Emma Stone también se estaría planteando demandar a Disney por los ingresos de ‘Cruella’

La jugada de Scarlett Johansson está llamada a crear escuela.
Fotograma de 'Cruella'
Fotograma de 'Cruella'
Disney

Este jueves supimos que Scarlett Johansson había impuesto una querella contra Disney en un juzgado de Los Ángeles, denunciando un incumplimiento de su contrato a causa de la decisión de la Casa del Ratón de dar a Viuda Negra un estreno híbrido. El salario de la actriz dependía de las ganancias en taquilla, las mismas que se habrían visto mermadas con la llegada simultánea del film a Disney+ y a las salas, de forma que Johansson ha decidido desafiar públicamente a la Casa del Ratón en un movimiento de gran repercusión. Más allá de que su demanda prospere, en las horas sucesivas ha habido reacciones de todo tipo, y Johansson se ha convertido en un modelo a seguir.

Así, hoy hemos sabido que Gerard Butler ha iniciado otro litigio con los productores de Objetivo: La Casa Blanca en lo que sería, sin embargo, un desacuerdo más convencional dentro de las dinámicas hollywoodienses. No es el caso de Emma Stone, que en estos momentos se estaría planteando hacer lo mismo que Johansson con respecto a Cruella, que llegó el pasado 28 de mayo tanto a cines como a Disney+ en Acceso Premium. Según cuenta el exeditor de The Hollywood Reporter Matt Belloni en su newsletter (llamada What I’m Hearing), Stone se ha sentido inspirada por los actos de Johansson y está barajando interponer una demanda propia contra la Casa del Ratón.

“Se cuenta que Emma Stone, protagonista de Cruella, está sopesando sus opciones”, revela el periodista. Cruella fue un relativo éxito de crítica y público y de hecho ya se prepara una secuela, pero la sospecha de que sus ingresos en taquilla fueron afectados por el modelo híbrido de Disney se mantiene, y en las próximas horas Stone podría unirse a Johansson en sus reclamaciones. Belloni, que fue el mismo que aseguró que Kevin Feige (director creativo de Marvel) se encontraba “muy avergonzado” por lo ocurrido con Viuda Negra, deja caer el nombre de otra actriz que también está planteándose demandar a Disney en los mismos términos.

Se trata de Emily Blunt al hilo de Jungle Cruise, que justo se estrenaba ayer tanto en cines como en Disney+ con Acceso Premium. La situación de Blunt es particular porque ya se ha enfrentado con una major en el pasado reciente: concretamente al hilo de Un lugar tranquilo 2, cuyo estreno sucesivo dentro de Paramount+ y el modo en que esto podía afectar a su salario condujo a que tanto ella como su marido John Krasinski (director del film) libraran una batalla con el estudio. Paramount llegó a un acuerdo con ellos fuera de los focos, y está por ver cómo reacciona Disney a sus propias demandas, por las que Johansson está recibiendo un apoyo enorme. 

Por lo pronto, no lo está haciendo muy bien. Bellami apunta que los ejecutivos están siendo estos días “notoriamente difíciles de tratar” a causa de la presión mediática, a lo que hay que sumar la malísima imagen que Disney se ha granjeado con su comunicado en respuesta a Johansson, donde afirmaba que la demanda no tenía fundamento alguno. Varios organismos como Women Make Film o Time’s Up ya se han pronunciado en contra de sus palabras, acusando a la Casa del Ratón de mantener una actitud machista y agravando una situación que podría acabar conduciendo tanto a indemnizaciones millonarias como a la final desaparición del Acceso Premium. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento