'In Fabric': la anatomía de los sentidos de Peter Strickland

La subyugante película de terror y alta costura del cineasta británico está disponible en Movistar+. 
In Fabric
In Fabric
Cinemanía

La sensibilidad del británico Peter Strickland remite a la Europa continental, las tierras húngaras donde germinó su interés por el fantaterror. In Fabric es la primera película que ambienta en Londres, tomando la costura de corte inglés como vía de acceso al horror en forma de un vestido que posee el alma de quien lo porta. 

Los códigos plásticos del giallo (subgénero al que llegó a través de Stereolab, cuyo Tim Gane firma la banda sonora de In Fabric como Cavern of Anti-Matter) sirven a Strickland para confeccionar un relato de dos piezas, donde cada elemento está tratado con cuidado artesanal. 

La misma meticulosidad que ha empleado en el resto de títulos de su filmografía, donde muestra las señas de identidad que desgranamos a continuación.

Paciencia

Las películas del británico apuestan por tomarse la narración con calma y dan satisfacción a quien sabe esperar. Igual que hizo la protagonista de su debut, Katalin Varga (2009), una mujer que recorre las colinas del este de los Cárpatos junto a su hijo para vengarse del hombre que la violó y dejó embarazada 11 años atrás.

Fatma Mohamed

Fatma Mohamed
Fatma Mohamed
Cinemanía

Desde que conoció a esta actriz rumana (con sangre húngara y sudanesa) en un teatro de Transilvania, ha aparecido en todas sus películas en calidad de robaescenas inmediata. Su presencia hechizante, mirada eterna y voz aterciopelada obtienen un escaparate de primera en los grandes almacenes de In Fabric, un papel artificioso escrito para ella.

Sonido

Tiene sentido que alguien tan interesado en explorar la plástica del lenguaje sonoro dedicara su segundo largo a un ingeniero de sonido. En Berberian Sound Studio (2012), Toby Jones interpreta a uno en esta pesadillesca disección del giallo a través del foley, o la fabricación de efectos para recrear exactamente cómo suena la carne humana al ser acuchillada.

Sensualidad

El cine como festín fetichista para los sentidos. Como ocurre en los gialli postmodernos de los belgas Cattet & Forzani(Amer), Strickland exacerba el erotismo de la imagen cinematográfica hasta llegar al irresistible juego morboso de roles de dominación y sumisión de Sidse Babett Knudsen y Chiara D’Anna en The Duke of Burgundy (2014), una historia de amor hauntológico y lepidopterología.

Texturas

Palpar las imágenes con los ojos, como si la vista fuera un sentido táctil. Esto es primordial en cada largometraje del cineasta, pero también en otros trabajos como su videoclip para el dúo folk A Hawk and a Hacksaw. Rodado en Super 8, bien cargado de gasas transparentes, dobles exposiciones y ambientes a lo Maya Deren.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento