Logo del sitio

David Lynch no tiene película en Cannes, pero sí un plan multimillonario por la paz mundial

El director de ‘Twin Peaks’ ha anunciado una iniciativa destinada al público universitario.
David Lynch
David Lynch

La meditación trascendental fue acuñada por el majarishi Majesh Yogi en los años 50. Esta técnica basada en la repetición de mantras ha tenido un desarrollo creciente a lo largo de las décadas, y entre los aficionados al cine logró cierta popularidad al encontrar en David Lynch un entusiasta practicante. El director achaca a la meditación trascendental su bienestar y temperamento creativo, y de hecho cuenta con toda una asociación (David Lynch Foundation) dedicada a promulgarla por el mundo, en la creencia de lo mucho que puede ayudar a las personas de cualquier país. De ahí que no sorprenda el nuevo pero decisivo paso que ha dado en su celebración de la técnica, del que se hacen eco medios como PEOPLE.

Esta semana Lynch ha estado de actualidad a causa de su presencia en la programación del Festival de Cannes, asegurada por algunos medios y tuiteros. En teoría Lynch iba a presentar en el próximo certamen el piloto de su serie para Netflix Wisteria (o Unrecorded Night), pero horas antes de que se aclarara la Sección Oficial el responsable de Twin Peaks lo desmintió por varias vías. En efecto, parece que dicha película no existe, pero eso no significa que Lynch ande desocupado: tiene su parte meteorológico diario de la ciudad de Los Ángeles, y sobre todo tiene un macroproyecto auspiciado por la David Lynch Foundation en conjunto a la Unión Global de Científicos por la Paz. Uno valorado en 500 millones de dólares, y con un objetivo tan modesto como lograr la paz mundial.

Este 14 de abril Lynch anunció que estaba desarrollando una iniciativa para la formación en meditación trascendental de hasta 30.000 estudiantes universitarios de todo el mundo. Dicha formación animaría a toda una generación a “ser expertos avanzados en meditación para construir un legado de paz mundial duradera”. “No sabemos qué nos deparará el mañana si no conseguimos la paz en este planeta. La gente decía que la guerra de Ucrania nunca tendría lugar, y ahora ha sucedido. La gente está muriendo. Las ciudades están siendo destruidas. Las cosas son muy precarias. Todo el mundo lo sabe”, explica Lynch. El programa extendería la meditación trascendental, logrando una estabilidad mental que teóricamente extinguiría cualquier conducta beligerante.

La idea es que 10.000 estudiantes de la Universidad Internacional Maharishi en EE.UU. formen parte del plan, en conjunto a otros 10.000 de la universidad hermana en la India y aún más gente procedente de universidades asociadas en puntos clave del globo. “La gente hace muchas cosas para ayudar a la humanidad y eso es algo que ha ocurrido siempre. Hablar, marchar, cantar… nada que haya traído la paz”, prosigue Lynch, que cree que gracias a la meditación trascendental el estrés y la negatividad “empezarán a diluirse” a escala global. “Empezarán a tener más energía. Empezarán a tener más creatividad. Empezarán a ser más amables. No querrán dañar a nadie. Será un mundo pacífico”.

No solo se trata de “reducir el estrés en las vidas de los estudiantes”, sino de crear “una poderosa fuerza de coherencia a una mayor escala”, tal y como podemos leer en la descripción oficial del plan. Uno donde Lynch está asociado con el célebre doctor Tony Nader, neurocientífico libanés que está considerado el pionero de la meditación trascendental moderna. “David Lynch no es solo un cineasta brillante, sino que cree que la paz mundial puede lograrse. Su plan hará lo que las bombas no pueden hacer: crear una paz real en el mundo”, ha declarado con entusiasmo.

Antes de que vuelen los epítetos de “magufo”, hay que destacar la preocupación que el responsable de Mulholland Drive siempre ha mostrado por los dramas del mundo. En su momento mostró apoyo al movimiento Black Lives Matter, y durante su citado parte meteorológico ha llegado a abordar de forma directa la invasión de Ucrania a manos del gobierno de Vladimir Putin. “Empieza a llevarte bien con los vecinos. Construye amistades”, le dijo a Putin entonces. “Somos una familia mundial, ya no hay lugar para este tipo de absurdeces. Pónganse de acuerdo. Detengan este ataque. Trabajemos juntos para que todos los países del mundo convivan en paz y resuelvan sus problemas”. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento