo cuando sus directores tienen un mal café proporcional a su bigotón.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento