Logo del sitio

El James Bond de Sean Connery era “básicamente un violador”, según Cary Fukunaga

El director quiere que ‘Sin tiempo para morir’ muestre una faceta distinta del personaje.
Sean Connery en 'Goldfinger'
Sean Connery en 'Goldfinger'

La última aventura de Daniel Craig como James Bond es también una prueba definitiva para el personaje, y para su posible encaje en un presente cambiante donde hay más concienciación feminista que nunca. Las connotaciones machistas de la criatura de Ian Fleming le han acompañado desde su nacimiento, y por muchos rostros que hayan ido alternando las características esenciales se han mantenido intactas. El fichaje de Phoebe Waller-Bridge como guionista en Sin tiempo para morir hizo pensar a muchos que esto supondría una evolución de 007, pero la creadora de Fleabag pronto lo negó: el personaje era el que era, lo que tendría que cambiar era lo que había alrededor.

En esta misma línea se ha manifestado Cary Fukunaga, director de la película, durante una entrevista de The Hollywood Reporter. El cineasta ha hecho un rápido repaso de las razones por las que era necesario que un film de Bond acusara los cambios actuales, y también ha aludido a lo difícil que sería mantener ciertos elementos de las películas clásicas. Sobre todo si hablamos de la primera etapa, la de Sean Connery. Fukunaga asegura que Sin tiempo para morir se distancia muchísimo de esta: “¿Es Operación Trueno o Goldfinger, donde el personaje de Sean Connery básicamente viola a una mujer? Ella está como ‘no, no, no’, y él como ‘sí, sí, sí’. Eso no funcionaría hoy en día”.

Ahora bien, tanto Fukunaga como Waller-Bridge pretenden que, de haber cambios con el personaje de Bond, estos sean lo más orgánicos posibles. “Creo que esa es la expectativa, una mujer escribiendo papeles femeninos muy fuertes, pero eso es algo que la productora Barbara Broccoli ya quería. Desde mis primeras conversaciones con ella, ese fue un impulso muy fuerte. No se puede cambiar a Bond de la noche a la mañana para convertirlo en una personaje diferente, pero sí puedes cambiar el mundo que le rodea. Es una historia sobre un hombre blanco que es espía, pero tienes que estar dispuesto a arrimar el hombre y trabajar para que los personajes femeninos que lo rodean sean algo más que comparsas”.

De ahí podemos extraer la decisión (tan criticada por los sectores habituales de Internet) de que el rango 007 vaya a parar en Sin tiempo para morir a una mujer negra, provocando una reacción muy jugosa en el personaje de Craig. Esta mujer es Nomi, interpretada por Lashana Lynch (Capitana Marvel), que también ha hablado de esta reescritura del mundo de Bond. “Cary tuvo grandes discusiones con Barbara y Daniel Craig sobre cómo dar equidad a los personajes femeninos, cómo mantenerlos fuertes, cómo darles momentos en solitario donde el público aprenda quiénes son. Era muy importante potenciar a los personajes femeninos como independientes, y eso lo tuvo presente durante todo el rodaje”.

“No sentí que Nomi, como mujer negra, estuviera constantemente detrás del blanco, lo que para mí ya es un trabajo bien hecho. Y esa fue una decisión muy consciente de Cary”, concluía. Sin tiempo para morir se estrena, luego de múltiples retrasos, este 1 de octubre.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento