Logo del sitio

“Fue muy fuerte”: Bradley Cooper sobre su desnudo frontal en ‘El callejón de las almas perdidas’

El actor protagoniza la nueva película de Guillermo del Toro.
Bradley Cooper en 'El callejón de las almas perdidas'
Bradley Cooper en 'El callejón de las almas perdidas'
Searchlight Pictures

En esta temporada de premios vuelve a tener presencia Bradley Cooper, que hace ya unos cuantos años nos deslumbrara con su trabajo (tanto interpretativo como de dirección) en Ha nacido una estrella. En 2022 estrena tanto Licorice Pizza, lo nuevo de Paul Thomas Anderson previsto para este 11 de febrero, como El callejón de las almas perdidas. La película de Guillermo del Toro, que adapta la novela homónima de William Lindsay Gresham sin (presuntamente) reparar en el conocidísimo título que ya dirigiera Edmund Goulding en los años 40 sobre la obra, encuentra a Cooper en el papel principal. Stanton Carlisle, un empresario sin escrúpulos cuyo auge y caída registra el film.

Interpretar a Stan, que en El callejón de las almas perdidas pone en marcha una elaborada estafa, le ha supuesto a Bradley Cooper un desafío considerable, del que ha hablado junto a Kim Masters en el programa The Business. Según se hace eco The Hollywood Reporter, la experiencia del rodaje fue tan intensa que como resultado ahora él y Del Toro son amigos íntimos. Y destaca un momento de la producción como especialmente delicado: aquél que exigió quedarse desnudo delante de la adivina que interpreta Toni Collette, poco antes de mantener relaciones sexuales.

Cooper describía así el proceso para ponerse en la piel de Stan: “Realmente es parecido a ponerse un uniforme de minero y bajar al túnel, sabiendo que puedes estar excavando una ruta que no te llevará al final ese día, pero a la que tienes que volver al día siguiente. Porque el contenido de la película, lo que estábamos explorando, exigía que estuviéramos desnudos emocionalmente y con el alma en un puño”. El callejón de las almas perdidas indaga en las miserias más profundas del ser humano, siendo el estafador protagonista su máximo exponente, e implicando un gran esfuerzo de Cooper por ponerse a su nivel.

El guion, así las cosas, también le obligó a desnudarse literalmente, cuando al inicio de El callejón de las almas perdidas Stan se mete en una bañera frente a Zeema, personaje de Collette. “Recuerdo haber leído el guion y pensar: es un paleto en escabeche en una bañera, y la historia lo necesita. Tienes que hacerlo. Todavía recuerdo aquel día en el que estuve desnudo delante del equipo durante seis horas y era el primer día de Toni Collette. Fue como ‘guau’, muy fuerte”, explica el actor de El lado bueno de las cosas, que no dudó ni por un segundo en quedarse en cueros. “No había nada gratuito en ello. Fue por la historia”.

El callejón de las almas perdidas, precedido de un considerable batacazo económico en EE.UU., llega a los cines españoles este 21 de enero

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento