Javier Recio, el nuevo académico español de Hollywood: "Estoy aquí para aprender de los mejores"

A sus 29 años, este animador nominado al Oscar ha pasado a formar parte de la institución más poderosa del cine. Hablamos con él sobre su nombramiento (y mucho más). Por YAGO GARCÍA
Javier Recio, el nuevo académico español de Hollywood: "Estoy aquí para aprender de los mejores"
Javier Recio, el nuevo académico español de Hollywood: "Estoy aquí para aprender de los mejores"

"No me vine a EE UU por las hamburguesas", bromea Javier Recio Gracia. Y sabe de lo que habla: a sus 29 años este madrileño criado en Granada ha sido admitido en la Academy of Motion Picture Arts and Sciences. O, lo que es lo mismo, la Academia de Hollywood, la institución que decide los Oscar. Nominado a una estatuilla al Mejor Corto de Animación por su trabajo La dama y la muerte, que se llevó el correspondiente Premio Goya, este artista en nómina de Dreamworks se ha sumado a las filas de los Vigalondo, Cobeaga, Bardem, Cruz y otros paisanos que votan los premios más famosos de la industria del cine.

Javier ya había hecho contactos en Hollywood durante su periplo para presentar La dama y la muerte, que fueron recogidos en un reportaje del diario El País. "No cerré ninguno", comenta, "pero mi estancia en Dreamworks para enseñarles el corto me proporcionó mi actual trabajo". "Eso que me ahorré", remacha, antes de contarnos que nunca pensó en aspirar a un puesto en la Academia: "me parecía algo totalmente imposible, al no ser estadounidense ni llevar demasiado tiempo trabajando alli".Pero, prosigue, fueron sus compañeros en la casa de Spielberg, Katzenberg y Geffen quienes le animaron a presentarse como candidato, algo a lo que le daba derecho su nominación. "Eso es lo bonito de Hollywood o de EE UU en general", explica. "Si ellos creen que tienes talento, procuran que te sumes a su industria".

Dicho y hecho: Javier Recio fue escogido por el comité de selección como uno de los 178 nuevos miembros que se incorporan a las 21 ramas de la Academia este año. Un pack en el que se incluyen nombres de peso tanto en la interpretación (Jennifer Lawrence, Ellen Page) y la dirección (Tom Hooper, Gregg Araki) como en las categorías técnicas (el diseñador de producción Guy Dyas) y, por supuesto, la animación. La noticia llegó hasta Javier cuando se hallaba de vacaciones en España: "Mi familia y yo nos enteramos a la vez", nos cuenta. "Mi madre por fin esta muy orgullosa de las "notas" de su hijo, ya que nunca le di muchas alegrias en mi epoca de estudiante".

Javier nos recuerda que este año sólo han entrado en la Academia 13 profesionales de la rama de animación, entre ellos el director de Up, Pete Docter... Y él. "Si sabes un poco del mundillo, comprenderás el honor que es para mi estar entre ellos", insiste. También hay que tener en cuenta, añade, que "el número de seleccionados suele ser muy reducido, porque la Academia quiere mantener su número de 6.000 miembros". "Estoy en Hollywood para aprender de los mejores, y para formar parte de algo grande, de algo que llegue a muchos", afirma.

Ahora que Javier ha conseguido un puesto en la institución, la prebenda que más ilusión le hace es "formar parte de ese grupo de personas que eligen cada año los cortos y peliculas de animación nominadas a los Oscars". Sin olvidar, claro está, los monumentales packs promocionales que reciben los académicos en temporada de votaciones y que, según nuestro amigo Borja Cobeaga, abultan muchísimo: "Mejor, que aun tengo el apartamento muy vacío y quiero darle vidilla", bromea Javier, quien se mudó a EE UU "con dos maletas y una gata", abandonando su colección de películas en el domicilio familiar.

Dibujante de cómics en la reserva ("Con esto de pasar tantas horas en el estudio, se me quitan las ganas de seguir haciéndolo en casa"), Javier Recio tiene pendiente el estreno de Goleor, un largo español de animación ("Tiene muy buena pinta") en el que trabajó con su antiguo estudio, Kandor Graphics y un proyecto aún sin título de Dreamworks. ¿Volvería a España si aquí hubiese empresas potentes en la rama de la animación? "¿Por qué no?", responde Javier, admitiendo que la situación del cine gráfico de aquí no es para tirar cohetes: "Al no haber aún una fuerte industria de animacion tampoco puede haber una escuela donde aprender, como pasa en EE UU o Francia". Las soluciones, desde su punto de vista: "Que la animación no se quede en que es solo para niños, que se convierta en un instrumento narrativo como cualquier otro género y que, por supuesto, genere industria". Así las cosas, la mejor escuela para un animador español es "meter el pie en un estudio pequeño", algo más productivo que "matricularse en una gran escuela donde sólo conozcan la teoría".

Por lo pronto, la admisión en la Academia no ha cambiado mucho la vida de Javier: el animador sigue viviendo en la zona de Los Feliz, "un pequeño paraíso junto al Parque Griffith", rodeado de gente de la industria ("alguno de ellos debe ser también académico") y alejado de las grandes estrellas, incluyendo aquellos miembros españoles de nombre más conocido. "Tanto Antonio Banderas [coproductor de La dama y la muerte] como Javier Bardem y Pe también son académicos", nos recuerda, "claro que ellos no viven en mi edificio de apartamentos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento