"Devuélveme mi pin, James Franco". Scarlett Johansson sobre las acusaciones de acoso

La actriz también ha aludido 'a todos los hombres que se aprovecharon de que era una mujer joven que no tenía las herramientas para decir no'.
"Devuélveme mi pin, James Franco". Scarlett Johansson sobre las acusaciones de acoso
"Devuélveme mi pin, James Franco". Scarlett Johansson sobre las acusaciones de acoso

Scarlett Johansson ha sido una de las muchas actrices que se han reunido este fin de semana en la Marcha de las Mujeres a favor de la igualdad de género en Los Ángeles. Durante su discurso, la actriz se ha pronunciado sobre los casos de acoso que azotan Hollywood: "En vistas de las recientes revelaciones sobre abuso de poder y acoso sexual, y la cuestión de consentimiento contra coerción, me encuentro a mí misma pensando, tomándome mi tiempo y excavando más profundo para entender dónde estamos, y cómo hemos llegado aquí. Mi mente está desconcertada". 

Durante el discurso, la actriz también ha aludido a James Franco, quien lució el pin del movimiento Time's Up durante la noche de los Globos de Oro, para que unos días después cinco mujeres lo acusaran de abuso de poder. "¿Cómo puede una persona apoyar a una organización que ayuda a las víctimas de abusos sexuales públicamente, mientras que en privado depreda a gente que no tiene poder?", ha lanzado Johansson, para acto seguido añadir: "Por cierto, quiero mi pin de vuelta". Un representante de la actriz ha confirmado a People (como recoge EW) que Johansson se refería a Franco.

La actriz también ha mencionado a los hombres que se han aprovechado de ella en el pasado. Hablando sobre las emociones que ha sentido en los últimos meses, ha asegurado que "de repente, tenía 19 años otra vez, y empecé a recordar a todos los hombres que conocí que se aprovecharon del hecho de que era una mujer joven que no tenía aún las herramientas para decir no, o entender la importancia de mi propia autovaloración". 

"He tenido muchas relaciones, tanto personajes como profesionales, donde la dinámica de poder estaban tan desviada que tuve que crear una narrativa en la que era la chica guay que podía pasar el rato, y eso a veces significaba comprometer lo que me parecía correcto, pero parecía que estaba bien", ha explicado la actriz: "Parecía que estaba bien comprometer mi voz, y así permitirme no ser vista y degradada, ya fuera intencionado por la otra parte o no, porque me permitió tener la aprobación que las mujeres están condicionadas a necesitar".

Para acabar, Johansson ha afirmado que "quiero seguir adelante y, para mí, seguir adelante significa que mi hija crezca en un mundo donde no tenga que ser una víctima de lo que se ha convertido cruelmente en norma social". "La igualdad de género no solo puede existir fuera de nosotros mismos. Debe existir dentro", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento