El fiasco de la versión china de 'Iron Man 3'

[SPOILERS] Al parecer, los cuatro minutos extra del montaje chino de la película de Shane Black no sólo no añaden nada, sino que son un pequeño desastre narrativo.
El fiasco de la versión china de 'Iron Man 3'
El fiasco de la versión china de 'Iron Man 3'

En otras ocasiones ya hemos hablado de la delicada situación que atraviesan las relaciones entre Hollywood y el goloso mercado chino, cuya puerta de acceso para producciones extranjeras presenta fuertes limitaciones en forma de cuotas y censura previa. Decidida a convertir Iron Man 3 en su buque insignia en la cartelera china, la división cinematográfica de Marvel ha empleado varios trucos para que su blockbuster sea considerado co-producción y así pueda disfrutar de un estreno más masivo, entre ellos rodar una serie de metraje extra que sólo forma parte del montaje chino del filme. Eso sí, sin que el director Shane Black estuviera implicado en la realización de dichas secuencias; solamente les dio un visto bueno final, como ocurre con las de segunda unidad. Ahora que Iron Man 3 se ha estrenado con gran éxito en China, empiezan a aparecer en internet testimonios de espectadores que han podido ver el material y, por lo que parece, tanto su ejecución como la integración con el resto de la historia de la película se acercan bastante a la chapuza absoluta.

No sabemos si el esperpento alcanzará el nivel de aberración de ciertos productos de merchandising pirata del superhéroe metálico de Marvel también procedentes de China, pero, según lo que cuenta un colaborador de Kotaku residente en Pekín, el material añadido para hacer la película más agradable entre el público chino consigue justo el efecto contrario. Dicho material está centrado principalmente en dos personajes interpretados por estrellas nacionales, el Dr. Wu (Wang Xueqi) y una enfermera encarnada por Fan Bingbing que, aparentemente, ni siquiera tiene nombre propio. Según cuenta Brian Ashcraft en Kotaku recogiendo declaraciones de Eric Jou, cuando Tony Stark anuncia por televisión que planea matar al Mandarín, el Dr. Wu lo ve desde su oficina y llama por teléfono a JARVIS, el mayordomo robótico de Tony (que en versión original tiene la voz de Paul Bettany, pero aquí habla en chino mandarín incluso en las copias en inglés). El mensaje del Dr. Wu es claro y conciso: "Tony no tiene por qué hacer esto él solo. China puede ayudar".

"Cuando Tony Stark decide que no quiere ser más Iron Man y extraer la metralla que lleva en el pecho, va a China para someterse a la operación", continua el artículo. Lo que en la versión internacional del filme se resuelve mediante elipsis, en el montaje chino supone la mayor aportación del Dr. Wu y la enfermera Bingbing a la historia. "El Dr. Wu es el único capaz de extraer la metralla", explica el artículo de Kotaku. "El Dr. Wu y Fan Bingbing se preparan para la operación y ella dice algo como: '¿Y si le matamos por accidente? Todo el mundo sabrá que fue culpa nuestra'. A lo que el Dr. Wu responde que no fallarán". En efecto, la operación es satisfactoria y Robert Downey Jr. aparece en la cama del hospital abrazando a Gwyneth Paltrow y Don Cheadle, sin que ninguno de los actores asiáticos se deje ver en el plano. Entonces, un extraño inserto de unos 20 segundos a modo de flashback recuerda la conversación que mantuvo con el Dr. Wu. "No es realmente un flashback, porque no le ocurrió a Tony en sí", explica Jou en el artículo. "El Dr. Wu habló con JARVIS. Es extraño y fuera de lugar, como todo el contenido específico para China".

Por último, en Kotaku recopilan algunas críticas aparecidas en periódicos chinos donde se hace especial hincapié en la naturaleza desastrosa de los insertos, así como un par de anuncios que se proyectan antes de la película. Uno de ellos es de la marca de leche Yili, que después se ve de manera ostensible cómo la toma el Dr. Wu en un caso de product placement tan sonrojante que algunos blogs lo consideran el punto más gracioso de la película y recomiendan llegar pronto al cine para no perderse el efecto. El mejor resumen de la delirante situación parece ser la sentencia de un amigo de Jou también citado en la web: "Cuando aparecen los chinos en la película es como si de repente cambiaras de canal. No encaja con el resto". ¿Es así realmente como Marvel pretende ganarse al público chino? De momento no parece haberle dado mal resultado: Iron Man 3 ya se ha convertido en el estreno más taquillero del país, recaudando 130 millones de yuanes (unos 21,5 millones de dólares) en su estreno el pasado miércoles. ¿Habría ocurrido igual sin los añadidos que no parecen gustarle a nadie? Probablemente no, pero porque no habría podido estrenarse en el mismo número de salas. Así que para Hollywood será cuestión de echar cuentas para ver si se plantea seguir la misma estrategia con futuros blockbusters.

Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento