Dakota Johnson ('Cincuenta sombras más oscuras'): "Todo lo que digo se interpreta como algo sexual"

La pareja de Jamie Dornan en la saga de filmes eróticos está harta de que internet saque de contexto sus declaraciones
Dakota Johnson ('Cincuenta sombras más oscuras'): "Todo lo que digo se interpreta como algo sexual"
Dakota Johnson ('Cincuenta sombras más oscuras'): "Todo lo que digo se interpreta como algo sexual"

Según los rumores, la producción de la franquicia Cincuenta sombras de Grey no está siendo fácil. A la discutible calidad de las novelas de E. L. James y las presiones de la propia escritora habría que unir la deserción de Sam Taylor-Wood (directora de la primera entrega, reemplazada por James Foley) y los dimes y diretes sobre el salario de las estrellas. Pero, ahora que Cincuenta sombras más oscuras está a punto de estrenarse, la protagonista Dakota Johnson ha descubierto un problema más grave: "Es imposible evitar que saquen mis declaraciones de contexto", explica la actriz en el programa Late Night with Seth Meyers, quejándose de que la prensa interpreta siempre sus palabras en un sentido sexual.

Si a alguien le parece que Johnson se queja de vicio, ojo a esta declaración: "El otro día, un periodista me preguntó cuál era mi juguete sexual favorito, lo cual me pareció una falta de educación". A fin de no liarla parda, prosigue, Johnson decidió responder: "Ninguno. Siguiente pregunta". Y, para su gran sorpresa, el titular correspondiente fue "Dakota Johnson no tiene un solo juguete sexual favorito". 

"No puedo ganar", resume Dakota Johnson. "O bien digo que odio los juguetes -y, si fuera así, ¿qué demonios hago rodando estas películas?-, o bien me gustan todos y soy una ninfómana", se queja. Y cita otra anécdota para demostrarlo. "Hace poco, estaba tomándome un café y se me acercó un chaval. Tendría unos 14 o 15 años, y quería hacerse una foto conmigo, a lo que yo accedí". Mientras se estaban haciendo el selfie, el chico le soltó lo siguiente: "No sé quién eres, pero a mi madre le ha dado un ataque al verte". "Aquella señora estaba observándonos, pero no se atrevía a mirarme a los ojos: había mandado a su hijo a la boca del lobo..."

Mostrar comentarios

Códigos Descuento