“Esto no es fácil”: Warner se justifica ante las críticas de Christopher Nolan y Denis Villeneuve

El modelo híbrido de mandar los estrenos tanto a las salas como a HBO Max ha provocado un gran conflicto con los directores.
Timothée Chalamet en 'Dune'
Timothée Chalamet en 'Dune'

La crisis del coronavirus y las consecuencias derivadas para el sector audiovisual (canalizadas en rodajes detenidos, cines cerrados y una severa acumulación de estrenos aplazados) ha movido a Warner a tomar una drástica decisión: estrenar todas sus películas de 2021 simultáneamente en salas y en HBO Max, su servicio de streaming de reciente creación. Como era de esperar, no ha sido una decisión en absoluto bien recibida dentro de ciertos sectores, con la cadena de cines estadounidense AMC desafiándoles abiertamente y Legendary Entertainment amenazando con demandarles al hilo de su responsabilidad en la producción de Dune y Godzilla vs. Kong, dos de los estrenos afectados.

Han sido los cineastas, sin embargo, quienes han tenido las palabras más duras y que más ecos han acogido en la conversación pública, con Christopher Nolan asegurando que es una traición para la gente de su gremio (llamando a HBO Max, incluso, “el peor servicio de streaming”) y Denis Villeneuve lamentando que esto pueda matar a la franquicia que iniciara Dune, al tiempo que señalaba la responsabilidad en esto de la multinacional AT&T, deseosa de subir las suscripciones de la plataforma. La respuesta de la major a estos exabruptos ha tardado en llegar, pero finalmente gracias a una entrevista en The New York Times podemos saber cuál es la versión de Jason Kilar, directivo de Warner Media.

Kilar admite que la compañía tendría que haber sido “más sensible” a la hora de emitir el comunicado, y que las palabras de Nolan y Villeneuve le han resultado “muy dolorosas”.“Claramente tenemos que hacer mucho trabajo para afrontar la pandemia y el futuro junto a ellos”, afirmaba teniendo interiorizado que la relación con estos directores ha quedado severamente dañada. No obstante, defiende el plan de Warner y asegura que fueron la innovación y el bienestar del cliente los principales motivos de su desarrollo: “No había ningún escenario en el que todo el mundo se levantara a aplaudir. Las medidas innovadoras nunca se topan con esta reacción”.

“No es fácil, no está pensado para ser fácil. Cuando intentas algo nuevo tienes que estar preparado para la gente que no esté conforme con el cambio, pero es normal”, asegura Kilar, acaso tomándoselo con tranquila resignación. “Es importante decir, y es algo que debería haber sido parte central de nuestro comunicado original, que estamos abordando los aspectos económicos de esta situación guiándonos principalmente por la generosidad”, añade.

Parte de las críticas a Warner han hecho hincapié en que la major no consultara a los cineastas antes de tomar esta resolución, y según trascendió incluso un estudio como Legendary se enteró de ello solo treinta minutos antes de que saliera adelante el comunicado. Kilar, sin embargo, cree que a este respecto hicieron bien: “Hay cosas que puedes hablar y hablar, pero que no conducen a ningún cambio. No creo que hubiera sido posible de invertir meses y meses en hablar con cada socio. En algún punto necesitas asumir el mando. Y liderar y tomar decisiones con el cliente en mente”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento