Daniel Day-Lewis cumple 65 años: ¿volverá al cine después de la edad de jubilación?

TCM celebra el cumpleaños del aclamado actor inglés emitiendo algunas de sus mejores películas.
Daniel Day-Lewis
Daniel Day-Lewis
Cinemanía
Celebramos el 65 cumpleaños de Daniel Day Lewis
Wochit

Cumplir 65 años significa, para muchos trabajadores, llegar a una merecida jubilación. Sin embargo, para actores, actrices y cineastas en general, alcanzar esa edad no significa mucho. Algunos necesitan seguir trabajando para vivir y otros se encuentran en plena madurez interpretativa y creativa. Hay, sin embargo, quienes anticipadamente han decidido voluntariamente despedirse de los escenarios y de los focos de las cámaras. 

Es el caso de Daniel Day-Lewis que anunció su retirada en 2017, después de rodar El hilo invisible a las órdenes de Paul Thomas Anderson. Veinte años antes, en 1997, también se tomó un largo descanso de cinco años, pero luego rodó Gangs of New York con Martin Scorsese. Los aficionados al cine esperan que dentro de un tiempo ocurra algo similar, que Daniel Day-Lewis encuentre un papel que le motive y que los espectadores volvamos a disfrutar de su inmenso talento.

Nació en Londres el 29 de abril de 1957. Su padre era un conocido poeta irlandés. Su madre, una famosa actriz. Su abuelo, uno de los mayores productores del cine británico. Cuando tenía 15 años su padre murió de un cáncer de páncreas y esto le produjo una profunda depresión. Estudió arte dramático, hizo algunas obras de teatro y series para la BBC antes de debutar en el cine.

Durante el rodaje de El crisol conoció a la que ahora es su mujer, Rebeca Miller, la hija del dramaturgo Arthur Miller. Todos los buenos aficionados al cine esperamos que no cumpla su promesa de retirada y volvamos a verle nuevamente en las pantallas de cine. Y mientras, tenemos una cita con él en TCM, que para celebrar su cumpleaños emitirá títulos clave de su filmografía como La edad de la inocencia, The Boxer, El hilo invisible, En el nombre del padre o El último mohicano.

1985. 'Mi hermosa lavandería', de Stephen Frears

Con 12 años, Daniel Day-Lewis hizo una pequeña aparición en Domingo, maldito domingo, de John Schlesinger. Tuvo también un modesto papel en la oscarizada Gandhi, de Richard Attenborough, pero su primera película importante y que le dio a conocer en todo el mundo fue Mi hermosa lavandería, de Stephen Frears. 

Allí interpretaba a Johnny Burffot, un joven hooligan que reanuda su historia de amor con Omar, un emigrante paquistaní, al que conoce desde niño y que trabaja en una lavandería. Una historia sobre cómo afrontar los prejuicios sociales y raciales en la Gran Bretaña del thatchterismo.

1992. 'El último mohicano', de Michael Mann

Convertido ya en una estrella cinematográfica y con su primer Oscar bajo el brazo, el que ganó en 1990 por Mi pie izquierdo, Daniel Day-Lewis protagoniza esta versión de la novela de James Fenimore Cooper, todo un clásico de aventuras y acción. Para interpretar su personaje el actor participó en un curso de supervivencia que incluía aprender a encender fuego con un palos y piedras, saber utilizar armas como el fusil de chispa, y aprender a manejar el tomahawk.

1993. 'La edad de la inocencia', de Martin Scorsese

Su primera colaboración con el director neoyorquino fue en esta adaptación de la novela de Edith Wharton. Un personaje, el de Newland Archer, que debe decidir entre su deseo y su deber; que se debate entre su amor imposible, la condesa Elena Olenska que interpreta Michelle Pfeiffer, y el amor real de su esposa, May Welland, a la que da vida Winona Ryder. Dos mujeres, por cierto, con las que, en la vida real, Daniel Day-Lewis mantuvo sonados romances.

1993. 'En el nombre del padre', de Jim Sheridan

En la película Daniel Day-Lewis interpretaba a Gerry Conlon, un joven que estuvo 15 años en la cárcel acusado injustamente de ser un terrorista del IRA. El actor se encerró durante tres días en una celda y pidió que le arrojaran de vez en cuando agua fría para que no pudiera dormir. Fue su segunda nominación a los Oscar.

1997. 'The Boxer', de Jim Sheridan

Una nueva incursión en el conflicto irlandés. Un film tierno, desgarrador y profundamente romántico. Después de rodar la película se retiró por primera vez del cine y se dedicó a aprender el oficio de artesano zapatero en Florencia.

2017. 'El hilo invisible', de Paul Thomas Anderson

Cuando la rodó ya era una leyenda. Había ganado un par de Oscar más, por Pozos de ambición, del propio Paul Thomas Anderson en 2008, y por Lincoln de Steven Spielberg en 2012. En El hilo invisible interpreta a un obsesivo y perfeccionista diseñador, papel por el que consiguió una nueva nominación. Un trabajo que, según confesó, le dejó exhausto y deprimido y que precipitó su retirada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento