Logo del sitio

Farrell, Depp, Mikkelsen: ¿quién es el mejor Grindelwald?

El antiguo amor de Dumbledore ha sido interpretado por hasta cinco actores distintos.
Las tres caras de Grindelwald
Las tres caras de Grindelwald
Warner Bros.

Nadie podía imaginarse que daría tanto que hablar un tipo cuya primera mención tenía lugar en el dorso de un cromo de Magos y Brujas Famosos que sostenía Harry Potter al inicio de La piedra filosofal. Es decir, para cuando esta escena llegaba ya imaginábamos que Albus Dumbledore, protagonista de dicho cromo, iba a tener una importancia fundamental en la saga de J.K. Rowling, pero no así en el caso de Gellert Grindelwald, el misterioso mago oscuro al que Dumbledore había derrotado en 1945, según leía el joven protagonista frente a su amigo Ron Weasley. Gracias a la derrota de Grindelwald, el director de Hogwarts había sido condecorado con la Orden de Merlín, Primera Clase. Era un héroe absoluto.

No fue hasta Harry Potter y las reliquias de la muerte que descubrimos que la situación había sido algo más compleja. Dumbledore y Grindelwald fueron amantes, y luego de ser levemente seducido por el mal, el primero había derrotado al segundo antes de lograr adquirir las tres Reliquias de la Muerte y arrasar el mundo muggle/mágico con ellas. De cara a los flashbacks que nos explicaban esto, las últimas películas de Harry Potter dirigidas por David Yates nos presentaban a dos actores interpretando a Grindelwald: Jamie Campbell Bower le encarnaba cuando era el joven mago de quien Dumbledore se había enamorado, mientras que Michael Byrne hacía lo propio cuando era un anciano en sus últimos días, cuando Voldemort le preguntaba por el paradero de la Varita de Saúco.

Los rostros de Grindelwald en 'Las reliquias de la muerte'
Los rostros de Grindelwald en 'Las reliquias de la muerte'
Warner Bros.

El metraje de Burne y Campbell Bower en Las reliquias de la muerte I y II apenas alcanzaba los dos minutos, de forma que Grindelwald seguía siendo casi un desconocido cuando entre Warner y J.K. Rowling auspiciaron la saga Animales fantásticos. Como esta se ambientaba décadas antes de La piedra filosofal, concretamente durante la guerra contra Grindelwald, era la oportunidad de que el público conociera del todo al antecesor de Lord Voldemort. Por una combinación de designios de escritura y reveses del destino, a Grindelwald lo han interpretado tres actores más desde entonces. Al hilo del estreno de Los secretos de Dumbledore, es buen momento para discernir quién lo ha hecho mejor. 

Colin Farrell

Colin Farrell en 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos'
Colin Farrell en 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos'
Warner Bros.

La película mejor valorada de Animales fantásticos hasta la fecha (con una notable diferencia) ha sido la primera, que prescindía de subtítulos rimbombantes para tomar el Animales fantásticos y dónde encontrarlos del ficticio libro de Newt Scamander, Eddie Redmayne en el cine. Cabe achacar la buena recepción a una claridad narrativa y una preocupación por los personajes que ha ido diluyéndose a posteriori, pero tampoco es descabellado responsabilizar a Colin Farrell: fue el primero en ser Gellert Grindelwald para la saga, aunque no lo supiéramos hasta el final porque durante la mayor parte del film respondía al nombre de Percival Graves.

Graves es el jefe del Departamento de Aplicación de la Ley Mágica en el MACUSA, órgano ministerial de EE.UU., y su insistencia en atrapar a Newt y sus amigos se debe a que Grindelwald se está haciendo pasar por él. Hasta que los protagonistas descubren el engaño, Farrell ha entregado una interpretación de gran intensidad (como las que este intérprete irlandés suele brindarnos), lindando cierta seducción cuando intenta manipular a Credence Barebone (Ezra Miller). Cuando su rostro cambia al de Johnny Depp hacia el final de la película, sin que luego se sepa nada de qué ha sido del verdadero Percival Graves, es inevitable sentir cierta decepción. 

Johnny Depp

Johnny Depp en 'Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald'
Johnny Depp en 'Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald'
Warner Bros.

Pero qué íbamos a hacerle, era Depp quien Warner y J.K. Rowling habían elegido para ser el villano de Animales fantásticos. La segunda entrega, Los crímenes de Grindelwald, ya le erigía como amenaza a batir con todas las de la ley, y nos presentaba a un tipo taciturno y de voz afectada, muy alejado de la intensidad que Farrell le había conferido al mismo papel (más o menos). Depp recurría a buena parte de los manierismos que han marcado las últimas fases de su carrera, poniendo en pie una caracterización bastante excesiva e incluso irritante que contrastaba con la seguridad y buen hacer de Jude Law como Dumbledore, su némesis.

No todo era desastroso, sin embargo. Hacia el final de la película Depp lograba dar verdadero durante una escena en París donde presagiaba la Segunda Guerra Mundial y se presentaba como una especie de Hitler mágico ante sus seguidores. Nada, por otra parte, que sirviera para aligerar la mala prensa que traía el actor a sus espaldas, pues al poco de ser elegido como Grindelwald para la Animales fantásticos fundacional ya había estallado el escándalo por su divorcio con Amber Heard. Entre acusaciones de violencia doméstica cruzadas, una parte considerable del fandom mostraba su firme rechazo a que Depp protagonizara la saga. Estas demandas terminaron siendo atendidas por Warner.

Mads Mikkelsen

Mads Mikkelsen en 'Animales fantásticos: Los secretos de Dumbledore'
Mads Mikkelsen en 'Animales fantásticos: Los secretos de Dumbledore'
Warner Bros.

Rowling defendió inicialmente a Depp del linchamiento mediático, pero nada impidió que el mismo actor presentara su dimisión ante Warner Bros., no sin antes llevarse una sustanciosa indemnización. El papel de Grindelwald fue a parar a Mads Mikkelsen: un actor que se parecía tan poco a Farrell y Depp como estos se habían parecido entre ellos, pero se trató de una decisión casi unánimemente aplaudida. Mikkelsen es un actor extraordinario que podía interpretar a este villano con los ojos cerrados, y desde luego tenía mucha mejor fama que Depp.

Siendo sinceros, Animales fantásticos: Los secretos de Dumbledore tampoco es demasiado buena, pero la mejora experimentada de Depp a Mikkelsen es considerable. El actor de Otra ronda está mucho más centrado que Depp, y ayuda a su trabajo que se haya prescindido de caracterizaciones estrafalarias (el bueno de Mads nunca se quita la gabardina o la bufanda durante toda la película). Este nuevo Grindelwald recoge el inquietante magnetismo de Farrell, le baja unos decibelios para aproximarse a la actitud de Depp, y de propina resulta tener una química tremenda con Law en las escenas que protagonizan juntos. Así que sí, confirmamos (con el perdón de Farrell) que a la tercera va a la vencida.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento