Logo del sitio

'Good Hair': el documental de Chris Rock que trata sobre el pelo de las mujeres negras

A raíz del chiste de Chris Rock sobre el pelo de Jada Pinkett Smith, analizamos su documental de 2009 sobre estética capilar en la comunidad afroamericana.
Good Hair
Good Hair
Cinemanía

A no ser que vivas en una cueva -y tiene que ser una cueva muy profunda, una cueva sin wifi-, has visto el incidente del que todo el mundo habla. En la pasada edición de los Oscar, Will Smith abofeteó en directo a Chris Rock momentos después de que el humorista hiciese un chiste comparando el pelo de su mujer, Jada Pinkett Smith, con el rapado de la teniente O’Neil, personaje interpretado por Demi Moore en 1997.

Dentro de los innumerables debates, artículos y opiniones que ha suscitado este lamentable incidente, ha surgido un dato llamativo por su conexión con el mismo. Chris Rock produjo, en 2009, un documental llamado Good Hair, que exploraba el mundo de la estética capilar femenina en la comunidad negra de Estados Unidos. 

El documental, dirigido por Jeff Stilson, cuenta con la intervención de importantes figuras del entretenimiento y de la comunidad afroamericana de Estados Unidos. Actrices como Tracie Thomas o Raven-Symoné, músicos como Ice T o Salt-N-Peppa o escritoras como Maya Angelou. El valor de Good Hair radica en la visibilidad que ofrece a un tema tan vital para tantas mujeres afroamericanas, silenciado por el resto del mundo.

Como explican a Chris Rock todos los protagonistas que intervienen en la cinta, la estética europea o incluso asiática de cabellos ondulados y alisados que imponen las grandes empresas de moda o los cánones inalcanzables del cine y la televisión es particularmente agresiva para las mujeres negras, cuyo pelo suele ser rizado, completamente opuesto al ideal normativo de belleza. Esto provoca que, a lo largo de su vida, inviertan miles de dólares en pelucas o extensiones, pudiendo incluso contratar tratamientos de alisado tremendamente perjudiciales para la salud.

El negocio del cabello

Los testimonios del documental son sobrecogedores, con frases como “no se toca el pelo de las mujeres negras” o “quitarme las extensiones delante de un hombre es algo más íntimo que tener sexo”. A mitad del metraje, Rock entrevista a Sheila Bridges, diseñadora de interiores con alopecia, que le explica cómo vive su enfermedad en una sociedad tan preocupada por la estética y dentro de una comunidad muy consciente de la importancia que tiene la imagen a la hora de expresar su identidad. Además, el documental muestra cómo los grandes empresarios que se enriquecen con el negocio de los productos y tratamientos capilares para afroamericanos son o blancos o asiáticos.

Durante todo el documental, Chris Rock ejerce de presentador y conductor, combinando momentos de mayor emotividad con su habitual forma de hacer y entender el humor. Es evidente que Rock comprende el valor que tiene el pelo para una mujer negra. 

Lo que hace este documental, visto tras el incidente de los Oscar, es recordarnos que los temas tratados en el humor no son reflejo de las opiniones del autor, sino una experimentación, una búsqueda. Igual que los autores de las novelas de policías no justifican los asesinatos, los humoristas no aplauden comportamientos con los que hacen sketches o frivolizan sobre aquello de lo que hablan.

Good Hair
Good Hair
Cinemanía

Por último, una anécdota del rodaje que hace mención directa a Will Smith. A lo largo de Good Hair, Chris Rock viaja a la India para conocer el país del que sale el pelo que luego llevarán las mujeres de Estados Unidos en sus pelucas y extensiones. Investigando sobre cómo se obtiene este pelo natural, un experto en la materia le confiesa que mucho del pelo que se vende en occidente es robado. 

En ocasiones, traficantes acuden al cine y cortan el pelo a las mujeres de la sala mientras ellas están viendo una película. Cuando oye esto, Chris Rock responde “así que puedes entrar a ver Soy leyenda y salir diciendo “soy calvo”. Bendito seas, Chris Rock. Quién te lo iba a decir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento