El músculo no lo es todo: 5 estrellas de acción que saben actuar

No suelen ser carne de Oscar, y muchas veces ellos son los primeros en olvidarlo, pero estos señores tan cachas tienen más matices de lo que parece. Por YAGO GARCÍA
El músculo no lo es todo: 5 estrellas de acción que saben actuar
El músculo no lo es todo: 5 estrellas de acción que saben actuar

Subestimar a un actor por su aspecto puede ser un problema, sobre todo si el actor de marras mide cerca de dos metros y tiene la complexión física de un armario ropero. Sin ir más lejos, Dwayne Johnson (a quien ya nadie llama 'La Roca') parece haberse sobrepuesto a unos 12 años de choteo por parte de la prensa, a costa de su pasado de luchador de pressing catch y a su limitado registro interpretativo, gracias a El mensajero. Una película esta que, sin ser nada del otro mundo, nos muestra a Johnson matizando su figura de action hero, dialogando seriamente con Susan Sarandon e incluso recibiendo una paliza frente a la cámara. No decimos que Johnson se haya convertido de pronto en carne de Oscar: seguramente nunca lo sea y, con una excepción, ninguno de estos intérpretes se ha llevado tampoco una estatuilla dorada. Pero lo que sí decimos es que todos estos actores, que se dieron a conocer a través de películas con tortazos, tiros y mamporros, sorprendieron a más de uno demostrando que eso de actuar tampoco se les daba mal del todo. ¿El problema? Que, la mayoría de las veces, ellos también prefieren olvidarlo.

Burt Lancasterburt_lancaster

Lució músculos en... Antiguo trapecista de circo, Lancaster llamó la atención de la industria por su habilidad atlética, no por su capacidad como actor. Otra cosa es constatar que clásicos de aventuras y acción como El halcón y la flecha y El temible burlón nunca habrían sido lo mismo de no ser por su gracejo.

Descubrimos que actuaba bien en... De aquí a la eternidad (1953). El intérprete ya se había ganado aplausos con Vuelve, pequeña Sheba, pero fue su beso adulterino con Deborah Kerr el que le granjeó su primera nominación al Oscar, premio que habría de ganar en 1960 (El fuego y la palabra) y al que fue candidato en otras dos ocasiones.

Las consecuencias fueron... Muchas, y muy buenas. Aunque su carrera siempre fue bastante irregular, el bueno de Burt participó en películas tan memorables como Mesas separadas, El tren y (ya bastante mayor) Atlantic City. Por si esto fuese poco, se ganó el respeto del muy puntilloso Luchino Visconti cuando trabajó a sus órdenes en El gatopardo. Debido a ello, el italiano le volvió a llamar para Confidencias.

Sylvester Stallonestallone_copland

Lució músculos en... Junto al siguiente ejemplo de nuestro informe (¿adivinas de quién puede tratarse?), 'Sly' fue el máximo ejemplo de héroe anabolizado durante los 80. Acorralado, Rambo y la saga Rocky, entre otras, ofrecieron testimonios de una pasión por el body building que habría de costarle un músculo pectoral, por el sobreesfuerzo. ¿O fue por la verguenza de haber actuado en ¡Alto! O mi madre dispara?

Descubrimos que actuaba bien en... CopLand (1997). Es cierto que, desde los inicios de su carrera (y no nos referimos a El semental italiano), Stallone andaba como loco por que se lo tomasen en serio, pero fue James Mangold (Lobezno inmortal) quien nos lo mostró en un poco habitual registro de tipo vulnerable, enfrentado además a todos unos Robert DeNiro, Harvey Keitel y Ray Liotta.

Las consecuencias fueron... Casi inexistentes. Aunque la interpretación de Sylvester en CopLand fue bastante aplaudida, el actor se dejó ver acto seguido en megatruños tales que Get Carter y D-Tox. La verdad, Stallone funciona mejor cuando se pone él mismo tras la cámara (John Rambo, Rocky Balboa y las dos partes de Los mercenarios) que cuando son otros los que captan esa gestualidad, digamos, particular.

Arnold Schwarzeneggerschwarzenegger_poli_guarderia

Lució músculos en... Infinidad de concursos de culturismo, primero, y después en Hércules en Nueva York, uno de esos debuts que pueden acabar con una carrera de puro infames. Después llegaron Conan el bárbaro, Commando, Terminator, Depredador... Y el resto fue historia.

Descubrimos que actuaba bien en... Más que un "en", aquí hablamos de un "cuando", porque entre 1990 y 1991, 'Arnie' estrenó seguidas Desafío total, Poli de guardería y Terminator 2: El juicio final. Las dos primeras demostraron que el austríaco sabía reírse de sí mismo y de sus clichés, mientras que en la segunda nos hizo sollozar (un poquito) cuando decía aquello de "Yo no puedo autoterminarme".

Las consecuencias fueron... Malogradas. Aunque Mentiras arriesgadas y El último gran héroe indicaron que lo de Schwarzenegger no había sido un espejismo, a continuación llegaron El 6º día, El fin de los días y las incalificables Junior y Un padre en apuros para echarlo todo por tierra. Tras ese intervalo político que conocemos bien, y tras regresar a la palestra con Los mercenarios 2 y El último desafío, el próximo proyecto del ex 'Governator' es Triplets, una secuela de Los gemelos golpean dos veces con Danny DeVito y Eddie Murphy. Sin comentarios...

Bruce Willisbruce_willis_sexto_sentido

Lució músculos en... Aunque ahora parezca extraño, el actor del cráneo reluciente destacó antes que nada como un gran actor cómico, tanto en la serie Luz de luna como Cita a ciegas. Pero la sombra de La jungla de cristal, El último boy scout y Armageddon es muy alargada, con lo que su imagen popular siempre incluye armas de alto calibre y/o meteoritos estallando.

(Re)descubrimos que actuaba bien en... Sí, ya sabemos qué vais a decir: Pulp Fiction. Pero, por más que Willis estuviese supremo en dicho filme, a nosotros nos pega más El sexto sentido. Una película en la que Bruce no mataba a nadie (en fin...) y hablaba todo el rato en susurros. Pese a todo ello, le resultó de lo más creíble tanto al público como a la prensa especializada.

Las consecuencias fueron... Extremadamente irregulares. Bruce, que ya había entregado interpretaciones memorables (Doce monos), volvió a poner el piloto automático, alternando asaltos muy fallidos al Oscar (¿alguien se acuerda de La guerra de Hart?) con trabajos más en su línea (Falsas apariencias), llegando sólo a mostrarnos todo lo que tiene para dar en Sin City. Irónicamente, ha sido un director tan poco afín a él como Wes Anderson el que le ha dado su mejor papel de la década en Moonrise Kingdom.

Vin Dieselvin_diesel_riddick

Lució músculos en... Al igual que en el caso de Bruce Willis, el caso de Diesel es paradójico. Estamos hablando de alguien que ganó un premio en Sundance como director (por su corto Multi-Facial) y que fue fichado por Spielberg para Salvar al soldado Ryan antes de lanzarse a repartir mamporros en Pitch Black, xXx y, por supuesto, la saga Fast & Furious, entre otras.

Descubrimos que actuaba bien en... Las crónicas de Riddick. Sí, lo decimos en serio: gran aficionado a la ciencia-ficción, Diesel se encariñó con su personaje de Pitch Black hasta tal punto que diseñó un universo a su altura, en comandita con su amigo el director David Twohy. La película, que los críticos pusieron a parir en su momento, nos parece muy reivindicable, y además sirvió para que Vin se hiciera amiguete de Judi Dench.

Las consecuencias fueron... Aunque Vin parece unido de por vida al personaje de Dom Toretto y a sus cochazos, recordamos que desempeñó un trabajo muy digno frente a la cámara de Sidney Lumet en Declaradme culpable. Bueno, también rodó Un canguro superduro, pero aquí preferimos olvidar eso y esperar a que Riddick llegue a los cines el 13 de septiembre...

Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento