Logo del sitio

Cómo no ser un idiota, según Tarantino

El director de 'Pulp Fiction' anuncia la programación definitiva de su cine, y proporciona un buen consejo a los espectadores.
Cómo no ser un idiota, según Tarantino
Cómo no ser un idiota, según Tarantino

Tras anunciar su reapertura la semana pasada, el cine New Beverly de Los Ángeles ha iniciado su nueva andadura con un programa muy jugoso supervisado por su propietario, un tal Quentin Tarantino. Repleta de delicatessen diversas, dicha programación ofrece títulos como Shogun Assassin (la película favorita de Bill y la Mamba Negra), Luna nueva, Doce del patíbulo, programas dobles dedicados a Bruce Lee, Steve McQueen Robin Williams y, claro, proyecciones a granel de Pulp Fiction para celebrar el 20 aniversario del filme. Entrevistado por LA Weekly (vía Badass Digest) a cuenta de su faceta como exhibidor, Tarantino ha aprovechado para recalcar que los beneficios del local no le importan ("Si la gente quiere venir, muy bien, y si no, pues que les jodan"), y también para proporcionar un consejo interesante y algo agresivo (en su línea, vamos) a los espectadores que se acerquen a ver estas películas, procedentes todas ellas de su colección personal. Lo transcribimos a continuación:

"Mira, a veces en estas películas pasan cosas raras, chocantes y tontas, y está bien que te rías de ellas. Pero ríete porque es gracioso, no para demostrar que te sientes superior a la película", advierte El director de Reservoir Dogs. Y prosigue: "Reírte de una película antigua sencillamente porque es antigua no te hace ganar puntos. Sólo te hace quedar como un idiota". Amén.

¿Es exagerada esta advertencia de Tarantino? Pues tal vez no: quien haya asistido a según que ciclos en filmotecas y cinefórums podrá constatar como las risas irónicas castigan tanto a clásicos de la serie B como a filmes cuya seriedad parece a prueba de revisionismos. Sin ir más lejos, La palabra (el drama teológico-costumbrista dirigido por Carl Theodor Dreyer en 1955) despierta muchas veces la hilaridad de la audiencia dada la peculiar voz de su protagonista, Preben Lerdorff. Y, dado que en el programa del New Beverly hay espacio para multitud de títulos de serie B, es comprensible que el genio de la gran mandíbula quiera salvar a sus películas favoritas de la 'ironía hipster'. ¿Piensas que el director no lleva razón? ¿Estás de acuerdo con él? Cuéntanoslo en los comentarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento