Logo del sitio

Indiana Jones ya está en el diccionario (de inglés)

En su nueva edición, el Oxford English Dictionary incorpora más de 100 términos relacionados con el cine, incluyendo el nombre de nuestro profesor de arqueología favorito.
Indiana Jones ya está en el diccionario (de inglés)
Indiana Jones ya está en el diccionario (de inglés)

No hace falta remitirse a la RAE, y a las divertidas polémicas con las que nos obsequia de vez en cuando, para saber que los diccionarios van siempre muy por detrás del habla popular y sus transformaciones. Pero, cuando nos fijamos en lo que toca al cine, esa situación se vuelve mucho más evidente, porque las entidades lexicográficas apenas reconocen la existencia de términos de uso común para los aficionados al séptimo arte. Afortunadamente, eso acaba de cambiar… pero solo para los angloparlantes. En su nueva edición, el Oxford English Dictionary (uno de los diccionarios de inglés más consultados del mundo) ha incorporado más de 100 términos relacionados con el cine, incluyendo adjetivos, sustantivos comunes y algún nombre propio que otro...

En la lista de términos añadidos se encuentran géneros como "giallo" y expresiones técnicas como "segunda unidad" "flashforward", así como una gran cantidad de adjetivos relacionados con directores de cine como "scorsesiano", "lynchiano", "godardiano", "spielbergiano", "fordiano" (de John Ford, claro) o "buñueliano" (la única de estas palabras que aparece en el diccionario de la Real Academia). Asimismo, vocablos ya presentes en el diccionario como "corte" "claqueta" reciben nuevas acepciones cinéfilas.

Pero, claro está, lo mejor se encuentra en los términos sorprendentes e inesperados. Por ejemplo, es un gusto ver aquí el nombre del erudito "Indiana Jones", o el de la "Mrs. Robinson" interpretada por Anne Bancroft en El graduado. Asimismo se encuentran expresiones como "Ya no estamos en Kansas" de El mago de Oz y, la mejor de todas, ese Groundhog Day derivado del título en inglés de Atrapado en el tiempo y que se refiere a una situación que parece no acabar nunca. Ahora solo queda preguntarse si en la sede de la RAE en la calle Felipe IV de Madrid se darán por enterados de esta innovación, aunque lo dudamos mucho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento