Logo del sitio

El lado más salvaje de las chicas Disney: sexo, drogas y trastornos alimenticios

Así ha sido la complicada vida de los juguetes rotos de Hollywood, quienes luchan por dejar atrás su pasado.
El lado más salvaje de las chicas Disney: sexo, drogas y trastornos alimenticios
El lado más salvaje de las chicas Disney: sexo, drogas y trastornos alimenticios

No sabemos qué tiene la Casa del Ratón, que quien pasa por allí intenta romper por todos los medios con su pasado. La última en intentar desligarse de Disney fue Bella Thorne (Shake It Up), gracias a su incursión como directora en el cine del porno. Un cambio que no le ha venido nada mal, a juzgar por los premios recibidos por Her and Him. Sin embargo, la extensa lista de actrices polémicas que estuvieron unidas en su infancia al estudio cada vez es más amplia. ¿Son realmente sus problemas personales consecuencia de sus trabajos en televisión? ¿Se tratan verdaderamente de juguetes rotos?

Miley Cyrus

La protagonista de Hanna Montanna, serie que cumple su 15 aniversario, era una de las artistas que dejaban claro que no deseaba ser recordada por su personaje. Cyrus rompía con el ayer a través de su faceta como cantante, con la que abandonaba su carácter infantil para escandalizar a todo el mundo. Siempre quedará en la retina su actuación en los MTV Video Music Awards de 2013, así como sus coqueteos con la drogas, sus desnudos y sus sex-tapes, ¡y hasta su forma de lamer la bola de demolición! 

Cuando parecía que su carrera en la pantalla podría resurgir como el ave fénix, con producciones como Black Mirror, Crisis en seis escenas o Los ángeles de Charlie, Cyrus regresaba a la primera plana sensacionalista con la ruptura de su marido Liam Hemsworth, después de supuestamente ponerle los cuernos con la actriz e influencer Kaitlynn Carter. ¿Conseguirá la artista sentar la cabeza algún día?

Vanessa Hudgens

Que a la actriz de High School Musical mucha gente la tiene manía sin motivos es una realidad. La intérprete ha sido criticada en diversas ocasiones por apropiación cultural, por hacerse trenzas o utilizar atrapasueños en sus fotos. Lo suyo viene de lejos. Unas fotos de carácter sexual aparecían hace más de una década en relación a su novio por aquel entonces (Drake Bell, protagonista de la serie Drake & Josh), lo que no gustó a mucha gente.

Su tormentosa relación con Zac Efron y sus trastornos alimenticios, criticados por algunos de sus compañeros, azotaron a Hudgens durante años. No es de extrañar que ella misma (que no ha dejado en ningún momento de hacer pequeños papeles y de triunfar en Broadway) quisiera romper en 2012 con su imagen de niña buena con su papel en Spring Breakers. A pesar de ello, la norteamericana es una de las del grupo de juguetes rotos que mejor ha salido parada.

Lindsay Lohan

El nombre de Lohan es sinónimo de polémica. A lo largo de los años, la actriz nos ha dejado innumerables momentos de vergüenza ajena protagonizados por sus peleas nocturnas, sus fiestas interminables, sus borracheras, sus problemas con las drogas y el aireamiento de sus affaires. La interprete se dio a conocer gracias a películas teen como Tú a Londres y yo a California, Ponte en mi lugar, Chicas malas o Herbie: a tope

Sus filmes icónicos no salvaron a la actriz de la sequía laboral en la que se ha visto inmersa durante años. Su entrada en la cárcel por saltarse los términos de su libertad condicional, después de conducir bajo el efecto del alcohol y los estupefacientes, producía un cambio en Lohan en su búsqueda de una vida más sana.  ¿Conseguirá esta mantenerse firme en sus propósitos?

Selena Gomez

Su fama llegaba de la mano de series de Disney como Barney & Friends, Hannah Montana, Los magos de Waverly Place.. La supuesta imagen de niña buena de Gomez nunca ha sido tan cierta. Su complicada relación con Justin Bieber ha sido uno de los temas más comentados acerca de su vida. El cantante siempre ha sido señalado como uno de los mayores fuentes de los problemas personales de la artista. Sus constantes internamientos en centros de rehabilitación y sus trastornos alimenticios han sido constantes desde entonces.

Estas dificultades hacían que la actriz tomara de nuevo las riendas de su vida. En los últimos años hemos podido verla en películas como Un día de lluvia en Nueva York de Woody Allen y en Las aventuras del Doctor Dolittle. Su aparición junto a Hudgens o James Franco en Spring Breakers sorprendía a muchos en 2012 (y gustaba mucho a otros tantos), mostrándonos otra curiosa faceta de la intérprete.

Demi Lovato

Los problemas de Demi Lovato con las drogas ha copado durante años las portadas de numerosos medios. Camp Rock lanzó a la fama internacional a la actriz y cantante. Una adolescente a la que la fama le vino muy grande. Desde entonces sus entradas en centros de rehabilitación se han sucedido una detrás de otra, debido a sus adicciones y sus problemas con la anorexia y la bulimia. Las agresiones a algunos bailarines de sus giras y su sobredosis de 2018 escandalizaban a medio mundo.

Esta perspectiva podría cambiar con el duro relato en Dancing with the Devil sobre sus adiciones al alcohol y las drogas, sus desórdenes alimenticios, las violaciones que ha sufrido y los problemas mentales (como su cuadro de bipolaridad). Esto no ha impedido que la actriz no haya participado últimamente en producciones como el filme de Eurovisión de Netflix o en episodios de Will & Grace, luchando contra sus enfermedades. 

BIS: La chica Nickelodeon

Amanda Bynes

Y de oca en oca. No podemos dejar pasar la oportunidad para recordar a una de las artistas de la competencia, que también tuvieron un duro pasado, y que probablemente se lleva la palma en el ranking. Bynes era otra de las estrellas infantiles en programas como The Amanda Show, y películas como Ella es un chico o Un sueño para ella, lo que convirtió a esta en una de los personajes más queridos por los jóvenes. Su declive llegaba en 2010, cuando tras protagonizar una portada en lencería, ella misma confesaba que no amaba actuar y que se negaba a a volver a salir en la gran pantalla. Esto sorprendió mucho a sus fans, puesto que acababa de participar en la exitosa Rumores y mentiras.  Desde entonces no ha trabajado en ninguna producción. 

En 2012, la actriz causaba un accidente de tráfico al haber consumido alcohol, un hecho que junto con su consumo recurrente de drogas hizo que saltaran las alarmas. Finalmente, su ingreso en un centro psiquiátrico sacaba a la luz los graves problemas de la intérprete, que se sinceraba denunciando los abusos sexuales, físicos, y verbales que sufrió por parte de su padre durante su juventud.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento