¿De qué me suena esa cara? 10 actores secundarios a los que deberías poner nombre

Tras la primera parte con un repaso a grandes actrices secundarias a tener en cuenta llega el momento de los actores… Saca papel y boli y apúntate los nombres.
¿De qué me suena esa cara? 10 actores secundarios a los que deberías poner nombre
¿De qué me suena esa cara? 10 actores secundarios a los que deberías poner nombre

En el informe sobre actrices secundarias a tener en cuenta ya hablábamos de cómo, en el fondo, todos somos actores secundarios durante muchos momentos de nuestra vida y cómo en la ficción este papel es mucho más importante de lo que parece.

En la historia del cine ha habido grandes, grandísimos actores cuyas carreras se han centrado en este tipo de papeles. Actores como el entrañable Walter Brennan ¿Qué sería el western sin su sonrisa ebria, sus consejos, su presencia entre cómica y nostálgica? Harry Dean Stanton, el que probablemente sea uno de los pocos cuya carrera ha sido fructífera a los dos niveles importantes, cantidad y calidad de películas. Su despedida, Lucky, es una cinta que debería estudiarse en las escuelas; y su único papel protagonista, Paris, Texas, es ya mítico.

Por supuesto Morgan Freeman, Dios en el sentido omnipresente de la palabra. Ha estado en algunas de las películas más importantes de finales y principios de siglo, desde Cadena perpetua, Sin perdón o Seven. Y casi siempre ha devorado con su carácter y su carisma cada plano en el que ha aparecido… Aunque su compañero fuera Brad Pitt.

Y de los últimos en aparecer, el genuino y maravilloso Cristoph Waltz. Con dos Oscar casi seguidos, este actor alemán ha demostrado que nunca es tarde si eres brillante en tu trabajo. No creo que nadie, nunca, interprete a un villano como lo hizo él en Malditos bastardos. Si quieres ir preparado a una entrevista de trabajo nunca dejes de ver esta escena.

Continuando un poco con la teoría, los personajes secundarios sirven en casi todas las obras de ficción para tres cosas importantísimas:

Apoyan al héroe o se enfrentan a él. Si son villanos, obviamente lo segundo, y si no lo están ahí para brindar seguridad al protagonista.

Dan perspectiva al héroe o a la historia. Miran siempre a favor del avance de la trama. Empujan la narrativa y también tratan de persuadir al protagonista cuando comete alguna acción estúpida.

Y dan un punto de vista relatable al público. Su mirada de tercera persona sirve para que el espectador no se sienta atrapado en la historia y pueda observar la narración desde fuera, relativizar cada acontecimiento dramático. En resumen, nos pone en nuestro sitio. 

Y estas son las tres ideas claves para entender la importancia de esta profesión. El problema viene cuando los actores se convierten en más relevantes para la trama que el propio protagonista. Borja Cobeaga contaba cómo en No controles el personaje secundario interpretado por Julián Lopez, el famoso Juancarlitros, casi se carga su película.

En mitad del montaje alguien del equipo presente en el proceso comentó de manera espontánea: "¿Cuándo vuelve a salir Juancarlitros? En ese momento, Cobeaga se dio cuenta del peligro que corría su historia. Por eso es importante nunca cruzar esa línea.

Y a continuación un repaso por 10 rostros que seguro que te sonarán pero que a partir de ahora tendrás que ponerles nombre… Si quieres ser o, al menos, parecer un buen cinéfilo.

Giovanni Ribisi

¿De qué me suena esa cara? 10 actores secundarios a los que deberías poner nombre

Probablemente la primera vez que viste a este actor fue como hermano de Phoebe, en Friends. De ahí en adelante su rostro ha estado en películas importantísimas desde Salvar al Soldado Ryan, Lost in Translation, Enemigos públicos o Avatar.

Aunque últimamente le está costando entrar en proyectos que realmente merezcan la pena (su última peli es la olvidable En mil pedazos), está claro que es uno de los rostros más familiares de la industria, capaz de la comedia más absurda y del drama más cruel. Ribisi, amigos, grabadlo a fuego.

John Slattery

¿De qué me suena esa cara? 10 actores secundarios a los que deberías poner nombre

Su rostro siempre irá acompañado de la banda sonora de Mad Men, pero John Slattery no es sólo Roger Sterling, es mucho más. Su personaje en la premiada Spotlight es importantísimo, Clint Eastwood le dio varias escenas sublimes en Banderas de nuestros padres y Mike Nichols hizo lo propio en La guerra de Charlie Wilson.

Y, aunque el elenco estelar de los Vengadores asfixia a cualquiera, Slattery también ha formado parte de la saga como ese Howard Stark que nos regaló uno de los momentos más emotivos de Vengadores: Endgame.

Kieran Culkin

¿De qué me suena esa cara? 10 actores secundarios a los que deberías poner nombre

El hermano de Macaulay que, según las imágenes y vídeos de detrás de las cámaras o de photocalls, está bastante ido, ha demostrado con su papel en Succession que tiene el carisma, el físico y la voz de un actor en el límite capaz de hacer personajes perfectamente chungos.

A tener en cuenta sus apariciones en Scott Pilgrim contra el mundo o La peligrosa vida de los Altar Boys.

Wes Bentley 

¿De qué me suena esa cara? 10 actores secundarios a los que deberías poner nombre

Bentley estaba destinado a cosas más importantes que grabar una bolsa bailando con el viento. Su papel en American Beauty dejó marcados a muchos espectadores. Pero cualquiera es capaz de interpretar a un freak. Sin embargo, ahí se quedó en una especie de hibernación, con películas mediocres como Sin rastro.

Después eso sí, apareció en Los juegos del hambre (su personaje duró poco). Participó en Interstellar y en una de Terrence Malick, Knight of Cups, y el director no le borró del montaje así que algo bien tiene que hacerlo.

Jeffrey Wright

¿De qué me suena esa cara? 10 actores secundarios a los que deberías poner nombre

Tenemos a uno de los grandes aquí. Jeffrey Wright, cuya cara has visto en innumerables películas y series aún sigue siendo parte de ese grupo de actores inmerecidamente anónimos.

Su aportación es bestial: Alí, la miniserie Angels in America (con la que ganó un Globo de Oro), su divertido papel en Flores rotas haciendo sombra (OJO) al mismísimo Bill Murray, en Syriana, en La joven del agua, en películas de James Bond (Casino Royale, Quantum of Solace), en la magnífica Los idus de marzo y así hasta hoy pasando por la casi exitosa Westworld y a punto de ver qué hace en la próxima película de Wes Anderson, La crónica francesa.

Mahershala Ali

¿De qué me suena esa cara? 10 actores secundarios a los que deberías poner nombre

Este actor californiano lleva dos décadas haciéndose un hueco en la industria con papeles muy pequeños en películas como El curioso caso de Benjamin Button o Cruce de caminos. Sin embargo fue su papel en Moonlight, probablemente la interpretación más destacable de esta película, lo que le puso en boca de todos. No quieres que su personaje salga de plano nunca.

Su magnetismo continuó alucinando al mundo en Green Book, donde compartía protagonismo con un Viggo Mortensen que se había transformado en James Gandolfini… Está por ver cómo llevará el siguiente tramo de su carrera interpretando al superhéroe Blade. Pero desde luego, como actor de reparto, su labor es intachable.

Guillermo Francella

¿De qué me suena esa cara? 10 actores secundarios a los que deberías poner nombre

¿Es posible que la carrera de un actor pueda merecer la pena aunque sea solo por una escena? ¿Por un solo momento en una película? Yo me juego el cuello a que en el caso de Francella su escena en el bar junto a Darín en esa obra maestra titulada El secreto de sus ojos vale todo el esfuerzo de décadas:

Y si no te parece suficiente puedes encontrarle en prácticamente todas las comedias argentina de los últimos 20 años.

Matthew Goode

¿De qué me suena esa cara? 10 actores secundarios a los que deberías poner nombre

Actor muy británico y muy bueno. El Ozymandias de Watchmen que Snyder eligió para su revisión del cómic es también el perturbador padre de Mia Wasikowska en Stoker o el cornudo prometido de Scarlett Johansson en Match Point. Es un actor cuya presencia no se hace notar y sin embargo dota de elegancia y misterio cada escena.

Manuel Morón

¿De qué me suena esa cara? 10 actores secundarios a los que deberías poner nombre

Si hay un papel desagradable, oscuro y complicada en cualquier película española, detrás estará Manuel Morón. Lo hace siempre bien, su cara es sinónimo de hijo de puta (perdón por el exabrupto).

Fue el padre maltratador de El Bola, el compañero metomentodo de Smoking Room, uno de los carceleros de Celda 211, el mediador de 7 años, el villano de La noche de los girasoles. Su cara es historia del cine español y te suena, vaya si te suena.

Chris O’Dowd

¿De qué me suena esa cara? 10 actores secundarios a los que deberías poner nombre

Hay una serie en HBO titulada State of the Union. El argumento es sencillo, una pareja se junta en un bar 10 minutos antes de empezar terapia matrimonial. Capítulos de 10 minutos. Dos adultos echándose pullas. Ella es Rosamund Pike y él Chris O’Dowd.

Está inmenso y si ves la serie no dejarás de preguntarte ¿quién demonios es este tío? ¿Dónde le he visto antes? Te ayudo: La boda de mi mejor amiga, Si fuera fácil, la serie Girls, la serie The IT Crowd, el drama irlandés Calvary, St. Vincent, Molly’s Game

Mostrar comentarios

Códigos Descuento