Logo del sitio

'Don't Worry Darling': Olivia Wilde habla sobre el despido de Shia LaBeouf

El carácter complicado del actor norteamericano y las últimas acusaciones contra él dinamitaron su salida. 
Olivia Wilde y Shia Labeouf
Olivia Wilde y Shia Labeouf
Cinemanía

La carrera de Shia Labeouf siempre se ha visto envuelta en polémicas, pero ninguna tan difícil para su buen nombre como la de las últimas semanas. Las acusaciones de supuestos abusos y maltratos por parte de este hacia sus exparejas ha hecho que la industria de Hollywood se posicione en su contra, en un año en el que podría haber obtenido un papel destacado con su gran interpretación en Fragmentos de una mujer. Algo que podría costarle muy caro.

El pasado septiembre nos enterábamos de que Labeouf abandonaba Don't Worry Darling por problemas de agenda, donde era sustituido por Harry Styles. Unas palabras que ocultaban la verdad de que la responsable de su despido era la directora Olivia Wilde (Súper empollonas): "la política de 'no capullos' pone a todos al mismo nivel"

No solo las denuncias contra Labeouf empujaban a esta decisión, sino que el mal comportamiento del actor se convertía en el principal problema.  “Wilde es conocida por construir ambientes colaborativos con una política de no permitir capullos”, señalaba ya hace unos meses una fuente cercana a Wilde. Ahora, la directora y actriz estadounidense ha querido pronunciarse sobre este asunto escabroso y su forma de trabajar en el set. 

"Alguien, quien es un actor y director estable en esta industria me dio un consejo terrible que fue de gran ayuda, porque sabía que tenía que hacer lo contrario", ha declarado Wilde para IndieWire. "Él me dijo: 'escucha, la forma de conseguir que te respeten en el set de rodaje es tener tres discusiones al día. Tres grandes discusiones te reinstalan en el poder, recuerdan a todos su cargo. Sé un depredador'. Eso es lo contrario a mi proceso. Y no quiero nada de eso".

De esta forma, la cineasta hace alusión al mal comportamiento de Labeouf en el set, unas palabras que muchos han reportado con anterioridad.  “Creo que es una parte desafortunada del tipo de paradigma, que se ha creado durante los últimos 100 años, la idea de que el gran arte tiene que surgir de un lugar de incomodidad y ansiedad. Que la olla a presión tiene que llegar a un punto en el que pueda ser algo intenso y valioso de esa manera". Wilde tiene claro que no quiere a gente así en sus rodajes y no duda en compartirlo con los demás. Bravo por ella. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento