El papel que pudo interpretar Elvis Presley en 'Grease' y otras curiosidades de la película para celebrar su aniversario

Aunque en España se estrenó unos meses más tarde, el 16 de junio fue la fecha en la que esta película de John Travolta y Olivia Newton-John llegó a los cines de los Estados Unidos.
“Porque ‘Grease’ es genial: es un musical sobre los años 50, hecho en los 70 y en el que todos tienen 30. Me encanta”.
'Grease”.
Cinemanía
“Porque ‘Grease’ es genial: es un musical sobre los años 50, hecho en los 70 y en el que todos tienen 30. Me encanta”.

Hace justamente 48 años, las salas de los Estados Unidos se atestaron para ver un musical protagonizado por una cantante y el chico de Fiebre sábado noche. Olivia Newton-John había competido, para entonces, en Eurovisión y quedado cuarta, y uno de sus álbumes se había propulsado a lo más alto en las listas americanas. John Travolta era un actor joven y guapo al que el público había visto bailar en Fiebre del sábado noche un año antes, y acosar a la protagonista de Carrie el anterior. 

Unos meses más tarde, Grease ya se había embolsado casi 400 millones de dólares y todo el mundo tarareaba You’re the one that I want. Sólo la competencia con la secuela de Tiburón la privó de capitanear la taquilla, aunque la posteridad de uno y otro título ha acabado dándole la victoria a Grease. 

John Travolta y Olivia Newton-John en 'Grease'
John Travolta y Olivia Newton-John en 'Grease'
Cinemanía

La película de Travolta y Newton-John también tuvo su continuación (protagonizada por Michelle Pfeiffer) y su legado como el musical más taquillero (dejando al lado los de la factoría Disney) en América sigue intacto. Te contamos siete curiosidades sobre Grease para celebrar su aniversario.

¿Por qué 'Grease'?

Muchos espectadores entrarían al cine pensando que o ella o él se llamarían Grease, pero no. De hecho, a excepción de la canción que abre la película (Grease, de Frankie Valli) y el nombre del coche soñado de uno de los miembros de la banda (Greased lightning, la centella o, literalmente, el rayo engrasado), la palabra Grease no aparece ni una vez en el guion de la película.

'Rebelde sin causa' (1955)
'Rebelde sin causa' (1955)
WARNER BROS

La de los greasers fue una subcultura de los cincuenta, predominante compuesta por italoamericanos (el apellido del personaje de Travolta, Zuko, es italiano). Motejados como “grasientos” por los conservadores debido a las ingentes cantidades de gomina o aceite con que cubría su pelo, los greasers abrazaron defensivamente su apodo para abrir aún más la brecha que los separaba de sus padres.  

Además de la pandilla de Danny Zuko, entre los greasers del cine se cuenta el James Dean de Rebelde sin causa, los amigos de American Graffiti (especialmente, el interpretado por Paul Le Mat) o Biff y su banda en Regreso al futuro

Enamorados de Olivia

Si bien John Travolta y Olivia Newton-John protagonizaron uno de los romances más populares del cine en Grease, cuando las cámaras se apagaban, el que de verdad observaba ensimismado a Newton-John era Jeff Conaway. Tras años interpretando Grease en Broadway, Conaway, amigo de Travolta, saltó a la producción cinematográfica como Kenickie, el mejor amigo de Danny Zuko. 

Al parecer, Conaway estaba tan enamorado de Olivia Newton-John que era incapaz de dirigirle la palabra. Aunque nunca llegaría a superar su timidez, le bastó para declararse a una Newton-John, la hermana de Olivia, Rona. Con ella estuvo casado cinco años.

Jeff Conaway en 'Grease'
Jeff Conaway en 'Grease'
Cinemanía

Sandy tiene nietos

El éxito de Grease hizo inevitable una secuela, pero la catastrófica taquilla de esta segó las alas de lo que apuntaba a convertirse en una franquicia. De hecho, se habían pactado, al menos, tres entregas más sobre Danny y compañía. En 2002, Travolta y Newton-John intentaron convencer a los estudios para que produjesen una secuela sobre la vida de Sandy y Danny décadas después de su graduación, pero la Paramount no pareció cautivada ante la idea. 

Un año desde el fallecimiento de la actriz Olivia Newton John
 Olivia Newton John y John Travolta en 'Grease'
Cinemanía 

Travolta al volante

En una de las escenas, Kenickie le cuenta a Danny que ha estado trabajando durante el verano para comprarse un coche. Aún no se ha acercado a un concesionario ni sabe de qué marca será el automóvil, pero sí ha decidido un nombre para él: Greased lightning. Inmediatamente, Danny se pone a cantar sobre este coche. Analizada con una mirada crítica, no tiene mucho sentido que sea el personaje de Danny el que entone Greased lightning

En el musical, de hecho, era Kenickie el que se encargaba de esa canción. Sin embargo, Travolta se sirvió de su incipiente caché para convencer al director de que debía ser él quien estuviera al volante de Greased lightning. A Conaway no le entusiasmó la propuesta, pero acabó accediendo. 

Elvis ha dejado el edificio

Uno de los números musicales menos recordados de Grease lo protagoniza Frankie Avalon. El autor de De De Dinah se aparece en forma de ángel para cantar Beauty School Dropout. Aunque no era la primera vez de Avalon en una película (ya había salido en la formidable El álamo), sí sería una de las últimas. Su carrera cinematográfica, de hecho, acabó a lo grande: con Casino de Scorsese, en la que se interpreta, de nuevo, a sí mismo. 

Si Avalon terminó en Grease, fue porque Elvis Presley rechazó su papel. El mitológico cantante murió en 1977, un año antes del estreno, pero dado lo anticipado del rodaje (Travolta filmó Grease inmediatamente después de Fiebre del sábado noche), su aparición habría sido posible. Su única huella en Grease (además del aspecto de Danny Zuko, claro homenaje al Elvis de la primera época) es la canción Hound dog

Elvis Presley y Ann-Margret
Elvis Presley y Ann-Margret
Cinemanía

El aroma del amor y del bacon en el aire

Afortunadamente, el cine padece anosmia. En la escena de Trainspotting en la que Ewan McGregor se sumerge en el peor váter de Escocia, el espectador no se ve obligado a taparse la nariz. Grease habría sido muy distinta si hasta nuestras fosas nasales hubiese llegado lo que olían los actores del musical. Junto al instituto, había un matadero de cerdos, con lo que la fragancia del tocino y el jamón recién hecho era el auténtico perfume en la historia de amor de Sandy y Danny. 

Olivia Newton-John en 'Grease'
¡'Grease'
Cinemanía

La redención de la chica angelical

La perspectiva de los años ha diluido, quizá, el impacto que supuso el final de Grease. Su cocreador, Jim Jacobs, ha explicado numerosas veces que el desenlace era una inversión de la fórmula habitual en romances entre un canalla y una chica modélica. 

Conocido en inglés como el género de Mal chico se enamora de una buena chica (la misma Rebelde sin causa es un ejemplo), lo habitual es que la redención final la protagonice el personaje masculino, que deja su turbio pasado atrás y se concede una nueva oportunidad. En Grease, ocurre justo al revés, y es Sandy quien decide pasarse al lado peligroso de la vida.

Su momento cumbre fue como esa Sandy que pasaba de derramar merengue en 'Hopelessly Devoted to You' a marcar el ganado (y a John Travolta) en 'You're the One that I Want' dentro de 'Grease' (1978). La actriz angloaustraliana tuvo carrera corta en la gran pantalla ('Xanadú', 'Tal para cual') y blandita en la música (salvo cuando le subió la calentura con 'Physical'), pero es que no necesitaba nada más para conquistarnos eternamente.
Olivia Newton-John al final de 'Grease'
Cinemanía

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento