Logo del sitio

¿En qué orden debes ver las películas de James Bond?

Nuestros agentes de la continuidad se enfrentan a la misión definitiva: desentrañar la cronología de la saga más longeva e inconexa del cine. 
Sean Connery, Roger Moore, Pierce Brosnan y Daniel Craig como James Bond.
Sean Connery, Roger Moore, Pierce Brosnan y Daniel Craig como James Bond.
Cinemanía

En el mundo del alto espionaje internacional, hay misiones difíciles, luego están las imposibles... y, finalmente, aparecen aquellas frente a las cuales  incluso el agente Doble Cero más curtido del MI6 se haría caquita. Como, por ejemplo, asignarle una continuidad a las películas de James Bond. 

¿Creéis que exageramos? Ni en sueños. Pensad que estamos hablando de un serial que abarca 25 películas, rodadas a cargo de 59 años, y por el que han pasado seis actores, de Sean Connery al recién emigrado Daniel Craig. Por si eso fuese poco, además, solo los filmes protagonizados por este último se han esforzado por mostrarnos una historia que se prolongaba explícitamente entre un capítulo y otro, más allá de guiños o referencias ocasionales.  

Pero a los bondianos les encanta el riesgo, así que, durante las últimas décadas, las interpretaciones sobre la carrera de 007 han proliferado como setas. Desde la que podríamos llamar "teoría del Bond unificado" hasta esa otra según la cual 'James Bond' es un alias que han adoptado diferentes agentes del MI6 desde el fin de la II Guerra Mundial hasta nuestros días. 

¿Tenemos nosotros ganas de meternos en estos jardines? Ni por asomo, que de ellos no se sale. Lo que sí vamos a ofrecer, con una ayuda de la web Collider, son varias formas de repartir las películas de James Bond (insistimos: son 25) dándoles una cierta hilazón temática.  

Eso sí: no busquéis aquí ni la primera Casino Royale (1967) ni Nunca digas nunca jamás (1983). La primera es una parodia, y la segunda un trabajo apócrifo que aprovechaba disputas legales (y la presencia de Connery), pero a ninguna de las dos se las considera partes oficiales de la saga. 

Orden Connery (1962-1967, 1971)

Sean Connery en 'James Bond contra Goldfinger'.
Sean Connery en 'James Bond contra Goldfinger'.
Cinemanía

El original, y, a decir de muchos, el mejor. Ni el rechazo inicial del escritor Ian Fleming, ni una calvicie prematura ni aquel tatuaje en el que se leía "Scotland Forever" evitaron que el carisma del actor escocés se acoplase como un guante al de nuestro agente secreto favorito, definiendo su perfil cinematográfico de manera indeleble.  

Seguir este orden nos permite disfrutar de la primera entrega del serial (007 contra el Doctor No), de dos de sus puntos culminantes (James Bond contra Goldfinger y Solo se vive dos veces) y también de dos pelis algo menos aprovechables, según gustos, como son Operación trueno  y la postrera Diamantes para la eternidad. 

En resumen, un derroche de molonez sixties que dejaría huella para los restos en los géneros de la acción y el espionaje. Y una serie de seis filmes (antes se nos pasó mencionar Desde Rusia con amor) cuya nula preocupación por futesas como la continuidad o el arco dramático del personaje nos permite comenzar nuestra revisión con calma. 

Orden Tracy (1969, 1973-1989)

George Lazenby, Roger Moore y Timothy Dalton como James Bond.
George Lazenby, Roger Moore y Timothy Dalton como James Bond.
Cinemanía

El arco más largo de la saga Bond, abarcando la friolera de tres actores y dos décadas, es también el más embarullado. Para empezar, porque hay que ser muy bondólogo para conocer el hecho que unifica su trayectoria. 

Resulta que la 'Tracy' en cuestión es la condesa Teresa di Vicenzo (Diana Rigg). O, lo que es lo mismo, la única mujer capaz de llevar a James Bond al altar. La historia de amor, que acabó trágicamente, tuvo lugar en Al servicio secreto de su majestad, una película poco reconocida dentro del canon de la saga al estar protagonizada por el efímero George Lazenby. 

Mucho ojo, eso sí, porque su matrimonio con Tracy y la muerte de esta a manos del pérfido Blofeld fue, durante muchísimo tiempo, lo más parecido a un pasado que compartieron todas las encarnaciones de James Bond (menos la de Connery).

Así, Roger Moore recordó su luctuosa viudez en Vive y deja morir La espía que me amó, y ajustó cuentas con Blofeld de una vez por todas en el prólogo de Solo para sus ojos. En cuanto a Timothy Dalton, tuvo ocasión de lamentar el hecho en 007: Licencia para matar, cuando asistió a la boda de su colega Felix Leiter. 

Así pues, seguir esta continuidad es la única que nos garantiza que los diferentes James Bond a los que vemos en la pantalla son, inequívocamente, la misma persona. 

Orden Brosnan (1995-2002)

George Lazenby, Roger Moore y Timothy Dalton como James Bond.
Pierce Brosnan como James Bond.
Cinemanía

Para algunos, las películas protagonizadas por Pierce Brosnan fueron un bienvenido reencuentro de la saga con su aspecto más lúdico, tras la seriedad y la violencia de la 'era Dalton'. Para otros, la sucesión de películas que arrancó con GoldenEye supone la etapa más floja y perecedera de James Bond, empezando por aquellos créditos CGI que ahora cantan a distancia.  

Pero, una vez más, eso son gustos. Lo que sí podemos afirmar es que las entregas protagonizadas por Brosnan rompieron ataduras muy rápidamente con sus predecesoras. No se trata solo de que la mayoría de los actores veteranos de la saga se hubieran retirado ya (Desmond Llewelyn, el intérprete original de Q, aguantó hasta El mundo nunca es suficiente) sino que las referencias al pasado del superagente desaparecieron por completo. 

Algunos bondólogos, eso sí, interpretan diálogos de algunas de estas cintas como alusiones muy veladas a la muerte de Tracy. Y no podemos olvidar a la inefable M de Judi Dench acusando a 007 de ser "un dinosaurio sexista y misógino, una reliquia de la Guerra Fría" nada más debutar. Pero esas, en nuestra opinión, son alusiones para fans sin repercusión en la trama. 

Orden Craig (2005-2021)

Daniel Craig como James Bond.
Daniel Craig como James Bond.
Cinemanía

16 años y cinco películas: eso es lo que ha durado el rocoso Craig como intérprete de 007, algunos dirían que muy a pesar de él mismo. Y, en el proceso, nos ha ofrecido algo que los bondianos del mundo jamas habríamos esperado ver: una saga de 007 con su planteamiento, su nudo y su desenlace. 

Así pues, la continuidad que comenzó en 2005 con Casino Royale nos ha mostrado la promoción de James Bond a agente Doble Cero y ha tenido su equivalente a la muerte de Tracy con el romance entre el agente y Vesper Lynd (Eva Green). En entregas sucesivas, además, nos ha mostrado al espía enfrentándose con el pasado de su familia (Skyfall), descubriendo insospechados lazos de parentesco (Spectre) e incluso encontrando un nuevo amor en Madeleine Swann (Léa Seydoux). 

Vamos, que la 'era Craig' nos permite asegurar, ya desde su primera entrega, que no se trata de un añadido a la difusa continuidad anterior, sino un reboot con todas las letras. Ahora bien: ¿ha estado a la altura de sus predecesoras, pese a sus altibajos de calidad? No lo sabemos, porque pronunciar ese veredicto es algo que les corresponde a los fans. 

¿Quieres recibir las mejores recomendaciones de cine y series todos los viernes en tu correo? Apúntate en nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento