Logo del sitio

James Franco reconoce su adicción al sexo tras haberse acostado con varias estudiantes

El actor había negado hasta el momento las denuncias por su comportamiento sexual inadecuado, que habían puesto en entredicho su propia carrera. 
James Franco es acusado de abuso sexual por dos exalumnas
James Franco
James Franco confiesa haberse acostado con estudiantes. El actor había negado hasta el momento las denuncias por su comportamiento sexual inadecuado, que habían puesto en entredicho su propia carrera.

El actor James Franco (43) ha reconocido lo que ya era un secreto a voces: su comportamiento sexual inadecuado con varias de las estudiantes a las que impartía clases en su escuela de interpretación. Las jóvenes denunciaban ante los tribunales el acoso al que habían sido sometidas hace casi cuatro años, mientras que el norteamericano negaba los hechos. Hasta ahora. 

Franco ha hablado en el programa de The Jess Cagle Podcast de SiriusXM sobre su adicción al sexo, donde ha revelado finalmente que se acostó con varias de sus estudiantes y su conducta inapropiada. "En el transcurso de mi enseñanza, me acosté con las estudiantes y eso estuvo mal", declaraba el intérprete. "Supongo que en ese momento mi pensamiento era que si era consensuado estaba bien. En ese momento, no estaba lúcido". 

Su adicción al sexo llegaba como respuesta para mantener a raya su alcoholismo, un problema que había arrastrado desde bien joven. "Es una droga tan poderosa. Me enganchó durante más de 20 años. La parte maliciosa es que me mantuve sobrio del alcohol durante ese tiempo y fui a reuniones. Incluso intenté apadrinar a otras personas. Así que en mi cabeza era como si estuviera viviendo una vida espiritual". 

Una adicción que le ha costado muy cara

Durante este tiempo, Franco no fue consciente del mal que podía hacer a otras personas. En 2018 varias mujeres denunciaban en un artículo para Los Angeles Times todo lo ocurrido con el actor, mientras que estas presentaban una demanda ante el juez en 2019. Entre las acusaciones pesaban algunos como la utilización de su influencia para pedir favores sexuales a sus estudiantes y la presión para la realización de escenas sexuales más explícitas. Tras negar los hechos, este llegaba a un acuerdo de un pago de más de 2 millones de dólares. 

El actor también reconoce haberse estado tratando de su adicción al sexo estos últimos años para cambiar quién era y se disculpa ante todo el mundo: "No quería hace daño a nadie".

Esto afectaba a su propia carrera y su relación con Seth Rogen, quien ha roto toda vinculación con este. "Fue doloroso, pero lo entiendo. Tuvo que responder por mí, porque yo estaba en silencio. Es una de las principales razones por las que quería hablar contigo hoy.... No quiero que Seth, mi hermano, ni nadie más tengan que responder por mí".

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento